SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Aumentan de forma vertiginosa las recetas de estimulantes y analgésicos para los jóvenes

Por Amanda Gardner, Reportera de Healthday -
Aumentan de forma vertiginosa las recetas de estimulantes y analgésicos para los jóvenes

Los autores del estudio anotan que las tendencias reflejan aumentos similares en el uso incorrecto de estos poderosos medicamentos

MARTES, 30 de noviembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- La cantidad de recetas para medicamentos controlados como los opiáceos y los estimulantes casi se ha duplicado en los adolescentes y los adultos jóvenes desde 1994.

La tendencia, sobre la que se informa en la edición de diciembre de Pediatrics, refleja un aumento similar en el uso incorrecto de estos medicamentos. El uso ilícito de medicamentos recetados entre los adolescentes y los adultos jóvenes ya supera el uso de todas las demás drogas ilícitas, a excepción de la marihuana.

Los investigadores no pudieron atribuir el aumento en el uso indebido a más recetas, aunque sí urgieron tanto a médicos como a pacientes a mantenerse vigilantes al considerar el uso de medicamentos como Oxycontin o Ritalin.

"Nuestro estudio no examinó la relación entre las recetas y el uso indebido, pero más recetas aumentan la disponibilidad potencial [de estos medicamentos]", aseguró el Dr. Robert Fortuna, autor del estudio y profesor asistente de medicina interna y pediatría del Centro Médico de la Universidad de Rochester. "Médicos y pacientes necesitan tener en cuenta el aumento en los índices de recetas, el uso indebido y hablar sobre los riesgos y los beneficios".

"En total, se prescribió un medicamento controlado en cerca de una de cada seis [visitas a centros de salud] de adultos jóvenes y una de cada nueve para adolescentes, agregó. "Las cifras son enormes".

El aumento en los índices de recetas de medicamentos controlados no es un fenómeno nuevo. Muchos consideran que en parte tiene que ver con iniciativas recientes para asegurarse de que el dolor no deje de ser tratado.

"Consideramos que hemos estado utilizando analgésicos y medicamentos sedantes hipnóticos menos de lo necesario porque nos ha preocupado mucho el potencial de abuso", aseguró el Dr. Jess Shatkin, director de educación y capacitación del Centro de Estudios del Niño de la NYU en la ciudad de Nueva York.

"Los aumentos probablemente se deban a cambios en las regulaciones tanto a escala federal como estatal", coincidió Fortuna. "Se ha hecho más hincapié en tratar a los pacientes en caso de dolor. Además, existe evidencia de que los médicos se están sintiendo cada vez más cómodos recetando estos medicamentos".

Los opiáceos son un ejemplo notable. Las ventas de oxicodona aumentaron en 732 por ciento y las de metadona en más de mil por ciento entre 1997 y 2006.

Los autores examinaron dos bases de datos nacionales para determinar la frecuencia con la que se recetaban opiáceos, sedantes hipnóticos y estimulantes a adolescentes y adultos jóvenes.

Solo en 2007, estos medicamentos se recetaron en 2.3 millones de visitas para adolescentes y 7.8 millones de visitas para adultos jóvenes.

En 1994, esos medicamentos se recetaban únicamente en el 6.4 de esas visitas para adolescentes, pero aumentaron a 11.2 por ciento en 2007. Para los adultos jóvenes, el índice aumentó de 8.3 a 16.1 por ciento.

Los médicos escribieron esas recetas en consultorios médicos regulares y en departamentos de emergencia para lesiones y para quejas más comunes, como dolor de espalda.

Fortuna reconoció que una desventaja del estudio fue que "no examinó los medicamentos que se entregan a otra persona o a los que se da un uso inadecuado".

Él y otros investigadores hicieron un llamado a más investigaciones sobre tendencias de recetas y uso indebido de recetas. Y resaltó el potencial de trauma, comportamientos de alto riesgo y sobredosis no intencional entre los que abusan de sustancias controladas.

Otros expertos estuvieron de acuerdo en que era necesario ser precavido.

"Hay una conexión potencial entre un mayor número de recetas y más riesgo potencial de que los pacientes las usen para un fin no intencionado, o se las den a un amigo o a otra persona", aseguró Shatkin. "No es poco común que suceda".

"Ciertamente, nos preocupa más su uso indebido y entrega a otras personas", aseguró Fortuna. "El aumento en las recetas de medicamentos controlados como opiáceos, estimulantes y sedantes en sí mismo no es necesariamente malo, siempre y cuando se usen apropiadamente".

Más información

Para más información sobre el abuso de drogas, visite el Instituto Nacional de Abuso de Drogas de los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad