SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La alimentación de tu bebé

Por Lic. Isabel C. Rodríguez R.* -
La alimentación de tu bebé

Si nos hablan de alimentos triturados o machacados, jugos y sopas es muy probable que imaginemos a un infante consumiendo estos alimentos en un biberón y teniendo sus primeros contactos con los platos y las cucharillas.

Tradicionalmente así es como a partir de los seis meses de vida se sustituye la leche materna en la alimentación del bebé.

Sin embargo, ahora sabemos que, si es posible, la lactancia debe continuar hasta que el infante tenga dos años. Lo más conveniente es que cuando tenga seis meses comiences a darle otros alimentos además de la leche materna. A esto se le llama “alimentación complementaria”.

Para que la alimentación complementaria sea un éxito y puedas disfrutar al máximo esta hermosa etapa en la vida de tu hijo en MiDieta queremos hacerte algunas recomendaciones:

  • Ofrécele a tu hijo una variedad de alimentos.Acostumbra a tu hijo a consumir frutas, vegetales, carnes y cereales desde este momento ya que a pesar de estar tan pequeños, los niños van formado hábitos acostumbrándose al sabor de diferentes alimentos.
  • Uno a la vez.Para probar la tolerancia del niño a los nuevos alimentos y observar si tiene reacciones alérgicas a alguno de ellos te recomendamos introducir un alimento nuevo a la vez. Si tu bebé lo rechaza trata de presentarle el mismo alimento preparado de una forma distinta en otra oportunidad.
  • Mantén la higiene en todo momento.Es muy importante que mantengas limpias tanto las manos de tu bebé como los utensilios con los que le das de comer. Además, procura que el almacenamiento sea higiénico al igual que la preparación de los alimentos (lava todos los alimentos antes de cocinarlos con agua filtrada o hervida, evita que queden partes crudas en los alimentos que se calientan y refrigera aquellos alimentos que lo requieran, entre otras medidas higiénicas).
  • Observa a tu hijo.Aún sin hablar, los gestos de los bebés pueden transmitir mucha información. Es importante que observes a tu hijo mientras come y respeta si en algún momento ya no desea más cantidad de alimento. Recuerda que los niños tienen una capacidad gástrica menor y se llenan más rápido que los adultos.
  • Fracciona las comidas.El estómago de los niños menores de dos años es muy pequeño, por lo que es mejor darles tres comidas y dos o tres refrigerios de poco volumen en lugar de comidas muy copiosas.
  • Haz de la comida un momento tranquilo.Es importante que durante el momento de la comida exista un ambiente adecuado, sin distracciones. Es posible que tu hijo demore cierto tiempo en ingerir todos los alimentos lo cual requiere de paciencia de tu parte.
  • Modifica la consistencia paulatinamente.Introduce los nuevos alimentos en preparaciones que sean fáciles de consumir por tu bebé. Empieza por alimentos semisólidos tipo papillas y compotas para luego pasar a los alimentos que tu hijo pueda tomar con sus propias manos (como galletas) hasta que finalmente puedas darle alimentos sólidos cortados en pedazos pequeños que pueda masticar y tragar fácilmente.
  • Busca orientación profesional si tienes dudas.El Nutricionista y el pediatra son quienes te pueden orientar para que alimentes adecuadamente a tu bebé, no dudes en consultarles cualquier inquietud.

La alimentación complementaria es una maravillosa dinámica que te permitirá ir comprendiendo las necesidades y las reacciones de tu bebé para que, según su tolerancia, le introduzcas nuevos alimentos además de la leche. Así le irás formando unos hábitos de alimentación adecuados.

*Dietista del Equipo de MiDieta™
Presidenta de la Sociedad Venezolana de Educación Nutricional


Otros artículos sobre temas relacionados:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad