SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cómo cuidar a los niños en otoño

Por HealthDay/HolaDoctor -
Cómo cuidar a los niños en otoño

Con la llegada del otoño, los días se hacen más cortos y el clima cambia, lo que puede traer riesgos especiales para los niños.

El hecho de que los días se hagan más cortos significa que los jóvenes podrían volver a casa caminando o en bicicleta de las actividades extraescolares al anochecer o cuando ya está oscuro. 

Los expertos Hospital Pediátrico de la Universidad de California (UC) en Davis y del Programa de Prevención de Traumatismos de la UC en Davis afirman que se debe enseñar a los niños a asegurarse de que les puedan ver, incluso cuando la visibilidad sea baja.

Para prevenir lesiones, aconsejan a los padres a que recuerden a sus hijos lo siguiente:

  • Ir por la acera y mantenerse fuera del asfalto. Enseñarles que es importante cruzar solamente al final de la calle y nunca entre los coches estacionados.
  • Llevar ropa o chaquetas brillantes o con colores claros. También pueden llevar zapatos que tengan material reflectante o tener una pequeña luz de advertencia en la bolsa, la mochila o en la trabilla del pantalón para que los conductores puedan verlos.
  • Usar luces en la noche. Instale luces delanteras y luces traseras en las bicicletas o patinetes de sus hijos que se puedan encender cuando haya oscurecido.
  • Mantenerse alerta y llevar un casco. Recuerde a sus hijos cuáles son los riesgos de andar en bicicleta o en patinete cerca de los coches e insista en que lleven casco cada vez que lo hagan.

Los parques son otro lugar en que los niños podrían estar en riesgo. Más de 200,000 lesiones al año se producen en los parques en Estados Unidos, muchas veces por caídas producidas por las condiciones húmedas, según los expertos de la UC en Davis. Sugieren que los padres enseñen a sus hijos a que sigan estos pasos:

  • Prestar atención a los alrededores y tener cuidado con los parques infantiles, incluyendo los travesaños y las barras.
  • Llevar zapatillas de deporte con cordones.
  • Evitar poner la cabeza entre las barras o las cadenas.
  • Usar las barandillas en los puentes y las pasarelas.
  • Evitar los aparatos que tengan bordes afilados o herramientas al descubierto.
  • No saltar de columpios o las estructuras con altura o de un aparato a otro.

Los niños que jueguen deportes en otoño, como fútbol o fútbol americano, deberían tomar precauciones para protegerse de las lesiones en la cabeza. Deberían llevar siempre un equipamiento que les quede bien ajustado, incluyendo los cascos, los protectores bucales, las rodilleras, las coderas, las espinilleras y el calzado. Los niños que jueguen deportes en otoño también deberían:

  • Hacer un calentamiento y estiramientos leves antes de jugar.
  • Beber mucha agua a lo largo de los entrenamientos o de los partidos para mantenerse hidratados.
  • Los futbolistas nunca deberían "cabecear" la pelota, sobre todo los menores de 10 años.

Cuando llegue el clima más frío, los niños que jueguen deportes en invierno deberían descansar cuando se sientan cansados. 

Es importante que lleven varias capas de ropa, gafas de sol, gafas de protección y filtro solar además de artículos de protección, como el casco y muñequeras.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más consejos sobre la salud y la seguridad en otoño.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad