SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El estigma de los antidepresivos.

Por HolaDoctor -
El estigma de los antidepresivos.

Estudio halla que los estadounidenses se muestran reacios a usar medicamentos que se ha comprobado que alivian las dolencias mentales

Un reciente análisis halla que los estadounidenses están confusos sobre qué hacer con los medicamentos psiquiátricos. La mayoría piensa que funcionan bien pero de todos modos no los usa.

Si bien las personas entienden cada vez más la enfermedad mental, se sienten más identificados y aprecian los avances en el tratamiento, el estigma relacionado con tomar antidepresivos y medicamentos psiquiátricos sigue siendo marcado, según un reciente informe de investigadores del Consorcio de Indiana para Investigación sobre Servicios de Salud Mental de la Universidad de Indiana en Bloomington. El informe fue financiado, en parte, por el National Institute of Mental Health.

"Si bien las personas verbalizan la noción de que están aceptando los trastornos psicológicos de todo tipo, queda una sensación residual de que un trastorno psicológico es un defecto de carácter", aseguró el Dr. Charles Goodstein, psicoanalista y profesor clínico de psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York.

Este estigma implica que, para muchos, "no usar [un medicamento psiquiátrico] significa no tener ningún defecto así", aseguró.

En el estudio, el equipo de Indiana revisó datos de la Encuesta Social General de 1998, que entrevistó a 1,400 estadounidenses. Hallaron que:

  • Cerca de las dos terceras partes afirmaron que los medicamentos psiquiátricos sí ayudan a las personas con dolencias de la salud mental con la ansiedad de la vida diaria, controlar sus síntomas, y mejorar sus relaciones familiares
  • Apenas el 56 por ciento aseguró que estaría dispuesto a tomar medicamentos para aliviar los ataques de pánico
  • El 41 por ciento lo haría si se le diagnosticara depresión
  • Y apenas cerca de la tercera parte estaría dispuesta a tomarlos para los problemas personales o el estrés.

¿A qué se debe esta renuencia a tomar medicamentos psiquiátricos, si la mayoría no tiene miramientos a la hora de tomar un medicamento para un mal físico?

"Me parece que tienen miedo de lo que les va a pasar, lo que para la mayoría constituye una cautela innecesaria", aseguró la socióloga Bernice A. Pescosolido, directora del consorcio. "Los medios los han predispuesto acerca de lo que les puede suceder en las primeras dos semanas, cuando algunas personas están en riesgo de suicidio". Anotó que los medicamentos psiquiátricos no deben ser tomados a menos que el paciente sea cuidadosamente monitoreado por un médico experimentado y calificado para su uso.

Hay motivos de preocupación, agregó Goodstein.

"A veces, los medicamentos se recetan de manera excesiva o para algún tipo de mejora en el desempeño, y sí tienen efectos secundarios", aseguró. "No se deben tomar informalmente. Muchas veces, los pacientes las obtienen de los médicos porque tienen muestras en su consultorio".

La gente también podría rehuir los medicamentos psiquiátricos porque piensan que se enfrentarán a la estigmatización, sostuvo Pescosolido. Relató la historia de una amiga que, luego de su divorcio, llevó a su hijo de quinto grado a terapia. Luego de que el médico le recetara un antidepresivo, el muchacho exclamó, "¡Se acabó! Ya no puedo ser presidente".

Mucho depende de si el paciente confía en el médico que le ha recetado los medicamentos, aseguró Pescosolido. Cerca de siete de cada 10 estadounidenses informó que confiaba en su propio médico, aunque seis de cada diez se mostraron escépticos de los médicos en general, sospechaban que tomaban riesgos innecesarios, les cobraban por servicios innecesarios, realizaban cirugías innecesarias o no actuaban con el bienestar del paciente en mente.

Y aunque muchos de los antidepresivos ISRS como Prozac, Paxil y Zoloft hacen parte de una terapia a largo plazo, el 47 por ciento de los que respondieron aseguró que los medicamentos psiquiátricos deberían ser suspendidos cuando los síntomas desaparecen.

"Existe una relación real en la mente del público entre la enfermedad mental y la 'peligrosidad', y eso es lo que está alimentando el estigma", señaló Pescosolido. "Los estadounidenses se están haciendo más refinados y entienden mejor la enfermedad mental, por lo que pensamos que el estigma estaba desapareciendo. No lo podemos aceptar".

El informe será publicado en línea el martes por el Consorcio de Indiana para Investigación sobre Servicios de Salud Mental.

Más información: Para más información sobre la salud mental y los trastornos mentales, visite el National Institute of Mental Health.

Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad