SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los vegetales son tus mejores aliados

Por Andrea Yonker, Licenciada en Nutrición, Equipo de MiDieta™ -
Los vegetales son tus mejores aliados

¿A quién no lo persiguieron de chico para que comiera vegetales? Tal vez sea ésta la razón por la que a algunos adultos les cuesta tanto incluirlos en su menú de cada día. Sin embargo, hay que reconocer que nuestras madres tenían razón: los vegetales son una increíble fuente alimenticia. Además de poseer bajo contenido de grasas, aportan una gran cantidad de vitaminas, proteínas y minerales, entre otra cualidades. Estas propiedades convierten a los vegetales en un eslabon fundamental en la prevención de enfermedades, ya que ayudan a reducir el riesgo de contraer enfermedades crónicas, como infartos y otras afecciones cardiovasculares, Diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer, como el de estómago y colon.

Pero, ¿qué pasa si no acostumbras comer vegetales, si siempre los haces a un lado o si te aburre comerlos de la misma manera? No te preocupes más y lee estos tips. ¡Ni creerás cuando estés comiendo vegetales y obteniendo todos sus beneficios!

  • Sírvelos en sopas: Cuando pidas una sopa, asegúrate de que sea a base de vegetales. Si la cocinas en casa, agrégale trocitos de vegetales como zanahoria, brócoli, arvejas o, simplemente, haz una sopa de vegetales. ¡Esta es una manera de comer tus porciones diarias de vegetales en una sola comida!
  • Haz de tus vegetales una deliciosa salsa: Preparándolos como salsa, ya no es necesario agregar vegetales sólidos a tu plato. Dedícale un poco de tiempo y prepara una rica salsa de tomate para que dure toda una semana. Mantenla en el refrigerador y caliéntala cuando la necesites. Puedes utilizarla en recetas de carnes, pastas o como dip. Si te sirves ½ taza de esta salsa, ya estarás comiendo una porción de vegetales.
  • Combínalos en tus preparaciones: Si quieres comer pizza, pasta, arroz o carne, ¡agrégales vegetales! Puedes utilizar hongos, espinacas, brócoli, arvejas, pimiento, zanahoria, cebolla o los que prefieras. Mezclándolos con tus platillos favoritos, ni te darás cuenta de que estás comiendo vegetales.
  • Escóndelos en el sándwich: Si no deseas una ensalada para tu almuerzo, agrega todos los vegetales que puedas a tu sándwich—alfalfa, rodajas de tomate, hojas de lechuga, espinaca, cebolla—y ya estarás añadiendo una porción de vegetales a tu dieta. Además, cuando pidas un sándwich o hamburguesa en un restaurante, ordena tomate, lechuga y cebolla extra.
  • Tómalos: Hacer una bebida a base de vegetales es una alternativa muy conveniente para obtener sus beneficios. En sólo 4 onzas de jugo, obtendrás 1 porción de vegetales. Pero, ¡ojo! Ten cuidado con los aditivos. Es mejor elegir productos frescos. La única desventaja es que, de esta forma, los vegetales no te aportarán toda la fibra que normalmente tienen enteros.
  • Prueba nuevas opciones: A veces nos quejamos de que los vegetales son aburridos de comer y es porque siempre compramos los mismos. ¡Olvídate de la idea de comer lechuga con tomate todos los días! Prueba nuevos vegetales, así descubrirás nuevos sabores que puedes incluir en tu dieta.
  • Dip con… ¡vegetales!En lugar de acompañar tu dip favorito con papalinas, nachos o galletas, hazlo con palitos de zanahoria, apio, brócoli, coliflor u hongos. ¡La mejor opción de un snack nutritivo!

Recuerda que los vegetales aportan muy pocas calorías y grasa y no contienen colesterol. Por lo tanto, al incluirlos en tu alimentación, no sólo comerás más saludablemente, sino que también evitarás platillos con muchas calorías y podrás controlar mejor tu peso.

Aquí termina tu batalla contra los vegetales. Con estos consejos, ellos serán tus fieles y nutritivos aliados para siempre.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad