SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Embarazo: La diabetes gestacional

Por Claudia M. González, MS, RD, LD/N* -
Embarazo: La diabetes gestacional

La diabetes gestacional es la alteración de la glucosa de la sangre que se presenta por primera vez durante el embarazo.

El embarazo normalmente dura 40 semanas. El primer trimestre semanas 1 –13 es cuando se forman el corazón del bebé, el cerebro y otros órganos. La placenta también se forma durante este tiempo. El bebé se nutre de la sangre de su madre a través del cordón umbilical y la placenta.

Durante el segundo trimestre semanas 14-27 el bebé crece y comienza a moverse. Alrededor de la semana 18, se puede escuchar los latidos del corazón. En el tercer trimestre semanas 28-40 el bebé crece rápidamente y comienza a ser más activo.

Generalmente, la diabetes gestacional no comienza hasta después de la octava semana, aunque es más común detectarla en el último trimestre. Diabetes gestacional significa que la mujer tiene diabetes mientras espera al bebé.

La diabetes es un desorden que sucede cuando el cuerpo de la persona no produce suficiente insulina como debería. La glucosa es una especie de azúcar que el cuerpo produce del alimento que comemos. La insulina que produce tu cuerpo ayuda a la glucosa a que llegue a las células, donde se convierte en energía para nuestras actividades diarias.

A través del cordón umbilical, la placenta provee al bebé la glucosa y el agua de la sangre de la madre. También, se producen unas hormonas especiales que son necesarias para el embarazo. Al haber más hormonas se necesita más insulina. La mayoría de las mujeres encintas puede producir suficiente insulina para mantener el nivel normal de glucosa en la sangre, pero el exceso de hormonas puede impedir que la insulina trabaje adecuadamente. En estos casos, la mujer puede desarrollar diabetes gestacional.

¿Qué se puede hacer?
Las comidas necesitan ser nutritivas, balanceadas, que incluyan a los diversos grupos de alimentos, y mantener un horario regular al ingerirlas. Se requiere de un plan de ejercicios para asegurar un mejor funcionamiento de la insulina. La medicina tiene que estar regulada por el doctor y hay que informarse y aprender todo lo que se pueda para el mejor manejo de la diabetes gestacional.

¿Qué pasa después del parto?
Después de la llegada del bebé las hormonas especiales del embarazo regresan a la normalidad. La insulina adicional no es necesaria y, en la mayoría de los casos, la diabetes desaparece. Sin embargo, debido a que el cuerpo tuvo dificultades de producir suficiente insulina durante el embarazo, se corre el riesgo de que se desarrolle la diabetes al correr de los años.

¿Corren peligro los bebés?
La mayoría de los bebés de madres con diabetes gestacional nace saludable y sin complicaciones. Si la madre controla los niveles de glucosa en la sangre durante el embarazo, el bebé se desarrollará con normalidad. En el caso de que los niveles se mantengan disparejos, el bebé tenderá a crecer más, debido al exceso de glucosa que recibió de su madre.

La mujer embarazada debe hacerse chequeos periódicos con su doctor, tenga o no diabetes gestacional. Esta es la mejor arma para contrarrestar posibles complicaciones, y dar a luz a un bebé saludable.

*Dietista


Otros artículos sobre temas relacionados:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad