SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Aumentan las lesiones por los saltos en tirolesa

Por HealthDay -

La creciente popularidad del deporte de aventura incluye un aumento de las visitas a emergencias, según un estudio

LUNES, 5 de octubre de 2015 (HealthDay News) -- Saltar en tirolesa (zip lining) se ha convertido en una popular forma de experimentar un poco de aventura, pero esa emoción momentánea puede llevar, sin quererlo, a que se produzcan lesiones graves, informan unos investigadores.

"Aunque la tasa de lesiones al saltar en tirolesa es relativamente baja, cuando se producen lesiones pueden ser bastante graves", advirtió la coautora del estudio, Tracy Mehan, administradora de investigación traslacional del Centro de Investigación y Políticas sobre las Lesiones del Instituto de Investigación del Hospital Pediátrico Nacional en Columbus, Ohio.

"La alta tasa de hospitalizaciones es coherente con lo que vemos en los deportes de aventura, y refleja la gravedad de las lesiones asociadas con esta actividad", dijo Mehan en un comunicado de prensa del hospital.

Se estima que entre 1997 y 2012 se trataron 16,850 lesiones no letales por saltar en tirolesa en los departamentos de emergencias de EE. UU., y casi el 70 por ciento de esas lesiones ocurrieron en los últimos cuatro años de ese periodo.

Tan solo en 2012, se trataron más de 3,600 lesiones relacionadas con saltar en tirolesa en emergencias, lo que equivale a unas diez al día. Más del 90 por ciento de las lesiones se produjeron entre abril y octubre, y el máximo fue en julio, hallaron los investigadores.

Las principales causas de lesiones fueron caídas (el 77 por ciento) y choques (el 13 por ciento), incluyendo choques con los árboles y otras estructuras utilizadas para sujetar las tirolesas.

Los tipos más comunes de lesiones fueron fracturas óseas (el 46 por ciento), moretones (el 15 por ciento), esguinces/torceduras (el 15 por ciento) y conmociones o lesiones cerradas de cabeza (el 7 por ciento). El once por ciento de los pacientes con lesiones relacionadas con las tirolesas fueron admitidos al hospital, según el estudio, que aparece en la edición del 5 de octubre de la revista American Journal of Emergency Medicine.

Una tirolesa es una polea vinculada a un cable que por lo general está hecho de acero inoxidable. El cable se suspende sobre una pendiente, lo que permite al usuario aprovechar la gravedad para deslizarse desde la parte superior hasta la parte inferior del cable.

La cantidad de tirolesas comerciales en Estados Unidos aumentó de 10 en 2001 a más de 200 en 2012, y hay más de 13,000 tirolesas de aficionados en programas de educación al aire libre, campamentos y patios, según el estudio.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre las lesiones causadas por los deportes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad