SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¡Duerme para adelgazar!

Por MiDieta™ -
¡Duerme para adelgazar!

El mal sueño es aliado de la obesidad

Un trabajo realizado en la Universidad de Columbia ha sido categórico: el mal sueño es aliado de la  obesidad . Por eso, no en vano una de las recomendaciones básicas para una vida saludable es dormir un mínimo de ocho horas.

El estudio analizó los datos de 18 mil personas entre los 32 y 59 años que participaron en una investigación a nivel nacional llevada a cabo en los años 80. Este análisis encontró que, aún después de considerar factores como la depresión, la  actividad física, el consumo de alcohol, la raza, el nivel de educación, la edad y el género, las personas eran más propensas a engordar cuanto menos dormían.

Según James Gangwisch, quien dirigió al equipo de investigación, los resultados pueden aparentar ser contradictorios si se estima que las personas que duermen menos están quemando más calorías. Sin embargo, aseguró que, aparentemente, la falta de sueño está relacionada con la reducción en los niveles de la hormona leptina, que regula el apetito y el peso y le “informa” al cerebro cuánta energía queda disponible en el cuerpo.

Curiosamente, Gangwisch  sugiere que la razón podría encontrarse en nuestros antepasados prehistóricos. “El sistema de regulación metabólica pudo haberse desarrollado para motivar a los humanos a almacenar grasa durante el verano cuando las noches son cortas y la comida es abundante para así preparar el cuerpo para resistir los meses más crueles del invierno".

Como resultado, entonces, el dormir menos envía un impulso al cuerpo para que empiece a comer más y almacene grasa.

Pero no debes amedrentarte por esta inquietante relación. Según explican los nutricionistas, los elementos que combaten este problema, conocido científicamente como “síndrome X”, son:

  • Una buena dieta.
  • La actividad física regular.
  • Un tratamiento con la droga  orlistat ya que mejora la intolerancia a la glucosa , entre otros beneficios.
  • Evitar todo aquello que pueda alterar el sueño y genere insomnio como, las actividades nocturnas, para que el cerebro no reciba señales equívocas.

En otro estudio similar realizado en la Universidad de Chicago, un grupo de 240 voluntarios, tras dormir las citadas cuatro horas por noche durante dos días, experimentaron un incremento del 24 por ciento en su apetito y un aumento del deseo de dulces, patatas fritas, frutos secos, pan y pasta. El deseo de fruta, verduras o productos lácteos aumentaba mucho menos.

El equipo de Chicago destaca la cantidad de horas de sueño como la causa central del aumento de la obesidad en Estados Unidos. En este país, en los últimos 40 años, la población ha reducido su tiempo medio de sueño en dos horas y media. Paralelamente, el número de obesos se ha incrementado de forma alarmante: de sólo uno de cada cuatro adultos con sobrepeso y uno de cada nueve obesos hace cuatro décadas se ha pasado en la actualidad a dos de cada tres adultos con sobrepeso y casi uno de cada tres obesos.

Por eso, no dudes en ponerte a dormir bien para acompañar tu buena dieta.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad