SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Apenas un poco de grasa abdominal puede dañar los vasos sanguíneos

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Apenas un poco de grasa abdominal puede dañar los vasos sanguíneos

Un estudio halla que esto aumenta el riesgo de hipertensión y otros problemas cardiacos

LUNES, 9 de agosto (HealthDay News/HolaDoctor) -- Un estudio reciente halla que la gente que aumenta incluso un poco de peso alrededor del abdomen reduce la función de las células que recubren el interior de los vasos sanguíneos, lo que incrementa el riesgo de hipertensión y otros problemas.

Estas células, conocidas como endoteliales, son vitales para el funcionamiento adecuado de los vasos sanguíneos. Controlan la capacidad de los vasos de contraerse y dilatarse, lo que a su vez controla el flujo sanguíneo. Los investigadores anotaron que el daño al endotelio puede conducir al mal funcionamiento del vaso y con el tiempo a hipertensión y enfermedad vascular.

Además, "cuando la gente aumenta ligeramente de peso, si la grasa se concentra alrededor del abdomen, hay más tendencia a más problemas con la función endotelial", señaló el Dr. Virend K. Somers, profesor de medicina de la Escuela de medicina de la Clínica Mayo. "La función endotelial es un marcador de la salud de los vasos sanguíneos".

"Hay algo acerca de la grasa que se deposita en el abdomen que hace que sea potencialmente peligroso para la salud, pues los problemas con la función endotelial se han relacionado con más riesgo de hipertensión y enfermedad vascular", señaló Somers.

El informe aparece en la edición del 17 de agosto de la Journal of the American College of Cardiology.

Para el estudio, el equipo de Somers asignó al azar a 43 adultos de peso normal a aumentar unos cuatro kilos (nueve libras) de peso o mantener su peso actual.

Los investigadores midieron la función endotelial de la arteria braquial, que se encuentra en el brazo. Específicamente, buscaron la capacidad de la arteria para dilatarse.

Las mediciones se hicieron antes del comienzo del estudio, luego de ocho semanas de aumento de peso y de nuevo a las 16 semanas de haber perdido peso.

Los investigadores hallaron que la gente que aumentó de peso mostró una reducción en la capacidad de la arteria para dilatarse.

Sin embargo, cuando perdieron de nuevo peso, la capacidad de la arteria braquial para dilatarse apropiadamente regresó a la normalidad.

La gente tiende a ignorar los aumentos ligeros de peso, como los kilos de más que aumentan durante las fiestas de fin de año, aseguró Somers. "Piensan que cuatro kilos no es mucho, pero incluso este ligero aumento de peso tiene efectos potencialmente perjudiciales para los vasos sanguíneos", dijo.

El Dr. Gregg C. Fonarow, director del Centro de Cardiomiopatía Ahmanson-UCLA de la Universidad de California en Los Ángeles, aseguró que "el aumento en la grasa corporal se ha relacionado tanto con enfermedad cardiovascular prematura como con disfunción endotelial".

El estudio demuestra bastante bien que el aumento de peso y grasa abdominal contribuyen directamente a la disfunción endotelial, dijo. Además, esta disfunción endotelial es completamente reversible luego de que el exceso de peso y la grasa abdominal se pierden con mejoras en la dieta. Esta es otra razón más para mantener un peso saludable y evitar el exceso de grasa abdominal", puntualizó Fonarow.

Más información

Para más información sobre la hipertensión, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad