Quantcast

Editar mi perfil

Cerrar

La dieta perfecta para cada tipo de ejercicio

Por Gloria C. Rabell, Licenciada en Nutrición, Equipo de MiDieta™ -

La dieta es muy importante para lograr una mejora en la condición física. El tipo de dieta correcta depende de varios factores, entre ellos:

  • El tipo de ejercicio.
  • La duración, intensidad y frecuencia.
  • Tiempo de entrenamiento.
  • Estados nutricional y de salud actuales y previos.

Ten en cuenta tus objetivos

La dieta depende también de tus objetivos personales. Tu alimentación será muy diferente si quieres bajar de peso o si tu meta es aumentar masa muscular.

• Yoga y estiramientos

Hay varios tipos de yoga, algunos requieren un mayor aporte de energía que otros. No obstante, en promedio el gasto energético es menor que en otros ejercicios. 

Ya que muchas posturas requieren mucha flexibilidad, necesitas una comida ligera. Debe aportar proteínas, fibra, vitaminas y minerales e hidratos de carbono. 

Si haces yoga desayuna, por ejemplo, un yogurt con cereal integral y arándanos. Luego de la clase, puedes comer un refrigerio simple, por ejemplo, una quesadilla o un “burrito”.

  • Ejercicios aeróbicos “cardio”

Evita comer demasiado antes de entrenar. Puede ocasionarte náuseas. Lo más apropiado es una comida ligera que contenga hidratos de carbono antes de hacer ejercicio. Algunas sugerencias: un plátano o mango, una barra integral de fruta, una barra de cereal integral, cereal integral sin azúcar (3/4 de taza), 6 nueces o almendras o cacahuates (1/4 de taza).

Es necesario que después del ejercicio comas alimentos altos en proteínas y bajos en grasa para aumentar masa muscular. Algunos ejemplos de refrigerios son: ensalada con pechuga de atún, pollo o pescado a la parrilla. evita aderezos grasosos, hongo portobello relleno de pechuga de pavo.

• Entrenamiento de fuerza

Se recomienda antes una comida completa, con alimentos de origen animal que aportan proteínas, así como ensalada o verduras que aportan vitaminas, minerales y fibra. Los alimentos con hidratos de carbono para reponer la energía también son indicados. Algunos ejemplos: 2 a 3 onzas (60 a 90 gramos) de pechuga de pollo o pavo, atún, pescado o salmón, arroz de preferencia integral, ensalada. 

 Y por último, evita comidas pesadas muy condimentadas o abundantes. El ejercicio y este tipo de comidas no se llevan bien. 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo