SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los “más” y los “menos” para un corazón sano

Por Ana C. López, Licenciada en Nutrición, Equipo de MiDieta™ -
Los “más” y los “menos” para un corazón sano

Las enfermedades del corazón siguen siendo la principal causa de mortalidad tanto en hombres como en mujeres en los Estados Unidos. Sin embargo, estas enfermedades pueden prevenirse a través de un estilo de vida saludable. Hoy queremos compartir contigo algunas recomendaciones básicas, sencillas y clave para tener un corazón sano.

Hoy en día, sabemos que la combinación de varios factores de riesgo es más peligrosa para presentar una enfermedad cardiovascular. Un factor de riesgo es cualquier característica, situación o hábito que hace que aumente la probabilidad de que presentes una enfermedad específica. Mientras más factores de riesgo tengas, mayor será la probabilidad de padecer la enfermedad en un futuro. Algunos factores de riesgo de enfermedades del corazón, como la edad, el sexo masculino o los antecedentes familiares, no pueden modificarse. Otros factores de riesgo están al alcance de todos: la alimentación y la actividad física. 

A continuación, llamamos “más”a los alimentos o hábitos que son positivos para la salud de tu corazón, y “menos”a los alimentos o hábitos que pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares. 

Los “más”

Los “menos”

Frutas

Grasas saturadas (presentes en alimentos de origen animal, como las carnes, leche entera, quesos y mantequilla)

Vegetales

Grasas trans (presentes en productos de pastelería, chips y galletas, entre otros)

Granos enteros

Aderezos altos en grasa

Lácteos bajos en grasa

Leche entera o lácteos regulares

Grasas monoinsaturadas (aceite de oliva o canola, aguacate)

Alimentos fritos (papas fritas, pollo frito, papalinas, chips)

Grasas poliinsaturadas (aceite de maíz o girasol, pescado)

Bebidas alcohólicas

Especias y hierbas naturales

Sodio (sal de mesa, productos enlatados)

Postres a base de frutas, agua y bebidas sin azúcar (puedes utilizar edulcorantes artificiales)

Postres o bebidas azucaradas

Actividad física de intensidad moderada, por lo menos 30 minutos la mayoría de días de la semana

Inactividad, sedentarismo, actividades que no implican movimiento

Finalmente, acostúmbrate a revisar la información nutricional en la etiqueta de los alimentos. Fíjate en los siguientes elementos: 

  • Grasa total
  • Colesterol
  • Grasa saturada
  • Sodio

Si el porcentaje de valor diario (% Daily Value) es igual o menor que 5%, el alimento puede considerarse bajo en estos nutrientes, por lo que es una buena opción para elegir.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad