SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¡Levántate y adelgaza!

Por Carola Sixto, Editora -
¡Levántate y adelgaza!

Las sillas pueden convertirse en nuestro mayor enemigo. No porque se quiebre una de las patas y nos podamos caer al piso sino porque si pasamos mucho tiempo sentados, podríamos sufrir de síndrome metabólico, que causa obesidad, diabetes y enfermedades cardíacas.
Así lo demostró una investigación, que descubrió que las personas que pasan muchas horas del día sentadas, son más propensas a padecer de este síndrome, que afecta a más de 47 millones de americanos.
“La información existente, a través de numerosos estudios, está empezando a mostrar que las tazas de enfermedades del corazón, diabetes y obesidad se duplican o triplican en las personas que permanecen sentadas durante mucho tiempo”, explicó Marc Hamilton, profesor de Ciencias biomédicas de la Universidad de Missouri en Columbia.

La circulación en acción
Según Hamilton, esto ocurre debido a que cuando estamos de pie, la enzima lipasa es absorbida por los músculos, pero cuando estamos sentados, la lipasa se desconecta virtualmente. En su lugar, la grasa recircula por el flujo sanguíneo y es almacenada por la grasa corporal o también obstruye las arterias, que causan las enfermedades.
Al mismo tiempo, el estar parado se mejoran los niveles de colesterol en un 22%.
“Si puedes hacer algo sentado o parado, yo elijo hacerlo parado”, explicó el experto.
Para cambiar de hábitos y pasar menos tiempo sentado, es importante tomar descansos frecuentes en el trabajo para pararse y caminar. También, se puede hablar por teléfono y hasta ver televisión de pie.
“Al estar de pie se puede reducir la cintura. Se queman alrededor de 60 calorías por hora estando de pie”, agregó.

5 consejos para evitar la silla
• Atiende el teléfono desde un equipo inalámbrico. Así cuando conversas, puedes caminar por tu casa o donde te encuentres. Evita atender desde el teléfono fijo.
• Si sigues alguna serie o ves el noticiero, ¡hazlo de pie!
• Si vas a ver una película y te gusta tomar alguna bebida mientras la ves, no te dejes la botella cerca sino simplemente sírvete un vaso. Así te verás obligado a levantarte cada vez que se te vacíe el vaso.
• Cuando vayas a buscar a tus niños a la escuela, no los esperes adentro del auto. Sal y espéralos de pie junto al auto. ¡Les darás una linda sorpresa!
• Si tienes algún amigo o familiar que viva cerca de tu casa, ¡no lo llames más por teléfono! La próxima vez que quieras saber algo de ellos, ¡ve a visitarlo!

No hace falta hacer grandes cambios para sentirnos mejor. Con estos pequeños cambios, podremos hacer importantes aportes a nuestro cuerpo. Así que ahora, ¡a ponerse de pie y dar una vuelta!

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad