SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Índice de tabaquismo y mortalidad

Índice de tabaquismo y mortalidad

Un estudio señala que dejar de fumar podría reducir la brecha en los índices de mortalidad entre los ricos y los pobres.

Los hombres pobres y con menor educación son más del doble de propensos a morir que sus contrapartes de mayores recursos y educación. Además, el tabaquismo es culpable de más de la mitad de la diferencia en estos índices de mortalidad.

Se ha sabido que los hombres más pobres y con peor educación tienen índices de muerte mayores que los más afluyentes y educados, aunque no se había documentado bien el motivo, afirmó el coautor del estudio, el Dr. Prabhat Jha, profesor adjunto de la Universidad de Toronto y director del Centro de Investigación Global de la Salud de la universidad.

Pero el reciente estudio encontró que "el motivo principal es que los hombres más pobres y menos educados fuman más. Tienen más muertes relacionadas con el tabaquismo y es menos probable que dejen de fumar", explicó Jha.

"Si se ven las diferencias en las desigualdades sociales entre los hombres ricos y pobres y su riesgo de muerte, más de la mitad del riesgo es atribuible a enfermedades relacionadas con fumar", aseguró.
En un informe de la edición del 15 de julio de The Lancet, Jha y sus colegas basaron su hallazgo en datos recolectados sobre las muertes de 564,626 hombres entre los 35 y 69 años de edad en Canadá, los Estados Unidos, el Reino Unido y Polonia.

Jha considera que los hallazgos son verdaderos para otros países también. "Los hombres más pobres y menos educados son más propensos a fumar", dijo. "Eso es cierto en China, Brasil, India y muchos lugares. Las consecuencias de fumar contribuyen a muertes en todo el mundo", añadió Jha.
Uno de los motivos de un mayor índice de muerte entre los hombres más pobres es que no dejan de fumar con la misma frecuencia que los hombres más ricos y con mejor educación, apuntó Jha. Para resolver este problema, Jha piensa que se deben aumentar los impuestos sobre los cigarrillos.

"Gravar los cigarrillos de forma más agresiva llevaría a mayores índices de abandono del hábito entre los pobres", aseguró Jha. "Sabemos que dejar de fumar funciona. Para extender estos beneficios a los segmentos más pobres de la sociedad, necesitamos un control aún más amplio, de manera particular con los impuestos, que sería lo más efectivo para reducir las desigualdades entre ricos y pobres".

Un experto considera que fumar es sólo una señal de las desigualdades de salud entre ricos y pobres.
"Estos hallazgos son aún más convincentes luego de la proyección de la Organización Mundial de la Salud de que el tabaco matará a más de mil millones de personas en el siglo 21", señaló el Dr. David L. Katz, profesor asociado de salud pública y director del Centro de Investigación de la Prevención de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale.

Si se toman en conjunto, estos informes establecen el tabaco tanto como un plaga moderna y como una causa de profundas disparidades de la salud, aseguró Katz. "Pero también es un síntoma de las desventajas en todo desde la educación hasta las oportunidades de recreación. El tabaco podría ser una causa singularmente importante de los peligros de salud de la pobreza, pero ciertamente no es la única", añadió.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad