SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Adelgazó pero no la quieren ver en bikini

Por -
Adelgazó pero no la quieren ver en bikini
CRÉDITO: THINKSTOCK

Tras bajar 171 libras, una mujer logró una silueta muy estilizada y fue contactada por una revista para formar parte de sus "historias de éxito". Pero como tiene mucha piel excedente en su abdomen, no aceptaron su foto en bikini y le pidieron otra “en camiseta”.

Brooke Birmingham es una joven de Illinois de 28 años, que llegó a pesar 327 libras (148 kg). Tenía una azarosa relación sentimental y además de las limitaciones físicas, lidiaba con permanentes dolores de cabeza. Un día decidió cambiar, dejó a ese novio que la tenía a maltraer y tras una invitación de su madre, acudió a una reunión de Weight Watchers para bajar de peso.

En cuatro años logró perder 170 libras (77 kg) y hoy está muy orgullosa de su esfuezo. Tiene una nueva pareja, a quien llama “Mr. B”, con quien planea tener hijos. Una vez por semana se da algún gustito con una comida de su preferencia, hace ejercicio entre 3 y 5 veces por semana con DVD’s que tiene en su casa, o sale a andar en bicicleta a la vera del río Mississippi. 

Pero un incidente puso algo de sombra en esta nueva etapa de su vida. Hace un tiempo recibió un mail de Shape, la revista on line especializada en ejercicio cuyas portadas muestran a verdaderas “esculturas humanas”, tanto hombres como mujeres. La idea de la publicación era incluir a Brooke en su sección "Historias de éxito", y contar su extraordinaria experiencia. 

Tras un intercambio de mails, se realizó la entrevista vía Internet, donde la joven dice haberse sentido muy a gusto, e incluso dio algunos consejos para bajar de peso y mantenerse en forma. Tras algo más de una semana, recibió otro mail de una periodista donde le informaba que sus editores necesitaban “otra foto, en camiseta”. 

"¿Cambiaron de decisión?", preguntó Brooke en otro mail, “porque hasta ahora publicaban fotos de personas en bikini que habían bajado de peso”.

“Hubo un cambio de política”, respondió la periodista. 

Estas palabras la enfurecieron, y escribió nuevamente a Shape diciendo que si no podía salir en bikini mostrándose tal cual era, no sería realmente SU historia. Y declinó la oferta de la revista. Según declaró Brooke a BuzzFeed: “si para Shape mi cuerpo no es lo suficientemente bonito como para salir publicado en su portal tal cual es, no quiero estar ahí”. 

Desde su blog, brookenotonadiet.com comentó muy enojada que los comportamientos como los de esta publicación no hacen más que dar a la gente un mensaje erróneo, ya que no publican fotos de mujeres “reales” sino de modelos con físicos inalcanzables. 

Un vocero de Shape declaró que lo sucedido no representa para nada los valores de la editorial, y que lo ocurrido no fue más que un malentendido entre la periodista y la entrevistada. Y agregó que la revista se enorgullece de incluir a mujeres como Brooke, y se sentirían honrados de compartir su historia, que puede inspirar a muchos otros para hacer lo mismo. 

Brooke tiene ahora la última palabra, y mientras tanto, se propone seguir bajando unas libras que le faltan, no pesarse a diario y tratar de comer afuera lo menos posible. Seguramente pronto le preparará alguna cena “saludable” a su marido, el enigmático Mister B.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad