SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Evita el sobrepeso en tus hijos

Por Lic. Isabel C. Rodríguez R.* -
Evita el sobrepeso en tus hijos

Si tu hijo tiene problemas de peso seguramente te habrán advertido sobre todas las complicaciones de salud que puede tener.

Los niños obesos son más propensos a desarrollar diabetes y sus cifras de colesterol por lo general son más altas que las de otros niños.
Aunque como madre debes estar muy conciente de esta realidad para aplicar las medidas de control necesarias y ayudar a tu hijo a crecer sano, hay otra realidad que se presenta paralela a este aspecto físico y es muy pocas veces abordada por el personal de salud: la burla de la cual tu hijo puede ser objeto.

Es probable que tu niño alguna vez te haya comentado que sus compañeros de escuela se burlan de él o que, en tu misma casa, los hermanos y vecinos lo hagan.

¿Por qué se burlan?

Básicamente los niños se burlan de los que están pasados de peso porque su imagen corporal no es la más apropiada dentro de lo que se acepta en la sociedad. Además, los niños con sobrepeso son más torpes en ciertas actividades que requieren destreza física y se fatigan más fácilmente que los niños delgados.

¿Qué debes hacer?

Si tu hijo está pasado de peso lo primero que debes hacer es planificar con tu pediatra un tratamiento para su problema que incluya asesorías dietéticas y psicológicas. Verás cómo a medida que progrese, la situación será de menor tensión. Mientras avanzan en el tratamiento, puedes seguir las siguientes recomendaciones:

Dale a los comentarios la importancia que merecen.Recuerda que para los niños los comentarios de otros pueden ser muy importantes, pero también los tuyos los son, por lo tanto, cuando tu hijo te comente que se han burlado de él, préstale atención a lo que te dice y hazle saber que a esos comentarios no debe darles mucha importancia. Sin embargo, te recomendamos no caer en el extremo de volver sobre el tema de la burla en la escuela varias veces, tal vez tu hijo ya lo olvidó y ¡eres tú quien sigue pensando en eso!

Crea un clima familiar de confianza.Cuando los niños son objeto de burla disminuye su confianza y su autoestima, por lo tanto, es esencial que en la casa predomine un ambiente donde tu hijo se sienta confortable y seguro.

Tratar a tus hijos por igual.Una de las mejores cosas que puedes hacer es tratar a tu hijo con sobrepeso de la misma manera que a tus otros hijos: evita hacer distinciones con sus hermanos o primos y asígnale las mismas actividades para no reforzarle la idea de que es diferente al resto de los niños.

Refuerza lo positivo.Concéntrate en aquellas cosas que tu hijo hace mejor que muchos y anímalo a que las desarrolle. Si tu hija tiene sobrepeso y no es muy buena en ballet, pero canta mejor que muchas, llévala a clases de canto y ¡no te pierdas ninguno de sus conciertos!

Premia sus logros.Debes reconocerle cada avance en su tratamiento. Recuerda que no sólo es un avance perder determinado número de libras o kilos, también cambiar un hábito alimentario no apropiado o incrementar la actividad física son excelentes logros.

Acompáñalo a hacer ejercicios.Si tu hijo hace ejercicios, no sólo disminuirá de peso más rápidamente, sino que también se cansará menos y se hará más ágil en sus actividades diarias. Por lo general, a los niños con sobrepeso no les gusta hacer ejercicios y requieren del estímulo de sus padres para realizarlos. Selecciona una actividad que sea divertida para todos. Tal vez una excursión familiar cada fin de semana a un sitio donde se requiera caminar bastante o donde tu hijo pueda montar bicicleta será más animado para él que permanecer dos horas jugando béisbol.

Cuidado con los apodos.Algunos padres con el mayor cariño llaman a sus hijos por sobrenombres. No caigas nunca en el error de llamar a tu hijo “mi gordito”, “el gordo” o algo similar. Estos “alias” no hacen otra cosa que reforzar en tu hijo su problema y se convierten en etiquetas que le puede tomar mucho tiempo quitárselas de encima.

Si sigues las recomendaciones de tu equipo de salud y le das suficiente apoyo a tu hijo verás cómo poco a poco él empezará a tener una actitud mucho mejor hacia las burlas de las cuales puede ser objeto. Si piensas que tu hijo, a pesar de poner en práctica con él todas estas recomendaciones no se siente bien, te recomendamos buscar la ayuda especializada de un psicólogo.

*Dietista del Equipo de MiDieta™
Presidenta de la Sociedad Venezolana de Educación Nutricional

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad