SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Consume grasas con moderación

Por Nydia Rivera Alcaide* -
Consume grasas con moderación

Si nos dan a escoger entre una sabrosa ensalada o una deliciosa chuleta frita, lo más seguro es que elegiremos la chuleta frita, sobre todo si está acompañada por más frituras, sin importarnos las consecuencias del exceso de grasa.

Aunque el olor, color y sabor de los alimentos fritos nos estimulan mucho el apetito, no nos estamos dando cuenta de que nuestra dieta está compuesta muchas veces por alimentos ricos en grasa y, al freírlos, le añadimos más grasa. Cabe aclarar que no es que la grasa sea mala, sino que hay que saber comerla, teniendo en cuenta cuánta grasa estamos consumiendo a diario y su calidad. Además, hay que tener presente que no todas las grasas se comportan igual.

“Hay que acabar con el mito de no comer con grasas. Las grasas pertenecen a un grupo de sustancias nutritivas muy importantes que deben formar parte de nuestra alimentación diaria, pero sólo la que se necesita”, señaló el médico y especialista en nutrición de MiDieta , Eleazar Lara-Pantin. “Además de ser una fuente concentrada de energía, las grasas transportan componentes nutricionales indispensables para la vida, como los ácidos grasos esenciales y las vitaminas (A, D, E y K)”, añadió el doctor.

Los peligros del exceso

Por esto es que se recomienda ingerir entre un 20 y un 30% de las calorías diarias a partir de las grasas de la dieta. Hay que tener en cuenta que este porcentaje además de garantizar el consumo mínimo necesario, ayuda a evitar los excesos. Comer grasa en cantidades exageradas es lo que contribuye a las enfermedades, como los problemas cardíacos, el colesterol y el cáncer, entre otros.

El excesode grasa circula por la sangre de muchas formas, entre ellas en forma de triglicéridos y colesterol. Cuando estos se infiltran por las paredes de las arterias, causan la aterosclerosis, que es la base para los infartos y las enfermedades cerebrovasculares.

“Sin lugar a dudas, exceder el 30% recomendado (de consumo de grasa), aumenta muchísimo el riesgo de sufrir enfermedades crónicas, ya sea por el aumento de los depósitos de grasa en todo el cuerpo o por su infiltración en las paredes de las arterias, además de la posibilidad de que ambos procesos ocurran a la vez”, recalcó el doctor Lara-Pantin.

Por consiguiente, hay que acordarse de que la grasa no es solamente el aceite que consumimos, sino que también hay muchísimos alimentos que componen nuestra dieta que aportan grasa. Se puede mencionar la carne, las aves, el pescado y los productos lácteos, entre otros tantos. Para tratar de bajar más el nivel de grasa de los alimentos puedes, por ejemplo, quitarle la piel al pollo o la grasa visible a la carne de res y de cerdo antes de cocinarlos. También puedes explorar tu habilidad culinaria y preparar tus alimentos horneados, hervidos, a la parrilla o a la plancha.

Hay que tener presente que quizás compremos un alimento en el supermercado con poca cantidad de grasa o le quitamos la grasa visible al alimento antes de cocinarlo, pero si luego freímos con mucho aceite, nos excedemos. “El tipo de aceite que utilicemos es a su vez un elemento clave, por lo que hay que preferir los aceites de origen vegetal y, entre ellos, aquellos cuya etiqueta mencione que tienen proporciones similares de ácidos grasos saturados, monoinsaturados y poliinsaturados”, dijo el especialista en nutrición de MiDieta .

Gánale la partida a la grasa

Y si ya te decidiste por cocinar un plato que requiere utilizar aceite para cocinar, recuerda no abusars y crear un buen balance entre las porciones de los diferentes alimentos.

Por ejemplo, el doctor Lara-Pantin señaló que "si quiero comer algo frito, lo recomendable es que el producto que se vaya a freír  no venga con grasa y que los demás acompañantes tampoco tengan grasa ni estén fritos. Por ejemplo, se puede comer un plátano frito y acompañarlo con una carne asada y una ensalada con vinagre y limón o unas gotitas de aceite de oliva para que le añada un sabor y un aroma peculiar."

Esta es sólo una de las tantas recetas que puedes seguir y así continuar comiendo la sabrosa comida tradicional, pero cuidando el exceso de grasa.

*Del equipo editorial de MiDieta™


Otros artículos sobre temas relacionados:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad