SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La sandía

Por Emiliana Faillace, Licenciada en Nutrición, Equipo de MiDieta™ -
La sandía

En este verano, tu mejor aliada es la sandía. Esta fruta es tan versátil que la podrás preparar de distintas formas para refrescarte, nutrirte y, lo más importante, cuidar de tu salud. Algunos de los beneficios que obtendrás al comerla son:

  • Mantenerte bien hidratado(a), ya que se compone en un 90% de agua.
  • Aumentar tu consumo de fibra
  • Aumentarás la probabilidad de cumplir con la recomendación diaria de vitaminas y minerales.
  • Podrías prevenir enfermedades como el cáncer de próstata, pulmón y del sistema digestivo.
  • Al elegir un pedazo de sandía en vez de una soda u otros alimentos altos en  grasa, azúcar y calorías, lograrás también mantenerte en forma durante todo el verano.

Los beneficios que tiene la sandía para la salud son gracias a una sustancia llamada licopenoque se encuentra en esta fruta y en los tomates. Éste tiene propiedades antioxidantes, y su papel es proteger a las células del cuerpo del estrés oxidativo y, como consecuencia, prevenir el envejecimiento, la mala formación o el mal funcionamiento celular. De esta manera, podría ayudar en la prevención del  cáncer, algunas enfermedades cardiovasculares y la degeneración macular. El licopeno también es el responsable de darle el color rojo intenso a la sandía, lo que la hace tan apetitosa. Otros nutrientes que se encuentran en la sandía son las vitaminas A, B y C. Además, sus semillas son ricas en vitamina E y se pueden consumir tostadas.

Ahora que ya sabes todos los beneficios que te trae el comer sandía, te damos algunos consejos de cómo incluirla en tu alimentación.

  • Corta la sandía en pedazos con todo y la cáscara, congélala y refréscate en cualquier momento del día.
  • Saca bolitas de sandía y prepara unos pinchos o una ensalada de frutas.
  • Prepárate un licuado de sandía.
  • Agrégale sandía en trocitos a  unas cuantas hojas de lechuga y ponle un aderezo de vinagre balsámico.
  • Licua la sandía con un poco de agua, viértela en vasos pequeños de plástico, colócales una paleta de helado y prepara tus propios helados en casa.

 

Literatura revisada:

1. Cousin, Pierre Jean; K. Hartvig. The Complete Guide to Nutritional Health.1 sted. USA: Duncan Publishers, 2004.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad