SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Ahora, el cáncer de mama es igual de común entre las negras y las blancas

Ahora, el cáncer de mama es igual de común entre las negras y las blancas

En años anteriores, la tasa de las blancas superaba a la de las negras, pero esa diferencia ha desaparecido, según la Sociedad Americana Contra El Cáncer

JUEVES, 29 de octubre de 2015 (HealthDay News) -- El cáncer de mama es ahora igual de común en las mujeres negras que en las blancas, pero las mujeres negras siguen teniendo una tasa más alta de mortalidad por la enfermedad, señala un informe de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society, ACS).

Durante décadas, las mujeres negras tuvieron unas tasas de cáncer de mama más bajas que las blancas, pero esa diferencia se ha reducido en los últimos años, según la sociedad oncológica.

Entre 2008 y 2012, las tasas de cáncer de mama aumentaron en un 0.4 por ciento por año entre las mujeres negras, y permanecieron estables entre las blancas y las hispanas.

Eso significa que en 2012 las tasas generales de cáncer de mama de las negras y de las blancas habían convergido. De hecho, apuntaron los investigadores, las tasas de las mujeres negras superan ahora a las de las blancas en siete estados: Alabama, Kentucky, Luisiana, Mississippi, Missouri, Oklahoma y Tennessee.

Además, las mujeres negras todavía tienden a que les vaya peor que a las blancas tras un diagnóstico de cáncer de mama, y las tasas de mortalidad por el cáncer de mama siguen siendo más altas entre las negras que entre las blancas, según la ACS. En 2012, las tasas de mortalidad de las mujeres negras eran un 42 por ciento más altas que en las blancas, y es probable que esa tendencia continúe al menos en el futuro próximo, dijeron los investigadores.

Los hallazgos no sorprendieron a una experta.

"Hace cierto tiempo que se sabe que hay diferencias raciales en la supervivencia entre las pacientes de cáncer de mama", dijo la Dra. Stephanie Bernik, jefa de cirugía oncológica del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. "Es preocupante ver que las diferencias persisten, a pesar de los esfuerzos por garantizar que las mujeres de las minorías tengan acceso a las pruebas de detección y al tratamiento".

La medicina logra avances contra el cáncer de mama, pero algunos grupos se benefician más que otros. Según el nuevo informe, entre 2003 y 2012 las tasas de mortalidad por el cáncer de mama se redujeron en un 1.8 por ciento al año en las blancas, en un 1.5 por ciento en las hispanas y en un 1.4 por ciento en las negras.

Además de tener la tasa más alta de mortalidad por cáncer de mama, las mujeres negras también son más propensas a ser diagnosticadas en etapas más avanzadas de la enfermedad y a tener la tasa más baja de supervivencia en todas las etapas del diagnóstico. Según la ACS, los motivos potenciales de esas tendencias incluyen la falta de pruebas de detección regulares y/o de seguimiento de los resultados sospechosos, un acceso insuficiente al tratamiento de alta calidad y oportuno, y unas tasas más altas de tumores agresivos difíciles de tratar.

El Dr. Paolo Boffetta es jefe de prevención y control del cáncer de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York. Dijo que el nuevo informe "muestra con mayor claridad que nunca antes la forma en que las disparidades entre las mujeres blancas y las afroamericanas han empeorado en los últimos años, una tendencia que probablemente continuará".

Boffetta cree que las diferencias existen porque las mujeres negras podrían tener una exposición más alta a ciertos factores de riesgo del cáncer de mama, en comparación con las blancas, y con frecuencia tienen un peor acceso a las mamografías y otros tipos de pruebas de detección, así como a las terapias efectivas.

"Las soluciones posibles requieren intervenciones complejas dirigidas a la reducción de los factores de riesgo, una mejora en las pruebas de detección y ofrecer acceso a un tratamiento efectivo", sugirió Boffetta.

Según la ACS, el 1 de enero de 2014 más de 3.1 millones de mujeres estadounidenses con antecedentes de cáncer de mama seguían con vida. La mayoría estaban libres de cáncer, pero algunas todavía tenían cáncer y podrían haber estado recibiendo tratamiento, señaló el informe.

Ha habido un declive del 36 por ciento en las tasas de mortalidad por cáncer de mama de EE. UU. desde 1989, lo que significa que se han prevenido 249,000 muertes por cáncer de mama, según la ACS.

En 2013, el 69 por ciento de las mujeres a partir de los 45 habían recibido una mamografía en los dos últimos años. Las tasas de realización de las pruebas de detección son más bajas entre las mujeres no aseguradas o con un nivel educativo más bajo, así como entre las hispanas, las amerindias y las nativas de Alaska.

Tras el cáncer de piel, el cáncer de mama sigue siendo el tipo de cáncer más común entre las mujeres estadounidenses: casi uno de cada tres cánceres es un cáncer de mama. Es la segunda causa de muerte por cáncer entre las mujeres estadounidenses, después del cáncer de pulmón.

Se estima que en 2015 se diagnosticarán unos 232,000 casos nuevos de cáncer de mama invasivo en Estados Unidos, y que habrá casi 40,300 muertes.

Los hallazgos del nuevo estudio aparecen en la edición del 29 de octubre de la revista CA: A Cancer Journal for Clinicians, y en la publicación acompañante para los consumidores Breast Cancer Facts & Figures.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre el cáncer de mama.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad