SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cómo pasar unas fiestas alegres en épocas de dificultades económicas

Por Madonna Behen, Reportero de Healthday -
Cómo pasar unas fiestas alegres en épocas de dificultades económicas

Expertos sugieren formas para preparar a la familia ante expectativas más bajas

VIERNES, 17 de diciembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Las tiendas están abarrotadas, las menorás están encendidas, y las casas y los árboles de Navidad brillan con las luces: la temporada festiva ha comenzado oficialmente.

Pero con más de quince millones de estadounidenses sin empleo en este momento, para muchas personas se hace difícil crear la alegría de la temporada para ellos mismos y sus hijos.

El 80 por ciento de los padres afirmó que el dinero es una fuente significativa de estrés en sus vidas, según los resultados de la más reciente encuesta Estrés en EE. UU., publicados por la Asociación Estadounidense de Psicología (APA). Cuando las preocupaciones sobre las dificultades económicas chocan contra las expectativas de los niños de regalos costosos y unas vacaciones extravagantes, el estrés se magnifica.

"Durante las fiestas, es importante que las familias trasciendan la expectativa de que todo el mundo tiene que recibir todo lo que deseó en su lista", afirmó Mary K. Alvord, psicóloga clínica con un consultorio privado en Rockville y Silver Spring, Maryland. "De lo contrario, tanto adultos como niños sufrirán una desilusión".

"Si tiene dificultades económicas, considerar la situación como una oportunidad para volver a enfocarse en las cosas más importantes, como la unión familiar, puede ser útil", señaló Craig S. Fabrikant, psicólogo del personal del Centro Médico de la Universidad de Hackensack en esa ciudad de Nueva Jersey.

Alvord y Fabrikant ofrecieron los siguientes consejos sobre cómo las familias pueden aprovechar las fiestas al máximo, tanto en las épocas buenas como en las malas:

Sea honesto. No intente ocultar los problemas financieros a sus hijos, ni actuar como si todo fuera como siempre. Según la encuesta de la APA, más del 90 por ciento de los niños informan que saben si sus padres están estresados, pero menos de un tercio de los padres cree que es así. "Los niños saben cuando las cosas van mal, en realidad detectan el estado de ánimo mejor que los adultos porque pueden descartar todas las defensas", aseguró Fabrikant. Antes de sentarse con sus hijos, piense en cómo le explicará la situación, aconsejó Alvord. "Los padres deben conversar sobre las consecuencias probables de perder el trabajo y los ingresos de forma realista, pero no alarmante", planteó. "Con frecuencia, los niños interpretan mal el significado de perder un trabajo y pueden pensar en extremos, como que tal vez no tengan suficiente comida o que no recibirán ningún regalo".

Tenga un plan. "Un plan ayuda a sentir que tenemos algo de control sobre nuestras vidas, que tenemos el mando", apuntó Alvord. Recomendó programar una reunión familiar y pedir a todos que propongan ideas creativas para ahorrar dinero en las fiestas, como hacer una noche de juegos en familia o planificar un paseo por una ruta local. "Al principio, no tienen que ser realistas. Anime a una lluvia de ideas, y luego elija lo que es factible", dijo Alvord.

Una dosis de modestia. "Se puede tener un árbol de Navidad que no sea el más grande de la tienda", comentó Fabrikant. De forma similar, es mejor que las listas de regalos solo contengan unos cuantos que sean significativos, en lugar de correr el riesgo de contraer deudas. "En realidad no importa si tiene 400 luces en la casa, o 50", añadió.

Piense en regalos no convencionales. "Independientemente de si hay poco dinero o no, los regalos no monetarios que demuestran su amor al ofrecer tiempo y energía son una buena idea", aseguró Alvord. Por ejemplo, los familiares pueden crear certificados de regalo en que una persona se ofrece a hacer las tareas hogareñas de otra durante una semana o un padre puede regalar un cupón par una actividad futura que sea del agrado del adolescente, como ir a una película especial. También puede dar regalos hechos en casa, que con frecuencia son los que resultan más entrañables.

Encuentre el lado positivo. "Suena a cliché, pero es importante plantear la situación desde lo que tenemos, no desde lo que carecemos", aseguró Alvord. Una idea es que todos escriban cumplidos para cada miembro de la familia en papelitos, y los coloquen en una canasta. "Pueden turnarse para leerlos en voz alta mientras escuchan música alegre", dijo Alvord. Guárdelos todos los años, y conviértalo en una tradición festiva.

Más información

Para más información sobre cómo enfrentar el estrés de las fiestas, visite la Cínica Cleveland.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad