SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La mejor manera de bajar de peso

Por Eleazar Lara-Pantin, MD, MSc.* -
La mejor manera de bajar de peso

Hoy en día, restringir el consumo de alimentos es la manera más común para rebajar de peso. Sin embargo, cada vez conocemos más sobre los beneficios que tienen el ejercicio y dieta equilibrada para obtener y conservar una mejor figura corporal.

El problema con hacer sólo dieta
La dieta y el ejercicio tienen efectos diferentes sobre el metabolismo. Seguir una dieta, sobre todo repetidamente, como muchos hacen, desacelera el metabolismo. Cuando disminuye el metabolismo el cuerpo necesita menos calorías y, por ende, menos alimentos para funcionar efectivamente.

Tu cuerpo está programado para reaccionar a la defensiva ante situaciones que pueda interpretar como agresivas, y éste es el caso de las dietas estrictas. Cuando sigues una dieta muy restringida, el cuerpo conserva las reservas de energía, reduciendo el número de calorías que el cuerpo quema diariamente. Al quemar menos calorías, el cuerpo mantiene las reservas en forma de grasa y esto se hace aparente físicamente cuando el peso corporal se estanca.

El ejercicio, sin embargo, acelera el metabolismo. Este efecto se mantiene aún después de haber terminado la sesión de ejercicio. Así, cuando haces algún ejercicio moderado por 30 minutos, el aumento del metabolismo se prolonga hasta por 24 horas. Este gasto calórico más allá del tiempo destinado al ejercicio puede resultar en la pérdida de hasta dos kilos y medio al año (o alrededor de 5 libras), además de los rebajados por el efecto directo del ejercicio realizado.

Por otra parte, las restricciones alimentarias resultan en la pérdida de tejido, tanto graso como magro. Dicho de otra manera, hacer dieta sin practicar ejercicios reduce tanto la grasa indeseable como la masa muscular, algo que no queremos.

En el caso de las dietas estrictas, es posible que se pierda innecesariamente hasta un tercio de la masa muscular. Pero el ejercicio, además de quemar la grasa más eficientemente, aumenta la masa muscular.

Las ventajas de ambos
Cuando combinas dieta y ejercicio, la pérdida de grasa ocurre más rápido y la actividad física puede neutralizar el efecto que tiene la dieta en desacelerar el metabolismo.

Por eso, incorporar a tu vida la práctica correcta y disciplinada de ejercicios puede mantener normal el componente graso del cuerpo. Cuando el ejercicio forma parte de tu programa para rebajar de peso, no es necesario restringir mucho tu alimentación. Además, permite que tu masa muscular se desarrolle como debe, estimulada por la actividad física para lograr una mejor figura corporal.

Mírate al espejo
Cuando se sustituye grasa por músculo a través del ejercicio y la alimentación adecuada, es posible que el peso no baje con tanta rapidez. Lo que se obtiene, en cambio, es una mejor figura corporal, que es lo que buscamos cuando no estamos satisfechos con nuestro peso. Esto se debe a que el tejido muscular pesa más que el tejido graso.

No tienes que obsesionarte con una meta fijada en kilos o libras, sino más bien evaluar tus logros por los cambios que veas en tu talla de ropa o al observar tu imagen corporal en el espejo.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad