SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Qué hacer durante el verano

Por Lic. Isabel C. Rodríguez R.* -
Qué hacer durante el verano

Llega el verano y con él las vacaciones escolares. Ésta es la época donde muchas madres se preocupan por el uso que darán sus hijos al tiempo libre.

Son muchas las alternativas que emplean niños y jóvenes para ocupar su tiempo y es bueno que los padres los orienten en la mejor selección, por lo tanto, en MiDieta™ queremos darte algunas recomendaciones para que estos meses sean de verdadero descanso para todos en casa:

  • Si tu hijo decide descansar y pasar el verano en casa, asegúrate que éste no sea un momento para comer excesivamente y pasar todo el día frente al televisor o la computadora.
  • Anímalo si se queda en casa a que realice ejercicios al menos tres veces a la semana, pudiendo aprovechar la compañía de los vecinos para esta actividad.
  • Si los niños están en casa, es una buena oportunidad para enseñarlos de manera divertida a cocinar platos saludables. Recuerda que para un niño puede resultar no muy atractiva una ensalada de zanahoria, pero una torta de este vegetal le encantará. De igual manera, aderezar la carne de sus hamburguesas con vegetales y llevarlas a la plancha en lugar de freírlas es una buena manera de enseñarles que muchas veces no es la comida en sí la que no es saludable, sino la manera cómo se prepara.

Trabajos veraniegos

Si los hijos deciden salir a trabajar para hacer dinero en el verano, apóyalos en su decisión, pero vigila siempre que no se extralimiten.

  • Es importante que si durante su período vacacional deciden trabajar, tengan también sus horas de descanso completas y se les alimente apropiadamente.
  • Si trabajan en centros comerciales aconséjalos para que no caigan en la tentación de gastar el dinero que ganan en comida rápida o golosinas que venden cerca de su lugar de trabajo. Además, instruye a tu hijo sobre las opciones más saludables dentro de las cadenas de comida rápida.
  • Si el trabajo no le permite regresar al hogar a la hora del almuerzo o la cena, sugiérele llevar la comida de casa, lo cual además de ayudarle a ahorrar, le permitirá comer balanceadamente.

Los campamentos de verano

Los campamentos son una de las actividades favoritas durante las vacaciones escolares. Hay muchos y con infinidad de estilos y especialidades. Te sugerimos seleccionar el que más se asocie a los intereses y gustos de tus hijos. Por ejemplo, si a tu hijo o hija le gusta la música, puedes seleccionar un campamento de verano que incluya varias ofertas musicales o, incluso, que se especialice en algún instrumento musical.

A pesar de seleccionar campamentos de reconocida trayectoria, muchas madres se inquietan pensando cómo se adaptarán sus hijos a la nueva situación. No obstante, son muy pocos los casos de niños que no se adaptan a ellos. Por el contrario, los campamentos de verano constituyen una experiencia inolvidable que amplía la formación personal de los niños. Además, hoy en día, la mayoría de los niños que viven en las ciudades rara vez tienen contacto con la naturaleza y éste es el momento para hacerlo.

Si tu hijo va al campamento te recomendamos lo siguiente:

  • Revisa con él o ella que su equipaje esté completo para darle mayor confianza y estar seguros de que tendrá a mano todo lo que necesite.
  • Confirma que en el campamento donde inscribas a tu hijo haya asistencia de personal médico.
  • Pregunta sobre el menú y recuérdale a tu hijo que comer e hidratarse apropiadamente es importante, sobre todo si se está en período de crecimiento y actividad física intensa.
  • Si tu hijo durante los días del campamento cambia sus costumbres, no te preocupes demasiado, recuerda que éstas son sus vacaciones y siempre cuando salimos de casa, cambiamos un poco la rutina.
  • Si al regresar del campamento observas algún cambio de hábito no favorable, hazle ver que está de regreso a casa y que debe volver a su rutina de vida y a las normas del hogar.

Vacaciones lejos de casa

Si en el verano la familia viaja junta, permite que dentro del plan de viaje cada uno de sus miembros seleccione las actividades que más le agraden. También tienes que tener presente que, además de conocer un lugar diferente, tú, al igual que tus hijos, probarán comidas distintas. Tienes que advertirles de antemano que no siempre encontrarán su plato favorito, por lo que tienen que estar dispuestos a disfrutar otros sabores nuevos.

Si para llegar a tu destino final utilizas la carretera, prepara algunas meriendas con comidas saludables para ti y tus hijos. Selecciona también alimentos fáciles de transportar y que se puedan comer a temperatura ambiente como sándwiches de atún, de jamón, de pollo o de pavo con vegetales y frutas. Para beber, lleva suficiente agua o jugos de fruta. Evita en estos casos los bocados ligeros muy salados y el exceso de dulces.

Si tu viaje incluye pasadías al aire libre o hasta aventuras donde tienen que dormir en casetas de campaña por varios días, debes planificar junto con tus hijos la comida que vas a llevar, sobre todo si es un lugar donde no se conseguirán provisiones. Es importante que en estos casos la comida sea liviana, fácil de transportar y que no se descomponga con rapidez. Los enlatados y los alimentos deshidratados pueden ser una buena opción si vas de excursión.

Recuerda, el verano es una época para descansar, aprovéchala al máximo para volver a tu rutina con nuevos bríos.


*Dietista del Equipo de MiDieta™
Presidenta de la Sociedad Venezolana de Educación Nutricional

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad