SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Festividades nutritivas

Por Equipo de MiDieta -
Festividades nutritivas

Las festividades no tienen por qué romper nuestras rutinas de alimentación. Al contrario, pueden ser una excusa perfecta para elaborar ricos platos nutritivos que sean de nuestro agrado y del de todos nuestros allegados.

Cada familia tiene sus propias tradiciones, pero en casi todas el pavo es el rey de la mesa. Para que el pavo como sus acompañantes sean sinónimo de buena nutrición debes velar por la selección de los alimentos, sus condimentos y la forma de prepararlos. Por ejemplo, el pavo, hornéalo; la batata dulce prepárala asada y con canela en vez de acaramelada; el relleno para el pavo hazlo de frutas o vegetales o no le añadas relleno; la tarta de calabaza hazla con leche evaporada descremada en vez de leche evaporada.

A continuación te brindamos algunos consejos para preparar la cena del Día de Acción de Gracias de una forma nutritiva:

El plato principal:

  • No podemos dejar que el exceso de comida que nos rodea en el Día de Acción de Gracias arruine nuestros esfuerzos por mantener un peso saludable. Como hemos recalcado en MiDieta, lo mejor es comer de todo con moderación y sin excesos... Y no sólo hay que tener en cuenta lo que comemos, sino cómo lo preparamos.
  • El pavo, que es el plato principal en esta festividad, ofrece una gran oportunidad para que comamos saludablemente. La carne del pavo de por sí es una carne magra, con poca grasa y, horneado, como es la tradición, es muy saludable. La carne de pechuga de pavo es la que contiene menos grasa. Por ejemplo, una porción de pechuga de pavo tiene 1 gramo de grasa y 140 calorías, mientras que la pierna del pavo tiene 7 gramos de grasa y 182 calorías por porción.
  • Hay muchísimas recetas para los rellenos del pavo. Muchos de éstos tienen gran cantidad de grasa, por lo que debes cuidar su contenido si quieres mantener una receta baja en calorías y grasa. Entre los rellenos, éstos pueden ser de pan de maíz, papas dulces y hongos, manzanas, frutas y maní, alcachofas y queso o zanahorias con pimientos.
  • Para la salsa o gravy también puedes dejar volar tu imaginación. Entre éstas, puedes tratar la salsa de hierbas y cebollas, la salsa de naranjas o, si quieres añadirle un toque latino (y sin grasa) le puedes hacer una salsa de pasta de guayaba.
  • Recuerda siempre no saturar tus alimentos con estas salsas que generalmente son grandes portadores de grasa.

Colorido y sabores saludables para la ocasión

  • Los vegetales también son acompañamientos perfectos que además de brindarles un rico sabor le dan muchísimo colorido a tu mesa. Por ejemplo, puedes servir batatas con canela, habichuelas verdes, zanahorias, col de bruselas o salsa de arándanos, entre otros. También puedes preparar arroz con vegetales y papas hervidas.
  • Aunque los postres podrían romperle la dieta a cualquiera, siempre hay maneras de incluir un poco de sabor dulce en la mesa. Entre las opciones se encuentran variedades de frutas, helados o sorbets de frutas, flan de calabaza, tarta de manzana, tarta de calabaza o tarta de queso con arándanos, entre otros.
  • Puedes reemplazar el azúcar en tus postres con edulcorantes artificiales, recordando siempre añadirlos al final de la preparación.
  • Debes sustituir las cremas, leches y quesos en tus recetas por aquellos bajos o libres de grasa para disminuir el contenido de calorías y grasa de tus comidas.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad