SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Asocian la terapia hormonal para la menopausia con el sangrado gastrointestinal

Por Steven Reinberg, Reportero de HealthDay -
Asocian la terapia hormonal para la menopausia con el sangrado gastrointestinal

El riesgo de un tipo de colitis aumentó en cierta medida entre las usuarias actuales de TRH, encontró un estudio

LUNES, 18 de mayo de 2015 (HealthDay News) -- La terapia de reemplazo hormonal (TRH) para aliviar los síntomas menopáusicos podría aumentar un poco el riesgo de sangrado grave intestinal inferior, sugiere un estudio reciente.

En la década de los 90, millones de mujeres estadounidenses recurrieron a la TRH para ayudar a aliviar los síntomas de la menopausia. Pero los resultados de un emblemático estudio llamado Iniciativa de Salud de las Mujeres, publicados en 2002, encontraron que el uso a largo plazo de la terapia aumentaba el riesgo de cáncer de mama de las mujeres, además de su riesgo de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares (ACV). Poco después, el uso del régimen descendió de forma dramática.

Ahora, los investigadores señalan que la propensión de la TRH a la coagulación, vinculada con los ataques cardiacos y los ACV, podría también resultar en sangrado en la parte inferior de los intestinos.

"La TRH es un tratamiento efectivo, pero conlleva riesgos", dijo el investigador líder, el Dr. Prashant Singh, del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

Singh dijo que el riesgo de que cualquier mujer en particular sufra un sangrado gástrico debido a la TRH es muy bajo. "Hay un aumento en el riesgo, pero el riesgo absoluto es bajo", aseguró.

Los investigadores dijeron que el sangrado en la parte baja de los intestinos vinculado con la TRH con frecuencia se desarrolla debido a una afección llamada colitis isquémica. La colitis isquémica ocurre cuando unos coágulos sanguíneos bloquean los vasos sanguíneos en el intestino grueso. Eso interrumpe el flujo sanguíneo a parte del intestino. Sin un riego sanguíneo adecuado, esa porción del intestino muere, momento en que comienza el sangrado de esa área, apuntaron los investigadores.

Los resultados del estudio se presentaron el 18 de mayo en la Semana de las Enfermedades Digestivas (Digestive Disease Week), en Washington, D.C. Los estudios presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Para el estudio, el equipo de Singh recolectó datos sobre casi 74,000 mujeres. Los investigadores compararon episodios de sangrado intestinal entre las que usaban la TRH y las que nunca la usaron.

Encontraron que las mujeres que usaban la TRH en la actualidad experimentan un aumento de alrededor del 50 por ciento en el riesgo de cualquier tipo de sangrado gastrointestinal (GI) en comparación con las mujeres que nunca han usado la TRH. Las ex usuarias tenían un aumento de casi un 20 por ciento en el riesgo de sangrado GI en comparación con las mujeres que nunca habían usado la terapia hormonal, halló el estudio.

Además, las mujeres que estaban usando la TRH tenían casi el doble de probabilidades de sufrir de colitis isquémica y sangrado de la parte baja del intestino. Pero no hubo diferencias en la incidencia de sangrado de la parte alta del intestino entre las mujeres que usaban la TRH y las que no, según el estudio.

El grupo de Singh también encontró que mientras más tiempo usaba una mujer la TRH, más probable era que sufriera un sangrado importante de la parte baja del intestino. Hay un mayor riesgo de sangrado en la parte baja del intestino que en la parte alta porque en la parte baja del intestino hay menos vasos sanguíneos. Eso significa que la coagulación de la parte baja del intestino tiene un efecto más pronunciado sobre el riego sanguíneo, apuntó Singh.

En el estudio, los investigadores tuvieron en cuenta otros factores de riesgo conocidos del sangrado intestinal, como el peso, fumar, el uso de anticonceptivos orales, y el uso de aspirina y antiinflamatorios no esteroides, como el ibuprofeno (Advil y Motrin IB) y el naproxeno (Aleve).

La Dra. Jennifer Wu, obstetra y ginecóloga del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, dijo que "la TRH es muy efectiva para los síntomas de la menopausia, como los sofocos y los sudores nocturnos, pero se cobra un precio con los riesgos asociados".

"Esos nuevos riesgos adicionales se deben tomar en cuenta cuando los médicos tratan los síntomas menopáusicos. Como se recomendó anteriormente, el uso de las hormonas postmenopáusicas debe ser a la dosis más baja durante el tiempo más corto", dijo Wu.

Más información

Para más información sobre la terapia de reemplazo hormonal, visite el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad