SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un mundo de galletas

Por MiDieta™ -
Un mundo de galletas

En variedad de tamaños y formas, dulces y saladas, con relleno o sin él, las galletas se han posicionado como uno de los alimentos de mayor consumo a nivel mundial. Siendo tan populares, ¿alguna vez te has preguntado si pueden ser parte de un régimen nutritivo y balanceado?

Hoy en MiDieta™ queremos compartir contigo algunos consejos para que puedas incorporar a las galletas en tu plan de alimentación.

¿Hechas en casa o procesadas industrialmente?

Sin lugar a duda, preparar los alimentos en casa, por lo general, resulta más saludable que comprarlos procesados.

Si te animas a prepararlas en casa, te recomendamos lo siguiente:

  • Si son para niños, aprovecha las galletas para introducir en su alimentación alimentos que frecuentemente ellos rechacen. Pocos niños consumen avena o coco, pero sí aceptan con gusto galletas a base de uno u otro alimento.
  • Si las galletas son para adultos, trata de seguir la receta incorporando productos bajos en grasa (mantequilla o margarina ligera, leche descremada), utiliza claras de huevo en lugar de los huevos completos (para disminuir la cantidad de colesterol) y usa edulcorantes que resistan la cocción para disminuir la cantidad de azúcar.
  • Recuerda además que se debe ser moderado en la cantidad de galletas a consumir (dos o tres por persona) y que no debe convertirse en un hábito para los niños comer galletas todos los días o sustituir comidas por galletas.

Hoy en día, la masa de las galletas puede modificarse para ser más saludable. Por ejemplo, se puede utilizar avena en vez de chocolate o confituras. Asimismo, podemos sustituir la harina blanca por harina de trigo integral; la mantequilla, por margarina o aceite, y el azúcar por edulcorantes artificiales (lo cual hace que las galletas sean más bajas en calorías e incluso aptas para personas con diabetes).

Si no tienes tiempo para preparar galletas en la casa y debes comprarlas procesadas industrialmente, observa lo siguiente a la hora de tu selección:

  • Las galletas saladas tienen por lo general un alto contenido de sodio y grasa. En este grupo te recomendamos seleccionar las galletas de soda en su versión sin sal.
  • No te confundas pensando que todas las galletas integrales son saludables. Muchas galletas integrales las hacen a base de aceite de palma, el cual es rico en ácidos grasos saturados.
  • Las galletas rellenas que tanto gustan a los niños son altas en grasas y azúcares, lee las etiquetas antes de seleccionar tu producto.
  • Si compras galletas en un local comercial, pregunta por el contenido nutricional de sus productos y no te olvides que las calorías que aportan las galletas que te comas debes descontarlas del total de calorías que tienes planificado consumir en un día.

Recuerda que si somos moderados y acertados en nuestra selección, podemos incluir con frecuencia el crujiente placer de degustar unas galletas en nuestra alimentación.


Otros artículos sobre temas relacionados:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad