SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Asocian el asma grave en la niñez con el riesgo de EPOC más adelante

Por Steven Reinberg, Reportero de HealthDay -
Asocian el asma grave en la niñez con el riesgo de EPOC más adelante

Los tratamientos para los niños no parecen compensar el riesgo en la adultez, sugiere la investigación

JUEVES, 12 de mayo de 2016 (HealthDay News) -- Aunque muchos niños con un asma persistente mejoran a medida que se hacen mayores, algunos podrían luego desarrollar la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) en la adultez temprana, según un estudio reciente.

Las personas con la peor función pulmonar y un crecimiento pulmonar reducido son las que tienen un riesgo más alto de desarrollar la EPOC, una afección progresiva crónica que dificulta la respiración, indicaron los investigadores.

"Los participantes del estudio eran niños con un asma persistente entre leve y moderado, lo que les pone entre el 30 o 40 por ciento de los casos más graves de los todos los niños con asma. En este grupo, una obstrucción grave de las vías respiratorias es una posibilidad a una edad temprana", dijo el investigador Michael McGeachie.

"Quizá haya intervenciones que puedan ayudar a mitigar estos riesgos, aunque no hemos identificado ninguna en concreto", dijo McGeachie, profesor de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard y en el Hospital Brigham and Women's de Boston.

Los investigadores indicaron varias limitaciones del estudio. Una es que no puede probar causalidad. La otra es que se necesita un seguimiento a largo plazo para ver cómo estos cambios [en la función pulmonar] afectan a la salud de los niños con el tiempo. Por ejemplo, es posible que en la adultez temprana, cualquier reducción en la salud pulmonar pudiera estabilizarse, sugirieron los autores del estudio.

El informe aparece en la edición del 12 de mayo de la revista New England Journal of Medicine.

Para realizar el estudio, McGeachie y sus colaboradores siguieron a casi 700 participantes en el Programa de gestión del asma en la niñez. Cuando empezó el estudio, los niños tenían entre 5 y 12 años. Los investigadores dieron seguimiento a los niños hasta que tenían al menos 23 años.

Los niños fueron asignados aleatoriamente a recibir una de las tres terapias de inhalación: 200 microgramos de budesonida dos veces al día, 8 miligramos de nedocromil dos veces al día, o un placebo, dijeron los autores del estudio. La budesonida es un corticosteroide que se usa comúnmente como medicamento preventivo del asma, y el nedocromil es un tipo de medicamento conocido como estabilizador de los mastocitos, y también es un tipo de medicamento preventivo para el asma.

También se dio a los niños albuterol inhalado (un medicamento de rescate) para los ataques de asma, según la información de respaldo del estudio del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU.

Los voluntarios del estudio acudieron una vez al año a uno de 8 centros de investigación situados en Estados Unidos y en Canadá para la medición de la función pulmonar, como la espirometría, una prueba que registra cuánto aire puede expulsar una persona en un segundo.

Estas pruebas permitieron a los investigadores encontrar patrones en la función pulmonar en los participantes.

Al final del estudio, el 11 por ciento de los adultos jóvenes tenían la EPOC. Además del asma persistente, los riesgos de EPOC incluían ser hombre y tener una mala función pulmonar al principio del estudio, indicaron los investigadores.

En el momento en que los niños con un asma persistente llegaron a la adultez temprana, el 75 por ciento mostraron una reducción temprana en la función pulmonar o un crecimiento pulmonar reducido. Tratar el asma en la niñez no cambió estos patrones, dijo McGeachie.

Más de 6 millones de niños en EE. UU. tienen asma, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El Dr. Alan Mensch es jefe de medicina pulmonar en el Hospital Plainview de Northwell Health en Plainview, Nueva York. Dijo que "el asma es una afección habitual de la niñez en la que las vías respiratorias que trasportan aire a los sacos pulmonares pueden sufrir espasmos y estrecharse".

Con la medicación, o de vez en cuando de forma espontánea, las vías respiratorias recuperan su diámetro normal, dijo Mensch. Los adultos pueden desarrollar una afección parecida llamada EPOC. Pero, a diferencia del asma, con la EPOC las vías respiratorias nunca recuperan su diámetro normal. Esto resulta en diferentes grados de falta de aliento crónica, explicó.

"Los resultados de este estudio nos ayudan a identificar a los niños asmáticos que acabarán desarrollando la EPOC cuando sean adultos", dijo Mensch. "Será necesario realizar estudios en el futuro para determinar si hay tratamientos para prevenir esta progresión".

La Dra. Mary Makaryus, pediatra en el Centro Médico Pediátrico Cohen en New Hyde Park, Nueva York, dijo que "el objetivo de tratar a los niños con asma es que sigan yendo a la escuela y que no tengan que ir a emergencias, y darles una mejor calidad de vida, lo que significa jugar tanto como lo hacen los niños sin asma".

El próximo paso, dijo, es ver si controlar el asma persistente con medicamentos más potentes podría mejorar la función pulmonar más que los medicamentos usados en este estudio.

Más información

Para más información sobre el asma, visite el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad