SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Algunos de los primeros respondientes del 11/9 sufren de graves problemas de los senos nasales, según un estudio

Algunos de los primeros respondientes del 11/9 sufren de graves problemas de los senos nasales, según un estudio

Los bomberos expuestos al polvo justo después del ataque, o durante periodos prolongados más adelante, son más propensos a necesitar una cirugía

VIERNES, 8 de abril de 2016 (HealthDay News) -- La cirugía de los senos nasales es más común entre los bomberos que respondieron durante los dos primeros días tras el desastre en las Torres Gemelas que los que tuvieron unas exposiciones menos intensas o más breves, muestra un estudio reciente.

Lo mismo sucede entre los bomberos que estuvieron en el lugar durante seis o más meses, añadieron los investigadores.

Los investigadores analizaron los expedientes médicos de más de 8,000 bomberos que trabajaron en las Torres Gemelas, y encontraron que durante un periodo de 13.5 años, alrededor de 1,900 desarrollaron rinosinusitis crónica (RSC), y 479 se sometieron a una cirugía para la afección.

La RSC provoca bloqueo y escurrimiento nasal y dolor facial, y afecta la capacidad de olfato. La mayoría de los pacientes se pueden tratar con fármacos y no necesitan cirugía.

Los bomberos que respondieron en los dos primeros días tras el desastre del 11/9 tenían un 45 por ciento más de probabilidades de necesitar una cirugía para la RSC que los que respondieron el tercer día, cuando la lluvia redujo los niveles de contaminación, encontró el estudio.

Los bomberos que trabajaron en el lugar durante seis o más meses tenían un 48 por ciento más de probabilidades de necesitar una cirugía para la RSC que los que trabajaron un mes en el lugar, según el estudio, que aparece en la edición del 8 de abril de la revista Annals of the American Thoracic Society.

Los investigadores también encontraron que los bomberos que necesitaron una cirugía para la RSC tenían unos niveles más altos de unos glóbulos blancos del sistema inmunitario llamados eosinófilos incluso antes de trabajar en las Torres Gemelas. Los niveles de eosinófilos por lo general se revisan durante los análisis sanguíneos de rutina.

"Unos cinco años tras el colapso de las torres, comenzamos a ver cada vez más sinusitis, y ha seguido sucediendo lo mismo hasta hoy día", dijo en un comunicado de prensa de la revista el autor principal del estudio, el Dr. Michael Weiden. Weiden es profesor asociado de medicina y medicina ambiental de la Universidad de Nueva York, y oficial médico del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Nueva York.

"Algo sucedió hace 14 años que sigue teniendo consecuencias médicas directas en los bomberos cuyo sistema inmunitario se activó de una forma que impide que se desactive", añadió.

Weiden dijo que el hallazgo sorprendente es que los que no respondieron bien a los medicamentos eran "inmunológicamente distintos antes del 9/11 que los que sí respondieron". Apuntó que tratar a los que tenían unos niveles altos de eosinófilos más pronto o intensivamente, o con medicamentos distintos, podría ayudarles a evitar la cirugía.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre la sinusitis.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad