SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Alimentos light: ¿realmente lo son?

Por Eleazar Lara-Pantin, MD, MSc.* -
Alimentos light: ¿realmente lo son?

Según los reglamentos del etiquetado de alimentos, se puede utilizar el calificativo "light"cuando se ha reducido algún componente del alimento en cuestión a niveles más bajos que los que se encuentran en su versión regular. En otras palabras, si una bebida gaseosa contiene menos azúcar que la que ya se le conocía, se la puede llamar "light", "lite" o "dietética". Lo mismo sucede, por ejemplo, con una margarina que se fabrica con menos grasa que el alimento original. También puede darse el caso de productos, como los helados, en cuya fabricación se disminuyen las cantidades de azúcares y grasa.

Dos variaciones de esta misma idea las encontramos en los términos "low" y "free", que se utilizan en los envases de productos alimenticios fabricados en países de habla inglesa. El primero indica un menor contenido del componente, como "low sugar" (bajo en azúcar) y "low fat" (bajo en grasa), y el segundo, la eliminación total o casi total de dicho componente, como "sugar free" (sin azúcar o libre de azúcar) y "fat free" (sin grasa o libre de grasa).

A simple vista, parece muy fácil la selección de estos alimentos para las personas interesadas en reducir en su alimentación diaria el consumo de calorías o de algunos nutrientes específicos, sean éstos el azúcar o la grasa. Sin embargo, mucha gente se confunde porque varios productos se encuentran disponibles en versiones tanto "light" como "fat free", como es el caso de ciertos aderezos para ensaladas, o en versiones "light" y "low sugar", como es el caso de ciertas mermeladas o jaleas.

A continuación, presentamos un ejemplo del mismo producto, en sus versiones "regular", "light" y "fat free", en el que se pueden apreciar las diferencias calóricas y de su contenido de grasa y carbohidratos:

Aderezo ranchero para ensalada ( Ranch dressing)

Tipo Calorías (1) Grasa (2) Carbohidratos (2)
Regular 150 14 4
Light 80 7 4
Fat Free 30 0 6

(1) Por 2 cucharadas
(2) Gramos

En vista de las diferencias y la gran variedad de productos disponibles en el supermercado, ¿qué productos son los más recomendables? Para facilitar la toma de decisiones, las siguientes son nuestras sugerencias:

  • Dedicar unos momentos a la lectura de las etiquetas de los alimentos, las cuales siempre contienen información valiosa y proporcionan una perspectiva total del alimento en cuestión.
  • Si nos preocupa aumentar de peso o queremos prevenir la obesidad, lo más recomendable es seleccionar la versión del producto que aporte menos calorías, teniendo en cuenta que las cifras de calorías de cada alimento se refieren siempre a una porción ("serving", en inglés) y que ésta puede ser diferente de un producto a otro.
  • Si nuestra preocupación está centrada en el consumo de azúcar, como puede ser el caso de personas con diabetes o riesgo a sufrirla, este componente del alimento es el que debemos reducir, teniendo en cuenta que la etiqueta puede referirse a él como azúcar o como carbohidratos.
  • Si son los triglicéridos, el colesterol o las enfermedades del corazón los que nos preocupan, es conveniente escoger los productos que contengan menos grasa.
  • En muchos casos, el sabor del producto "dietético" es importante para su selección, puesto que a veces cambia bastante y puede provocar el rechazo. En estos casos, debemos tener en cuenta la otra versión, si es que existe, sea ésta "light", "low" o "free".

Otros artículos sobre temas relacionados:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad