Quantcast

Editar mi perfil

La hipoglucemia

Por Lic. Nina Nazor Robles* -

Al tener diabetes, la hipoglucemia, o las cifras bajas de glucosa en la sangre, aparece cuando hay menos de 70 mg/dl de glucosa en la sangre, aunque también puede presentarse si la glucosa está alta y baja bruscamente.

La hipoglucemia se presenta sobre todo al usar insulina, al tomar pastillas para la diabetes, al usar ambas, o si no se mantiene la relación adecuada entre lo que se come y los medicamentos. Por esta razón es muy importante aprender a evitarla, a identificarla y a tratarla.

La glucosa puede subir hasta 300 mg/dl o incluso más sin que la persona se sienta muy mal. Sin embargo, la glucosa no puede bajar demasiado sin que la persona dé cuenta. Si la glicemia, azúcar en la sangre, le baja a 50 mg/dl o menos se siente mareado y mal, y cuando tiene 30 mg/dl es probable que se desmaye.

Esto ocurre debido a que el cerebro es el principal consumidor de glucosa en el cuerpo y, además, es el que gobierna todas las actividades, desde los movimientos voluntarios hasta la respiración o los latidos cardíacos, que son involuntarios.

Cuando el cerebro siente que está bajando la glucosa manda señales de alerta para comer y descansar mientras sube la glucosa. Por eso, si la glucosa sigue bajando la mente se confunde y la persona puede llegar a desmayarse. Si la glucosa no sube de inmediato se ponen en riesgo la salud y la vida.

Causas de hipoglucemia

  • Una dosis excesiva de medicamentos para bajar la glucosa de la sangre.
  • Saltar las comidas.
  • Hacer mucho más ejercicio del acostumbrado.

Síntomas de hipoglucemia

La hipoglucemia tiene varias fases. Veamos cuáles son sus características:

Fase 1 En esta etapa la persona se siente mareada, temblorosa, ansiosa, siente un vacío en el estómago, puede tener hambre o una necesidad imperiosa de comer, dolor de cabeza y está somnoliento.

Fase 2 Si la hipoglucemia continúa se puede comenzar a experimentar pensamientos confusos, visión borrosa, decir cosas que no vienen al caso, balbucear, empezar a reír o a llorar sin motivo y sentir más cansancio y mareos.

Fase 3 Esta fase usualmente les ocurre a las personas que usan insulina. Éstas pueden llegar a desmayarse, a tener convulsiones y, lo más peligroso, desarrollar un estado de coma que las lleve a la muerte.

Éstas son algunas de las características preocupantes de la hipoglucemia, por lo que hay que tratar de evitarla y tratarla si se presenta.

¿Qué hacer si se tiene hipoglucemia?

Primero hay que comer algo para subir rápido la glucosa y después medirla de nuevo.

En la fase 1 se debe comer algo que contenga 15 gramos de carbohidratos como:

  • 1 cucharada llena de azúcar, de miel o de mermelada
  • 3 ó 4 caramelos
  • 1 tableta de glucosa, se venden especialmente para eso.
  • ½ vaso o 120 cc de refresco normal con azúcar

Hay que tener en cuenta que los chocolates, la leche entera o un pastel o torta que contenga azúcar y grasa no sirven en este caso porque no suben rápido la glucosa.

Después de comer cualquiera de los alimentos mencionados hay que medir la glucosa de la sangre. Si se hace lo contrario y se mide primero la glucosa podría ser que en lo que se busca el monitor y se hace la medición, la glucosa baje demasiado.

Los síntomas deben de haber desaparecido en 15 minutos aproximadamente, si no sucede así, hay que comer de nuevo otra dosis de los mismos alimentos y volver a medir la glucosa.

Si se están presentando los síntomas de la fase 2, se debe comer lo mismo que se recomendó en la parte anterior pero el doble de cantidad. O sea, dos cucharadas de azúcar o miel o un vaso de refresco con azúcar. De nuevo, si los síntomas no se van en 15 minutos, hay que repetir la dosis.

Si se llega a la fase 3 y se pierde el sentido, hay tres cosas que la persona que esté cerca debe de hacer:

  • Untar miel a las encías del convaleciente. Como no puede tragar, si le dan algo líquido o un dulce puede ahogarse. En cambio, si se le unta azúcar o miel éstos comienzan a elevar su glucosa de inmediato al ser absorbidos por la mucosa bucal.
  • Aplicarle al convaleciente una inyección de glucagon. El glucagon es una hormona cuya función es contraria a la insulina, o sea, que sube el azúcar de la sangre, el médico es quien la prescribe si lo considera necesario.
  • Después de untar miel o aplicar glucagon al convaleciente, hay que llevarlo de inmediato al hospital más cercano.

También hay que recordar que es imprescindible que la persona diabética tenga un brazalete o una placa o tarjeta de identificación en el que indique que padece de diabetes, su nombre completo, los medicamentos que usa y a quién contactar en caso de emergencia.

* Dietista del Equipo de MiDieta™


Otros artículos sobre temas relacionados:

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo