SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Aumentan las preocupaciones sobre los peligros de las bebidas alcohólicas con cafeína

Por Alan Mozes, Reportero de Healthday -
Aumentan las preocupaciones sobre los peligros de las bebidas alcohólicas con cafeína

Expertos alarmados a medida que estudiantes universitarios que consumen las populares bebidas terminan en el hospital

JUEVES, 29 de octubre (HealthDay News/HolaDoctor) -- El debate sobre los peligros de las bebidas energéticas alcohólicas, populares entre los jóvenes porque son baratas y añaden la potencia de la cafeína, se ha intensificado después de que estudiantes de universidades de Nueva Jersey y el estado de Washington se intoxicaron hasta tal punto que terminaron en el hospital.

Las bebidas con sabores frutales, vendidas bajo atractivos nombres, vienen en recipientes de gran tamaño que recuerdan a las bebidas deportivas y los refrescos sin alcohol, y los críticos advierten que esto no es accidental. Señalaron que las bebidas se están mercadeando a consumidores jóvenes como una forma segura y barata de beber hasta el exceso.

Una marca, una bebida de malta con sabor a fruta que se vende como Four Loko, ha causado preocupación en particular porque fue consumida por estudiantes universitarios de Nueva Jersey y el estado Washington antes de que terminaran en la sala de emergencia, algunos con altos niveles de envenenamiento por alcohol.

"La imagen de refresco o bebida energética de estos productos no es más que apariencia peligrosa", asegura el Dr. Eric A. Weiss, experto en medicina de emergencia de la facultad de medicina de la Universidad de Stanford en Palo Alto, California. "Esconde el hecho de que uno está consumiendo cantidades significativas de alcohol. Y eso es potencialmente peligroso, no sólo porque daña la salud, sino porque afecta la coordinación y el juicio de una persona".

De hecho, estas bebidas alcohólicas con cafeína pueden contener entre seis y doce por ciento de alcohol. Ese es el equivalente de más o menos dos a cuatro cervezas, respectivamente.

"Y lo que me preocupa como médico de traumas es que alguien se bebe una lata de esto y no se da cuenta de cuánto alcohol ha consumido", anotó Weiss. "Mientras que si se bebe cuatro cervezas probablemente tenga mucho más en cuenta la cantidad de alcohol que ha consumido y por ejemplo no intentará conducir".

Cualquiera que piense que la cafeína de estas bebidas puede proteger contra los efectos negativos de la intoxicación tendrá una gran decepción, añadió Weiss.

"Las películas viejas mostraban a gente que se emborrachaba con los amigos y consumía café antes de entrar al automóvil para conducir a casa, pero simplemente no hay pruebas de que funcione así", advirtió. "La cafeína puede ayudar a mantener despierto, pero no mitiga el efecto del alcohol. No reduce la pérdida de coordinación, los malos juicios, las náuseas ni el malestar de beber en exceso. La cafeína no ayudará a alguien que intenta conducir y que comienza a hacer curvas".

Hasta la fecha, no hay ninguna ley federal ni estatal para regular o prohibir específicamente la venta de bebidas alcohólicas con cafeína, que actualmente llevan etiquetas que advierten sobre el contenido de alcohol. Sin embargo, la seguridad de estas bebidas está siendo revisada por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU., que no ha dado su visto bueno para la adición de cafeína a una bebida alcohólica. En julio, el senador Charles Schumer (demócrata de Nueva York) pidió a la Comisión Federal de Comercio que investigue si las bebidas se diseñan a propósito para atraer a bebedores menores de edad.

Chris Hunter, cofundador y socio administrativo de Phusion Projects, fabricante de Four Loko, con sede en Chicago, defendió el producto. En declaraciones a The New York Times, aseguró que la compañía intenta evitar que sus productos sean consumidos por menores de edad. "El mal uso, el abuso y el consumo de los menores de edad son problemas a los que se enfrenta el sector. A todos nos gustaría abordarlos", aseguró. "Enfocarse en o prohibir un solo producto o categoría no los resolverá. Lo que lo hará será la educación al consumidor".

Pero el Dr. Richard Zane, vicepresidente de medicina de emergencia del Hospital Brigham y de Mujeres de Boston, opina que la llegada de la bebida alcohólica energética es "problemática a muchos niveles".

"Lo peligroso es el paquete en conjunto", señaló. "Es por la forma en que se mercadea específicamente con latas coloridas y bonitas de nombres graciosos claramente diseñados para atraer a gente joven, así como la falsa percepción de que la cafeína que contiene mantendrá a los bebedores alertas y de alguna forma protegerá contra la intoxicación extrema. Además está el efecto toxicológico real de combinar un estimulante con depresivos".

"Por supuesto, combinar alcohol y cafeína no es nada nuevo", reconoció Zane, que también es profesor asociado del departamento de medicina de emergencia de la facultad de medicina de la Harvard en Boston. "Pero la forma de mercadearlo sí lo es. Estas bebidas fomentan beber grandes cantidades de alcohol".

Y enfatizó que "la cafeína no tiene ningún efecto de protección, en lo absoluto. Estas bebidas dan una falsa sensación de que, cuando se combinan con un alto contenido de alcohol, la cafeína fomentará la alerta. Pero como estimulante, la cafeína en altas cantidades hará que una persona se sienta agitada. Y en cantidades realmente altas hará que se sienta muy mal y tiemble. Pero la cafeína no necesariamente aumenta la alerta".

"Así que esto es en realidad una forma de lograr que los jóvenes beban más mediante un engaño", comentó Zane con contundencia. "Y ese es un gran problema".

Más información

Para más información sobre la bebida entre menores de edad, visite los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad