Quantcast

Publicidad

Editar mi perfil

Cafeína y alcohol provocarían cambios en el ADN

Por HolaDoctor -

A todos nos gusta empezar el día con una taza de café caliente y en las reuniones con amigos o al terminar la semana tomarnos una copita, sin embargo, serían hábitos no tan positivos. Un nuevo estudio de la Universidad de Tel Aviv sugiere que la cafeína y el alcohol provocan cambios en el ADN, afectan el envejecimiento celular y la probabilidad de desarrollar cáncer.

El equipo de investigadores del Departamento de Microbiología Molecular y Biotecnología de la Universidad de Tel Aviv encabezado por Prof. Martin Kupiec examinó los efectos que tenían algunas de las sustancias a las que estamos expuestos en la vida cotidiana como la cafeína y el alcohol sobre la longitud de los telómeros.

Los telómeros son secuencias repetitivas de ADN situados en los puntos extremos de los cromosomas y cumplen un importante papel en la protección del genoma en cada célula, su acortamiento o alargamiento son determinantes en el desarrollo de cáncer y el envejecimiento celular.

Los resultados de la investigación sugieren que cuando la estabilidad del genoma es afectada por substancias químicas ambientales como la cafeína y el alcohol, la longitud de los telómeros cambia y se expone a las células a mutaciones, lo que puede acelerar el envejecimiento y la aparición de enfermedades.

Cómo se hizo la investigación

Para llegar a dicha conclusión los investigadores cultivaron células de levadura en condiciones que generan radicales libres para poner a prueba los efectos sobre la longitud de los telómeros. Las células de levadura fueron expuestas a diversos fármacos y productos químicos que no mostraron ningún efecto sobre la longitud del telómero. Sin embargo, una baja concentración de cafeína, similar a la cantidad que se encuentra en un shot de expresso reflejó un acortamiento de los telómeros mientras que la exposición a una solución de etanol de 5 a 7% alargo los telómeros.

Para entender estos cambios, se escanearon 6,000 cepas de la levadura, cada una con un gen diferente desactivado. Luego se realizaron pruebas genéticas en las cepas con los telómeros más largos y más cortos. Se encontró que unos 400 genes son los que interactúan para mantener la longitud de los telómeros. Los investigadores señalan que se necesita más trabajo de laboratorio para probar una relación causal y no una mera correlación, entre la longitud de los telómeros y el envejecimiento o el cáncer.

El estudio publicado en la revista Public Library of Science se basó en un hallazgo de la Dra. Elizabeth Blackburn, quien recibiera el Premio Nobel de medicina en 2009 por su trabajo sobre los telómeros. Para Blackburn a medida que los telómeros se acortan (por la edad de la persona o por estar sometida a fuertes periodos de estrés) se da paso a la degradación celular, la cual a su vez lleva a las arrugas, las patas de gallo y otras señales del paso del tiempo. Refiere además que los telómeros cortos en células de la sangre preceden la aparición y el avance del cáncer.

Llevar una vida sana alarga los telómeros

En tanto, una investigación llevada a cabo por la Universidad de California, San Francisco (UCSF) y el Preventive Medicine Research Institute en California publicada en la revista The Lancet Oncology mostró que los cambios en el estilo de vida como mejorar la dieta, el ejercicio moderado y disminuir el nivel de estrés, pueden alargar los telómeros.

Durante 5 años los investigadores dieron seguimiento de 35 pacientes con cáncer de próstata temprano para analizar la relación entre cambios en su estilo de vida y los cambios en la longitud de los telómeros para lo que analizaron el conjunto de células del sistema inmune aisladas de la sangre al inicio y al final del estudio.

Los resultados demostraron que el grupo que cambio su estilo de vida aumentó la longitud de sus telómeros un 10% comparado con la longitud al inicio del estudio. Por el contrario, los hombres que no habían cambiado nada en su estilo de vida habían sufrido el acortamiento normal de los telómeros.

La función de los telómeros es la de proteger a los cromosomas del deterioro que va ocurriendo con las sucesivas divisiones de la célula. Sin los telómeros, los genes que se encuentran al final de los cromosomas se irían perdiendo. Cuanto más vieja es la célula, más cortos son los telómeros. Hasta que llega a un tamaño mínimo en el que la célula deja de funcionar correctamente y muere. El acortamiento de los telómeros está asociado al envejecimiento y a diversas enfermedades relacionadas como el cáncer. Telómeros largos están asociados con una menor incidencia de enfermedades y con una vida más longeva.

Bajo la normativa de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act o ACA en inglés) no importa la condición médica que tengas, uno de los mandatos de la Ley prohíbe a las aseguradoras discriminar a personas con condiciones preexistentes, y también elevar las primas en caso de enfermedad. Además, la prevención es uno de los ejes fuertes de la Ley, por eso, hay una amplia gama de exámenes preventivos a los que podrás acceder de manera gratuita o a un costo moderado. Conoce más de estas opciones en el Centro de Seguros Médicos.

Más para leer:

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo