SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Pierde Nueva York la guerra contra las sodas

Por -
Pierde Nueva York la guerra contra las sodas
CRÉDITO: THINKSTOCK

La corte desaprobó el proyecto del ex  alcalde de la ciudad Michael Bloomberg, que proponía prohibir la venta de vasos de soda con un contenido superior a 16 oz (470 ml) en  restaurantes, cafés, cines, centros de espectáculos y cadenas de comida rápida

Hace unas pocas horas la Corte del Estado de Nueva York desaprobó por 4 votos contra 2, el proyecto del entonces alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg para prohibir la venta de vasos gigantes de soda, con un contenido superior a 16 onzas (470 ml). En un dictamen de 20 páginas, el juez Eugene F. Pigott Jr concluyó que la propuesta promovida por Bloomberg, el Comité de Salud de la ciudad “excedía los alcances de su autoridad regulatoria”. 

La decisión será considerada como una derrota para los consejeros de salud, que buscaban desalentar el consumo de bebidas azucaradas porque su alto contenido de calorías las convierten en una de las principales causas de obesidad en el país. El Comité de Salud de Nueva York tiene una vasta tarea en la lucha contra los alimentos y bebidas poco saludables, y en su momento impulsó la iniciativa de prohibir las grasas trans en restaurantes y exhibir el contenido calórico de los alimentos en los menúes. 

La doctora Mary T. Bassett, integrante del comité de salud, explica que esta decisión no cambia el hecho de que las bebidas azucaradas son una de las principales causas de la epidemia de obesidad que afecta al país. Por ello seguirán buscando formas de vencer este flagelo, para eliminar los efectos perniciosos que causan en la salud de la población las comidas poco saludables y estas  bebidas. 

Desde un inicio la mayoría de los neoyorkinos se mostró en desacuerdo con la propuesta del alcalde, ya que veían afectada su libertad de elección. A su vez provocó pánico entre los fabricantes de sodas, que temían que sus productos fueron considerados como una amenaza a la salud pública.

En su defensa, adujeron que esta limitación también debería haber sido aplicada a otras bebidas como jugos de fruta, milkshakes y bebidas alcohólicas, que también tienen un impacto negativo en la salud.

  • En marzo de 2012, la propuesta del entonces gobernador de Nueva York Michael Bloomberg fue aprobada por el Comité de Salud de la ciudad, con una votación de 8 a favor, 0 en contra y una abstención.
  • La misma prohibía la venta de sodas en vasos de más de 16 onzas (470 mililitros) en restaurantes, cafés, cines, centros de espectáculos y cadenas de comida rápida. La violación de la misma implicaría una multa de $200.
  • En un comunicado, Bloomberg declaró en su momento: "La obesidad es el único problema de salud en Nueva York que ha seguido empeorando en vez de mejorar; con esta propuesta pretendemos reducir la cintura de la ciudad”.
  • Según el mismo comunicado, una gran parte de la población neoyorkina bebe más de 16 onzas de soda al día, cuando instituciones como la Asociación Americana del Corazón recomienda un máximo de 12 onzas (350 mililitros) por semana.
  • Para muchos, más que un beneficio, esta propuesta era un intento del gobierno neoyorkino de reducir la libertad de elección de la gente.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad