SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Aparecen más evidencias de que la terapia hormonal podría no estar ayudando al corazón de las mujeres

Aparecen más evidencias de que la terapia hormonal podría no estar ayudando al corazón de las mujeres

Una revisión también descubrió un aumento del riesgo de accidente cerebrovascular para algunas, aunque el momento de inicio del uso podría ser un factor clave

MARTES, 10 de marzo de 2015 (HealthDay News) -- Hay otro estudio más que ha observado los peligros potenciales de la terapia del reemplazo hormonal para los síntomas menopáusicos, y respalda la idea de que el tratamiento quizá no sea beneficioso para los corazones de las mujeres.

La investigación, una revisión de los datos recogidos sobre el tema, halló que la terapia de reemplazo hormonal (TRH) no protege a la mayoría de las mujeres posmenopáusicas de las enfermedades cardiacas, e incluso podría aumentar el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV).

Además, los hallazgos sugieren que los daños y los beneficios de la terapia hormonal podrían variar en función de la edad en que una mujer empiece la terapia, explicó el autor principal del estudio, el Dr. Henry Boardman, del departamento de medicina cardiovascular de la Universidad de Oxford, en Inglaterra.

"Esta hipótesis sobre el momento de inicio podría ser la clave del uso de la TRH", convino una experta, la Dra. Suzanne Steinbaum, directora de mujeres y enfermedades cardiacas del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Para ciertas mujeres que cumplen con los criterios, empezar la TRH al inicio de la menopausia podría ser beneficioso, y el miedo de seguirla quizá no tendría ningún fundamento", dijo Steinbaum, que no participó en el nuevo estudio.

Los hallazgos aparecen en la edición del 10 de marzo de la revista Cochrane Library.

El suministro natural de estrógenos de una mujer se reduce tras la menopausia, y la TRH se ha usado ampliamente para controlar los síntomas de la menopausia. La TRH también se ha usado para ayudar a prevenir las enfermedades cardiacas en las mujeres posmenopáusicas, indicaron los investigadores.

Pero los resultados del estudio Iniciativa de salud de las mujeres publicado en 2002 halló que el uso a largo plazo de la TRH aumentaba las probabilidades de una mujer de cáncer de mama además de ACV. Estos hallazgos provocaron una reducción pronunciada de la cantidad de mujeres que siguen la TRH.

En el nuevo estudio, Boardman y sus colaboradores analizaron los datos de una variedad de estudios con más de 40,000 mujeres en todo el mundo. Las mujeres siguieron la TRH por periodos de entre 7 meses y más de 10 años.

En general, los resultados no mostraron ninguna evidencia de que la terapia reduzca el riesgo de muerte por cualquier causa, de muerte por una enfermedad cardiaca o de ataque cardiaco o angina de pecho no mortal para las mujeres sanas o las que tenían alguna enfermedad cardiaca.

De hecho, la terapia hormonal se asoció con un ligero aumento del riesgo de ACV, hallaron los investigadores.

Pero el momento de inicio pareció ser importante. Hubo cierta evidencia de que las mujeres que empezaron el tratamiento hormonal dentro de los primeros 10 años de menopausia parecieron gozar de un pequeño nivel de protección contra la muerte y los ataques cardiacos, y sin aumentó en el riesgo de ACV. Pero estas mujeres parecieron tener un aumento del riesgo de aparición de coágulos sanguíneos.

"Las evidencias que tenemos proporcionan algún respaldo para la llamada 'hipótesis del momento de inicio', pero deberíamos tener en cuenta el tamaño de este efecto", dijo Boardman en un comunicado de prensa de la revista.

"Cuando observamos los resultados según la edad de las mujeres, o según cuánto tiempo había pasado desde que empezó la menopausia en el momento en que iniciaron el tratamiento, hallamos que si 1,000 mujeres menores de 60 años empezaran la terapia hormonal esperaríamos 6 muertes menos, 8 casos menos de enfermedades cardiacas y 5 casos adicionales de coágulos sanguíneos en unos 7 años, en comparación con 1,000 mujeres similares que no empezaran la terapia hormonal", añadió Boardman.

De modo que los hallazgos del estudio "han de tomarse en cuenta cuidadosamente", comentó. "Se trata de un problema de salud complicado, donde el mismo tratamiento ofrece beneficios para algunas mujeres, pero daña a otras".

Steinbaum se mostró de acuerdo con que las mujeres quizá deberían tomar la decisión de seguir la TRH según cada caso, tras hablarlo con su médico.

"La terapia de reemplazo hormonal para las mujeres posmenopáusicas ha sido un tema controvertido", dijo. "Este nuevo estudio publicado en la revista Cochrane Library, que observó a más de 40,000 mujeres, se ha sumado a la confusión, pero también ha ayudado a establecer unas directrices potenciales".

La Dra. Taraneh Shirazian, profesora asistente de obstetricia, ginecología y ciencias reproductivas de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York, dijo que, en el momento actual, el uso de la TRH "se recomienda durante el periodo más corto de tiempo para el control de los síntomas debido a los riesgos de coágulos sanguíneos, ACV y un aumento ligero del riesgo de cáncer de mama y de ovario".

"Este estudio sugiere que si se usa en un momento más lejano a la menopausia, no se obtienen los beneficios cardiacos y los riesgos de aparición de coágulos sanguíneos y ACV aumentan", añadió Shirazian. "Es importante tener en cuenta la edad de inicio de la TRH, otras afecciones médicas y los antecedentes familiares con respecto al seno y los ovarios cuando se piense en la TRH en las mujeres individuales".

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre la terapia de reemplazo hormonal.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad