SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Casi muere por tragar una lapicera

Por -
Casi muere por tragar una lapicera
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Los médicos estaban revisando a una mujer que tenía fuertes dolores abdominales desde hace 6 meses y al hacerle estudios no podían creer lo que descubrieron: en su estómago tenía alojada una lapicera fuente de cuatro pulgadas.

Una mujer de 20 años de Taipei, Taiwán, estaba agonizando y los médicos no encontraban la razón de sus dolores intensos que casi no la dejaban respirar. La habían tratado por problemas intestinales y hasta le habían sugerido que podía ser depresión lo que padecía.

Pero hace unos días, en una nueva consulta en el Hospital de Taipei, los médicos decidieron realizar una endoscopía y descubrieron el verdadero problema: había tragado una lapicera de fuente que medía cuatro pulgadas y ésta se alojó en el estómago.

Ella no recuerda en qué momento tuvo este incidente, no sabe cómo ese objeto pudo llegar a su aparato digestivo, pero ahora respira feliz y aliviada, al saber que el verdadero problema está fuera de su cuerpo.

Los médicos informaron que el objeto permaneció en su cuerpo por demasiado tiempo, y que podría haberle causado una peritonitis e incluso, la muerte.

En 2012, otro caso similar pero mucho más persistente en el tiempo, fue el de Lee Gardner, un británico de 40 años que tuvo alojado un tenedor de plástico en el estómago durante 10 años.

“Cuando lo tragué (hace 10 años) fui al hospital con fuertes dolores y vómitos, pero me dijeron que lo iría expulsando poco a poco de manera natural, así que no me volví a preocupar por ello”, explicó Gardner.

Sin embargo, esto no sucedió y el objeto permaneció intacto en su interior hasta que surgieron algunas complicaciones como dolores frecuentes y náuseas, lo que derivó en una cirugía para extirparlo.

Más para leer

Vivió 10 años con un tenedor en el estómago

Niño tragó un juguete

Salud y seguridad del niño

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad