SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Refrigerios saludables para ti

Por Claudia M. González, MS, RD, LD/N* -
Refrigerios saludables para ti

Muchos de nosotros somos capaces de comer una bolsa llena de patatas fritas de una vez y no pensamos en el daño que esas patatas grasosas hacen a nuestro cuerpo.

Elegimos meriendas que contienen enormes cantidades de azúcar y grasa para consumir entre las comidas. Las publicidades nos bombardean con imágenes de meriendas, bocaditos, barras dulces y bebidas, que se pueden conseguir fácilmente en la tienda más cercana. Estas meriendas contienen muchísimas calorías.

Si las comes de vez en cuando, no causan daño. Sin embargo, los problemas aparecen cuando recurres con más frecuencia a las galletas, patatas fritas, chocolates y helados que a los alimentos saludables.

Una buena elección de meriendas te ayudará a controlar el apetito y el peso. Elige fruta seca o vegetales crudos como meriendas, ya que,  además de quitarte el hambre, te proporcionarán las vitaminas, los minerales y la fibra que necesitas para mantenerte saludable. ¡Y no suman calorías extra!

Evita los alimentos vacíos

Los alimentos más fáciles de conseguir son los que contienen la mayor cantidad de grasas. Muchos alimentos listos para comer tienen grandes cantidades de azúcar y grasa.  Los productos procesados, como los refrescos, el chocolate y los perros calientes (hot dogs) son alimentos vacíos, que te aportan muchas calorías.  No te quitan el hambre y corres el riesgo de aumentar de peso si los consumes con frecuencia. Incluso, puedes padecer enfermedades crónicas, como la diabetes, así como también deficiencias vitamínicas y minerales.

Consúmelos de vez en cuando. Recuerda que tu salud es más importante que la conveniencia de abrir una bolsa de químicos.

Sé selectivo

Las meriendas bien seleccionadas son saludables y nutritivas, y también muy sabrosas. Prueba las siguientes opciones:

  • La fruta es la merienda más saludable y fácil de comer. Las distintas variedades de frutas maduran en diferentes épocas del año, por lo que puedes variarlas según la estación. La fruta contiene varios nutrientes y muy pocas calorías.
  • Las palomitas de maíz, ligeramente saladas y bajas en grasa, constituyen una merienda saludable.
  • Los vegetales aportan vitaminas y minerales a tu cuerpo. Para obtener una buena variedad de nutrientes, puedes combinar diferentes clases de vegetales, como zanahorias, apio, tomates, pepinos y lechuga. Evita agregar aderezos y salsas con alto contenido calórico, ya que no cumplen con el propósito de comer algo sano.

Planifica para el éxito

Planifica tus comidas (desayuno, almuerzo, cena y meriendas) con anticipación, así  evitarás comer alimentos con poco valor nutritivo y muchas calorías. Además, controlarás tu peso. Ten siempre alimentos saludables en el refrigerador. Cocina más de lo que tienes planeado comer y congela el excedente. Así, cuando tengas prisa, descongelas la comida saludable, en lugar de comprar alguna comida rápida, y  evitarás comer cualquier cosa que esté a tu alcance cuando tienes hambre. No olvides tener meriendas saludables y comidas listas siempre a mano.

*Dietista

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad