SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Baja de peso sin ponerte a dieta

Por *Emiliana Faillace, Licenciada en Nutrición, MiDieta™ -
Baja de peso sin ponerte a dieta

¿Has tratado con todos los métodos para bajar de peso y sigues con sobrepeso? Sigue leyendo y encontrarás los mejores consejos para bajar esas libras de más para siempre, sin necesidad de seguir una dieta estricta, tomar pastillas, tés, batidos etc.

Seguramente crees que para lograr tener la figura que siempre has querido es necesario dejar de comer, hacer mil horas de ejercicio y tomar agua hasta más no poder. Pues te tenemos buenas noticias… ¡no es cierto!Para llegar a un peso saludable y mantenerlo, lo único que necesitas es hacer pequeños cambios en tu forma de alimentarte y en tu estilo de vida. Recuerda que no existe una pastilla mágica que te hará bajar de peso sin esfuerzo; todo se logra por medio de cambiar hábitos con paciencia y perseverancia. Para lograr una pérdida de peso permanente, no esperes perder más de 3 libras por semana.

Lo primero que te recomendamos que hagas es identificar tus puntos débiles. Por ejemplo, si te gustan mucho los postres, si tu debilidad es la comida rápida, si no puedes ver televisión sin comer algún snack u otros hábitos que tengas que sepas que no son saludables. Haz una lista de todos estos y luego ataca uno por uno; es decir, comienza por cambiar el que te sea más fácil y deja por último al más difícil. Luego, busca alternativas sanas para sustituir tus malos hábitos.

A continuación, te damos algunas ideas de cómo sustituir algunos malos hábitos por otros mejores.

  • En lugar de freír tu comida, hornéala, ásala, o cuécela con salsa de tomate hecha en casa.
  • Sustituye la mayonesa por mayonesa light o, mejor aún, por mostaza.
  • Adereza tus ensaladas con limón y sal en lugar de usar un aderezo cremoso.
  • Haz 5 comidas pequeñas al día 3 principales y 2 snacks en lugar de 3 comidas grandes al día. Esto te ayuda a mantener activo tu metabolismo, a nivelar tu nivel de azúcar en sangre y a evitar que comas en exceso en el siguiente tiempo de comida.
  • No comas en todos los lugares de tu casa. Escoge un lugar fijo para comer y respétalo. De esta manera, tu cuerpo se acostumbrará a sentir hambre solamente en un lugar y a cierta hora.
  • Si eres fanático de los postres, dulces, helados y chocolates, cámbialos por licuados de fruta con leche o yogur descremados, fruta fresca, pinchos de fruta congelada, yogur descremado congelado o infusiones de sabores exóticos.
  • En todas las comidas, cómete primero los vegetales o frutas.
  • Acompaña todas tus comidas con frutas o vegetales. La fibra que estos contienen te ayudará a no absorber toda la grasa que tengan tus alimentos.
  • Escoge quesos bajos en grasa como el requesón, queso cottage o queso fresco.
  • Sustituye la carne de cerdo y de res por carne blanca como el pollo, pescado, pavo o conejo. Cuando comas carne de res, escoge cortes bajos en grasa.
  • ¡Muévete! Aprovecha cualquier momento para hacer ejercicio. Salta la cuerda 5 minutos, camina alrededor de tu oficina a la hora de almuerzo, haz abdominales cuando veas televisión, usa las escaleras y no el elevador, parquea el auto lejos del lugar a donde vas, etc.

Como ves, estos cambios no son difíciles de lograr, se trata sólo de estar consciente de cuáles son tus malos hábitos y sustituirlos por buenos. Recuerda que lo más importante es tener en mente tu meta y por qué quieres bajar de peso. Si no lo tienes claro y no estás decidido a lograrlo, empezarás a ver obstáculos.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad