SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Tu hijo se resiste a comer alimentos nuevos?

Por Ana C. López, Licenciada en Nutrición, Equipo de MiDieta™ -
¿Tu hijo se resiste a comer alimentos nuevos?

Trucos para vencer la "neofobia"

La hora de la comida puede convertirse en una película de terror cuando los chicos se resisten a comer alimentos nuevos. Sin embargo, si sabes cómo manejar esta situación, puedes lograr que tus hijos disfruten de todos sus alimentos y sean más abiertos al cambio.

La neofobiao temor a probar nuevos alimentos es un trastorno muy común, especialmente cuando se están ofreciendo éstos por primera vez. Suele darse alrededor de los 2 y 3 años de edad.

Hace miles de años, es probable que la neofobia fuera un mecanismo de “defensa”, pues se corría el riesgo de envenenamiento al probar nuevos alimentos. Sin embargo, hoy en día, si no se maneja esta situación adecuadamente, tu hijo corre el riesgo de tener una alimentación insuficienteo poco variada, con lo cual se sacrifican muchos nutrientes importantes para su crecimiento y desarrollo. Además, los alimentos que son rechazados casi siempre son las frutas y los vegetales, que son precisamente ricos en vitaminas, minerales y fibra.

¡Lograr que acepten nuevas comidas es posible!

  • En primer lugar, ten en mente que eres su principal  ejemplo. Si tu hijo observa actitudes negativas de tu parte hacia los alimentos, es menos probable que los quiera probar.
  • La variedad de alimentosofrecidos en el hogar es muy importante para crear en los hijos la costumbre de probar diferentes platillos. Si todos los días comemos lo mismo, es más probable que los niños sean cerrados ante un cambio. Además, recuerda que la dieta debe ser variada para obtener todos los nutrientes esenciales.
  • La presentaciónes fundamental, pues “todo entra por los ojos”.Usa tu imaginación y combina  coloresy texturas que hagan de la comida algo llamativo. Asegúrate también de que la temperatura de los alimentos sea adecuada, ya que una mala impresión, como quemarse con el primer bocado, puede hacer que tu niño genere rechazo.
  • Si tu hijo no quiere comer un alimento en especial, no lo obligues,pero ¡vuelve a intentar en otra ocasión!El secreto es cambiar la forma de preparar el alimento para que lo pruebe nuevamente. Quizás lo mejor es que no lo hagas al día siguiente, sino unos cuantos días después, de manera que tu niño no tenga el recuerdo reciente. Muchas veces, sólo con cambiar la preparación, puedes obtener una mejor respuesta.

Finalmente, como dice el dicho, “el que persevera alcanza”. Se recomienda ofrecer un alimento hasta 15 veces(o incluso más) antes de poder afirmar que al niño “no le gusta”. Esto requiere paciencia y mucho amor, porque es más fácil darse por vencido al segundo o tercer intento. Sin embargo, el esfuerzo vale la pena, pues estarás creando  hábitos de alimentación saludablesen tus hijos.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad