SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Diabetes en adolescentes y niños

Por Alvin N. Eden, M.D. -
Diabetes en adolescentes y niños

La obesidad infantil ha aumentado vertiginosamente en los últimos diez años, ocasionando la epidemia actual de diabetes tipo 2 en niños y adolescentes. Por lo tanto, la incertidumbre acerca de que si ha llegado el momento de someter a todos los niños de manera rutinaria a exámenes con el fin de determinar si padecen o no de diabetes está cobrando mucha importancia.

El examen que comúnmente se practica para diagnosticar la diabetes es el de la glicemia de ayuno, llamado así pues normalmente se toma una muestra de sangre en la mañana antes de que el niño haya consumido algún alimento. La Asociación Americana de Diabetes (The American Diabetes Association)recomienda que sólo los niños con un alto riesgo de padecer en el futuro de diabetes tipo 2 deberían ser sometidos a este diagnóstico. No se recomienda que todos los niños sean sometidos al examen de manera rutinaria.

¿Quiénes presentan un alto riesgo de padecer de diabetes?Los niños con un alto riesgo son aquellos que son obesos, especialmente los que presentan antecedentes familiares diabéticos. Otros grupos de alto riesgo que ameritarían someterse a exámenes comprenden niños que pertenecen a ciertos grupos étnicos tales como los hispanos y los niños que padecen de hipertensión o presentan niveles altos de colesterol.

Sugiero que si tu hijo parece encajar en una de las categorías de alto riesgo deberías consultar con tu médico para determinar si hay que someterlo a exámenes para el diagnóstico de diabetes tipo 2. Es importante resaltar que a muchos niños con sobrepeso se les puede detectar diabetes tipo 2 con una prueba de glicemia de ayuno antes de que empiecen a mostrar algún signo o síntoma de diabetes. Es primordial realizar el diagnóstico de diabetes tipo 2 lo antes posible, lo que realmente significa antes de que se presente algún signo o síntoma. Existen métodos para reducir los niveles altos de azúcar en la sangre, por lo tanto, mientras más rápido se puedan bajar estos niveles hasta llegar a los niveles normales se podrán prevenir por mayor tiempo las complicaciones graves de la diabetes.

Los niños que presentan un riesgo alto deberían ser examinados cada dos años a partir de los 10 años de edad o al principio de la pubertad, si el niño se desarrolla antes de los 10 años.

Debido a que la diabetes es una enfermedad tan grave que con frecuencia causa complicaciones tan terribles en los adultos tales como ceguera, amputación, insuficiencia renal e infartos, cualquier medida que puedan tomar con el fin de posponer o prevenir esta enfermedad es de suma importancia. Quisiera enfatizar que la diabetes es más común en los hispanos que en los blancos y normalmente está asociada a la obesidad. Es tu responsabilidad hacer todo lo posible para evitar que tu hijo sufra de sobrepeso en algún momento de su vida. Si ya sufre de sobrepeso, mientras más rápido tomes las medidas al respecto, mejores posibilidades tendrás de poder evitar que tu hijo sufra de diabetes o de, por lo menos, dilatar la aparición de esta enfermedad.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad