SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Buenos hábitos para tus niños

Buenos hábitos para tus niños

¿Qué pueden hacer los padres para cambiar los hábitos de alimentación de sus hijos?

En primer lugar hay que decidir quién pone las reglas: el padre/ la madre o el hijo. Mientras más pequeños sean es más fácil inculcar en ellos los hábitos alimenticios apropiados. Es mucho más difícil tratar de cambiar la dieta de un adolescente que la de un niño pequeño. Sin embargo, es importante que hagas el máximo esfuerzo, independientemente de la edad de tu hijo.

La forma más eficaz de poner a tu hijo en una dieta sana y nutritiva que no tenga muchas calorías es impermeabilizar tu casa “a prueba de grasa”. Esto significa eliminar todo lo que sea comida chatarra, es decir, los famosos dolores de cabeza llamados refrescos, galletas, pasteles, pan dulce, papas fritas y rosquillas. En lugar de los refrigerios de comida chatarra llena tu nevera de frutas frescas y vegetales, yogur descremado, queso bajo en grasa y jugos de frutas sin azúcar. Es posible que tu hijo proteste por tu decisión, pero no flaquees y explícale que lo estás haciendo por la salud de todos en la familia.

Hoy en día la obesidad infantil se considera una epidemia. Un niño con este problema es más propenso a desarrollar diabetes tipo 2, a tener altos niveles de colesterol en la sangre y a sufrir de hipertensión arterial. Además, la obesidad es la causa de varios problemas emocionales y psicológicos. Como padre o madre tienes el deber de impedir que tu hijo engorde demasiado y, si ya es obeso, tienes que ayudarlo a perder esas libras de más. Si cambias sus famosos refrigerios entre las comidas estarás allanando el camino para llegar a la meta: formar un niño sano, fuerte y feliz.

En la lista siguiente hay algunos refrigerios saludables que puedes tener en casa cuando a tu hijo le den ganas de “picar” entre las comidas:

  • Gajos de naranja
  • Trozos de manzana
  • Uvas sin semillas
  • Trozos de zanahoria
  • Pedazos de piña
  • Pedazos de banana (plátano o cambur)
  • Jugo de fruta, sin azúcar
  • Spritzer con jugo de frutas (jugos de fruta naturales con gas)
  • Galletas integrales con: mantequilla de maní natural, queso cottage, queso bajo en grasa
  • Muffins de fibra
  • Helado de yogur en paleta
  • Uvas o arándanos congelados
  • Helados hechos a base de frutas naturales (fresas, frambuesas, moras, etc.)

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad