SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Prepárales la mejor lonchera

Por Eleazar Lara-Pantin, MD, MSc* -
Prepárales la mejor lonchera

Debido a que el desarrollo de los niños ocurre tan rápido, en esta ocasión analizamos su alimentación, tanto la que recibe en su casa como la que está consumiendo en el comedor escolar o llevando en la lonchera.

El uso de la lonchera pasa de lo agradable de escoger y comprar una nueva antes del regreso a la escuela, a ser un elemento de preocupación para los padres que deben seleccionar su contenido cada día. Para ayudar en esto último, vamos a dar algunas ideas prácticas.

  • Es conveniente preparar de antemano una lista de opciones para el plan de comida semanal y comprar los alimentos que se necesiten para prepararlos. Puede ser apropiado que los niños participen en esta etapa del proceso.
  • Es muy útil para muchas familias el imaginarse que preparan la comida para unos días de campo, porque hay mucha similitud entre las condiciones en que se utiliza la lonchera en la escuela y las características de un día de campo.
  • Tener en cuenta que se recomienda integrar alimentos de los grupos básicos, como son cereales y productos que se preparan con sus harinas (pan, galletas, tortillas de maíz o harina, bagels o pastas); leche y sus derivados (quesos de diferentes tipos o yogur); otros productos de origen animal con bajo contenido graso (jamón, embutido de pollo); huevos; granos leguminosos (frijoles o granos similares); y vegetales y frutas.
  • Partiendo de la lista anterior, se puede preparar una gran variedad de sándwiches, ensaladas de vegetales frescos y ensaladas cocinadas para comerse frías (con pasta, arroz, vegetales, frijoles o atún), las cuales pueden constituir el “plato central” para cada día, acompañado siempre de leche, jugo o frutas.
  • Hay que ser moderados en el tamaño de las porciones porque el uso de la lonchera es parte importante del proceso educativo que lleva a la adopción de hábitos alimentarios saludables.
  • Tener cuidado al empacar los diferentes alimentos para que se conserven bien y no se derramen en la lonchera o al comerlos.
  • Incluir los cubiertos apropiados y un par de servilletas de papel.

Como recomendación final: no hay que olvidar que tenemos una gran cuota de responsabilidad como supervisores de la calidad de las comidas que les sirven a nuestros niños en la escuela.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad