SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Aumentan los casos de gota dolorosa en los EE. UU.

Por Alan Mozes, Reportero de Healthday -
Aumentan los casos de gota dolorosa en los EE. UU.

Estudios señalan que el consumo de café podría afectar el riesgo de esta afección artrítica

DOMINGO, 7 de noviembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Un estudio reciente señala que cada vez más estadounidenses luchan contra la gota mientras los índices de esta afección artrítica y a veces debilitante continúan con su ascenso desde hace décadas.

Los investigadores informan que en 2008, unos 8.3 millones estadounidenses tuvieron ataques de gota, el equivalente al 3.9 por ciento de la población adulta de los EE. UU. Esto es un aumento sustancial en el índice de prevalencia en relación con el 2.7 por ciento observado a finales de la década de 1980 y principios de la década de 1990.

Los hallazgos tenían previsto presentarse esta semana en la reunión científica anual del Colegio Estadounidense de Reumatología (American College of Rheumatology), en Atlanta. Otras investigaciones presentadas en la reunión sugieren que dos de las bebidas favoritas de los EE. UU., el café y las bebidas azucaradas como las gaseosas, podrían contribuir al riesgo de gota.

La gota es una forma muy dolorosa de artritis causada por la acumulación de ácido úrico. Esto hace que se depositen cristales de ácido úrico en el cartílago de las articulaciones, tendones y demás tejido circundante, especialmente en los pies, lo que causa una reacción inflamatoria.

El estudio sobre el aumento en el número de casos de gota fue dirigido por Yanyan Zhu, profesora asistente de investigación en la unidad de investigación y capacitación en epidemiología clínica de la Facultad de medicina de la Universidad de Boston. Su equipo analizó dos Encuestas nacionales de examen de la salud y la nutrición (National Health and Nutrition Examination Surveys)

La primera encuesta se realizó entre 1988 y 1994. En ella participaron cerca de 19,000 hombres y mujeres de veinte años o mayores. En la segunda hubo más de 5,700 participantes y cubrió el período entre 2007 y 2008.

Zhu y su equipo anotaron que el índice de gota ya se había duplicado en los EE. UU. entre los sesenta y los noventa, y hallaron que el índice ha seguido creciendo en el nuevo siglo, sobre todo por el aumento entre hombres y adultos mayores.

Además de los índices crecientes de gota, los autores también hallaron que la hiperuricemia (una afección previa a la gota definida por la presencia de niveles anormalmente elevados de ácido úrico en la sangre) también está aumentando.

Los ensayos demostraron que durante el período de veinte años del estudio, la cantidad de estadounidenses que tenían hiperuricemia aumentó de poco más de 18 por ciento en la población general a cerca de 21.5 por ciento.

Un experto aseguró que no sorprende que los índices de gota estén aumentando.

"Primero, nuestra capacidad para diagnosticar la gota antes y probablemente con más frecuencia ha mejorado"; aseguró el Dr. Nathan Wei, director clínico del Centro de Tratamiento de la Artritis en Frederick, Maryland. "Además, la segunda razón es que la gente está viviendo más tiempo en general y en particular las mujeres después de la menopausia se están haciendo más propensas a la gota. Además, eso se debe a que uno de los factores de riesgo para la gota es la institución de la terapia diurética, que típicamente se receta para la hipertensión arterial en mujeres posmenopáusicas. Esto puede aumentar los niveles de ácido úrico y conducir a la gota".

Zhu y sus colegas también señalaron un aumento general en la obesidad y la hipertensión entre estadounidenses como posibles factores contribuyentes.

"La gota es la artritis inflamatoria más común en los EE. UU.", agregó la Dra. Tuhina Neogi, autora líder de otro estudio sobre la gota y profesora asociada de medicina en la Facultad de medicina de la Universidad de Boston. "Contamos con buenos medicamentos que potencialmente pueden prevenir los ataques de gota, pero la gente sigue sufriendo los ataques. Los ataques recurrentes son la mayor carga de la gota".

Neogi y su equipo buscaron aclarar otra cuestión. ¿Podría la cafeína que millones de estadounidenses beben a diario en el café, el té y otras bebidas ayudar a desencadenar los ataques de gota?

"Sabemos que hay algunos factores que pueden desencadenar ataques de gota, como consumir alcohol, carne roja y ciertos tipos de mariscos", dijo. "Y aunque un estudio anterior halló que, a largo plazo, la ingesta de cafeína parece en realidad reducir el nivel de ácido úrico en el organismo y el riesgo de desarrollar gota entre los que han experimentado un ataque, queríamos ver cuál podría ser el impacto de la cafeína para los pacientes que ya tienen antecedentes de gota".

Según Neogi, el estudio halla que los atracones de cafeína podrían ayudar a suscitar un brote. "Los pacientes de gota que generalmente consumen dos porciones o menos de una bebida con cafeína al día aumentan el riesgo de 24 horas de experimentar un ataque de gota entre cuarenta y ochenta por ciento, en lugar de beber tres o cuarto porciones de cafeína", dijo.

De hecho, los pacientes que típicamente consumían bajos niveles de cafeína y luego bebían seis porciones de bebidas con cafeína en un día aumentaban en más de tres veces su riesgo de un ataque. Sin embargo, los bebedores habituales de más de dos porciones de bebidas con cafeína al día no fueron afectados por el aumento en el consumo diario.

El estudio no se enfocó exclusivamente en el café, sino en todas las bebidas que contienen cafeína, como el té, las gaseosas y productos como Red Bull.

Según Neogi, la estructura química de la cafeína es muy similar a la de un medicamento estándar para la gota crónica conocido como alopurinol, que usualmente se utiliza para controlar la gota reduciendo los niveles de ácido úrico. El alopurinol es efectivo para aliviar la gota y prevenir ataques a largo plazo, pero a corto a plazo, puede desencadenar en realidad exacerbaciones entre pacientes que la toman por primera vez.

La cafeína podría tener un efecto a corto plazo similar, dedujo Neogi.

Un tercer estudio, también de la Facultad de medicina de la Universidad de Boston que también debe presentarse en la reunión, halló una conexión entre un mayor consumo de gaseosas y otras bebidas endulzadas con fructosa, y un aumento en el riesgo de gota para las mujeres.

Los investigadores, dirigidos por el Dr. Hyon Choi, examinaron la información sobre unas 79,000 mujeres durante un período de 22 años.

Hallaron que las mujeres que consumían una porción diaria de bebidas como gaseosas endulzadas con azúcar y/o jugo de naranja tuvieron cerca del doble de probabilidades de desarrollar gota, frente a las mujeres que bebieron menos de una porción al mes. El riesgo más que se duplicó entre las mujeres que bebieron dos o más porciones de estas al día.

Más información

Para más información sobre la gota, visite los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad