SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Algunas adolescentes son coaccionadas a quedar embarazadas, según un estudio

Por Amy Norton, Reportera de HealthDay -
Algunas adolescentes son coaccionadas a quedar embarazadas, según un estudio

Una pequeña revisión descubre que estudiantes de secundaria incluso de 14 años tienen novios que controlan sus decisiones reproductivas

MIÉRCOLES, 4 de mayo de 2016 (HealthDay News) -- Hay chicas que, a una edad tan temprana como los 14 años, tienen novios que las han presionado para quedar embarazadas, que han saboteado sus métodos anticonceptivos o que han intentado controlar su salud reproductiva de alguna otra forma, según un estudio reciente.

El estudio era pequeño, y realizó una encuesta a 77 chicas de secundaria de la ciudad de Nueva York con experiencia sexual. Pero los investigadores afirman que los resultados muestran que la "coerción reproductiva" no solo afecta a las mujeres adultas, sino también a las adolescentes.

Y eso significa que es un tipo de abuso del que los médicos, las escuelas y los padres deben ser conscientes, dijo la investigadora principal, la Dra. Jennifer Northridge, becaria postdoctoral en medicina adolescente en el Hospital Pediátrico Montefiore, en la ciudad de Nueva York.

La coerción reproductiva se refiere a los intentos de la pareja por controlar las decisiones de una mujer sobre la reproducción: quizá le presione para que quede embarazada o siga con un embarazo no deseado, por ejemplo, o altere su método anticonceptivo para que quede embarazada en contra de su voluntad.

En los estudios, entre el 10 y el 20 por ciento de las mujeres adultas dicen que han sido víctimas de coerción reproductiva.

Pero se desconoce la amplitud del problema entre las adolescentes, según Northridge.

Como primer paso, dijo, Northridge y sus colaboradores entrevistaron a las chicas que tenían probabilidades de presentar un riesgo más alto: las chicas de 14 a 17 años en clínicas de salud del Bronx, un distrito de la ciudad de Nueva York con tasas altas de embarazo y enfermedades de transmisión sexual (ETS) en la adolescencia.

Y resultó que la coerción reproductiva era sorprendentemente habitual, a la par que lo que se ha observado en las mujeres adultas jóvenes, dijo Northridge.

De lo que 77 chicas encuestas, un 16 por ciento dijeron que alguna vez habían tenido un novio que intentó controlar su salud reproductiva, normalmente al decirles que no usaran métodos anticonceptivos o al quitarse el preservativo durante la relación sexual. En algunos casos, las chicas dijeron que su pareja las había forzado a tener sexo sin preservativo.

"Este tipo de abuso sin duda ocurre en el contexto de una relación controladora", dijo Northridge, que presentó sus hallazgos el 3 mayo en la reunión anual de las Sociedades Pediátricas Académicas (Pediatric Academic Societies), en Baltimore.

A menudo, dijo, la coerción reproductiva parece ir de la mano del abuso físico: la mitad de las chicas de su estudio que reportaron la coerción reproductiva dijeron que su novio les había pegado, abofeteado o abusado físicamente de ellas de otro modo. Esa cifra contrasta con el 16 por ciento de las otras chicas.

También eran más propensas a tener clamidia, una ETS que puede provocar esterilidad si no se trata.

Según Northridge, los hallazgos sugieren que los médicos que atiendan a las adolescentes deberían examinar si hay coerción reproductiva.

La Dr. Elizabeth Miller es jefa de medicina de adolescentes y adultos jóvenes en el Hospital Pediátrico de Pittsburgh.

"Los profesionales de atención sanitaria deben considerar la posibilidad de que se esté produciendo una coerción reproductiva en las pacientes adolescentes y adultas jóvenes, especialmente cuando las pacientes llegan para una prueba de ETS o de embarazo, para un tratamiento de ETS o para obtener un método anticonceptivo de emergencia", comentó Miller, que no participó en el estudio.

Pero no está claro con qué frecuencia ocurre esto.

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists) recomienda a los obstetras y ginecólogos que examinen a mujeres y a chicas adolescentes por si hay coerción reproductiva y otros tipos de violencia dentro de la pareja.

"Así que ciertamente algunos profesionales de atención sanitaria ya lo tienen en cuenta", dijo Miller. Pero, añadió, la coerción reproductiva es un término relativamente nuevo, y nadie sabe con qué frecuencia los pediatras, por ejemplo, preguntan a las pacientes adolescentes sobre eso.

Dado que el estudio se centró en las chicas de un área urbana, la prevalencia de la coerción reproductiva podría no reflejar lo que ocurre con las adolescentes en general, según Northridge.

Aun así, dijo, los hallazgos subrayan la importancia de enseñar a todos los jóvenes la forma de tener relaciones saludables.

Muchos adolescentes ni siquiera reconocen la "conducta controladora" como forma de abuso, indicó Northridge. "Necesitamos centrarnos en la educación, para las chicas y para los chicos", dijo.

Miller se mostró de acuerdo. "Los padres, los profesores, el personal escolar, los programas extraescolares y los demás adultos tenemos la obligación de hablar con las personas jóvenes con frecuencia y de forma consistente sobre las relaciones saludables y no saludables".

Los hallazgos presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists) ofrece más información sobre la coerción reproductiva.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad