SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las gaseosas podrían provocar diabetes

Por Carola Sixto, Editora Dr. Tango™ -
Las gaseosas podrían provocar diabetes

La cantidad de azúcar es determinante

Hace unos cuantos años atrás, cuando alguien tenía mucha sed pedía agua. En la actualidad, es más común ver a la gente caminar por la calle con una botella de gaseosa azucarada que con una de agua, a excepción de las personas que practican deporte.
Este incremento en el consumo de refrescos con azúcar ha tenido entre sus consecuencias un aumento de los casos de diabetes y enfermedades cardíacas. Una investigación de la Universidad de California en San Francisco demostró que

 en la última década hubo 130,000 casos nuevos de diabetes y 14,000 casos nuevos de enfermedades del corazón.
Entre las posibles explicaciones, los investigadores atribuyen el incremento de los problemas cardiovasculares al aumento de diabetes; si bien no descartan que la mayor cantidad de casos de personas obesas también influya.
"Cualquiera sea el mecanismo, estudios de gran tamaño sugieren que beber grandes cantidades de refrescos con azúcar tiene un efecto", destacó la Dra. Kirsten Bibbins-Domingo, profesora asociada de medicina en la Universidad de California. "Nadie discute que tomar estas bebidas con moderación esté bien, pero en la última década su consumo se ha disparado, mientras que el consumo de otras bebidas se ha reducido".

Un impuesto podría ayudar
Si bien para la vicepresidenta de políticas científicas de la Asociación Americana de Bebidas el estudio todavía requiere mayor sustento científico, ya que al momento de su declaración la investigación todavía no había sido publicada en una revista de ciencias, para la Dra. Kirsten Bibbins-Domingo, el problema podría mejorarse si se lanzara alguna política que redujera su consumo, como aplicar un impuesto a las gaseosas azucaradas, por ejemplo.
"La razón por la que existe un debate en torno al impuesto es porque las pruebas científicas en poblaciones han mostrado de forma constante que más de una bebida al día eleva el riesgo", expresó la experta.
Por su parte, la Asociación Americana del Corazón recomienda limitar el consumo de bebidas azucaradas, mientras existan soluciones alternativas. 
Una lata de Coca-Cola contiene 140 calorías y 39 gramos de azúcar, mientras que una lata de Coca-Cola dietética no contiene calorías ni azúcar. En el caso de Pepsi, la lata trae 100 calorías y 28 gramos de azúcar; la versión dietética y la Pepsi Max traen 0 calorías y 0 gramos de azúcar.

Según los expertos en nutrición, los alimentos no deberían exceder los 40 gramos de azúcar, equivalente a 10 cucharitas de azúcar. Sin embargo, una lata de Coca-Cola tiene prácticamente esa cantidad (39 gramos), es decir que contiene la cantidad de azúcar agregada recomendada para todo el día.
Para saber si actualmente estamos consumiendo esta cantidad, es necesario hacer el cálculo en forma manual, según la información nutricional de las etiquetas.

Dulcemente, tal vez haya llegado el momento de reemplazar las gaseosas regulares por refrescos dietéticos o agua. Además de ingerir menos calorías, estaremos tomando una decisión sabia para nuestra salud.
 
Fuente: Healthday, traducido por Dr. Tango, www.pepsiproductfacts.comy www.thecoca-colacompany.com

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad