SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Aceite de aguacate prometedor contra la diabetes

Por -
Aceite de aguacate prometedor contra la diabetes
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

El aguacate además de ser delicioso y un ingrediente básico del guacamole, posee un alto contenido en aceites vegetales y antioxidantes que podrían prevenir o retrasar la aparición de complicaciones en personas que viven con diabetes e hipertensión, según se desprende de estudio realizado en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, en México.

La investigación aún preliminar y realizada con ratas de experimentación a nivel de las mitocondrias (las fábricas de energía de las células) por el Dr. Christian Cortés Rojo, demostró en los ensayos el potencial del aceite de aguacate para disminuir los radicales libres, los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa en sangre.

Al presentar los resultados a la Federación de Sociedades Americanas de Biología Experimental (FASEB, por sus siglas en inglés), Cortés-Rojo señaló que el aceite de aguacate es altamente resistente a la oxidación, y ha mostrado que puede neutralizar los efectos metabólicos de hierro, una causa primaria de la oxidación celular.

Dichos resultados podrían atribuirse al hecho de que el aceite de aguacate causa una respiración acelerada en las mitocondrias, lo cual indica que el uso de nutrientes para la producción de energía para las funciones celulares sigue siendo eficaz incluso en las células atacadas por los radicales libres.

"Nuestros resultados son prometedores, ya que indican que el consumo de aguacate podría mejorar el estado de salud de los diabéticos y otros pacientes a través de un mecanismo adicional para la mejora de los lípidos en la sangre", precisó.

“Tenemos evidencia de que el aceite de aguacate a nivel de las mitocondrias mejora su funcionamiento haciendo que se produzcan menos radicales libres y por lo tanto que se disminuyan algunos otros procesos que llevan a las complicaciones de diabetes e hipertensión arterial. Vemos que los resultados a nivel de lípidos, una disminución de colesterol, triglicéridos, en los niveles de glucosa y vemos que esto está asociado con una disminución de radicales libres, que son los que causan la oxidación; menor oxidación de lípidos a través de mitocondria, mejor funcionamiento mitocondrial, subrayó el también académico del Instituto de Investigaciones Químico Biológicas de la Universidad Michoacana.

Tanto la diabetes como la hipertensión arterial se caracterizan por un estado en el cual las células se encuentran “más oxidadas, por así decirlo”, debido a distintas alteraciones en el metabolismo. Y el aceite de aguacate tiene un alto contenido de antioxidantes, detalló.

“La idea es que el aceite de aguacate, con sus antioxidantes, pueda prevenir este estado oxidado en las células, y esto a su vez prevenga o retrase por lo menos, la aparición de complicaciones en la diabetes, tales como el daño renal, la acumulación de grasa en el hígado y complicaciones cardiovasculares; además que en la hipertensión también estamos estudiando si promueve una mejor función de los vasos sanguíneos”, concluyó.

La línea de investigación es financiada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) y la Coordinación de la Investigación Científica de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, en México.

El prestigiado sitio de Natural Standard refiere que los aguacates son frutos que contienen 60% más potasio que los bananos. No contienen sodio ni colesterol y tienen un contenido de grasa más alto (5 gramos por porción) que otras frutas. Esta grasa es mono-insaturada, considerada saludable cuando se consume con moderación. Las dietas ricas en ácidos grasos mono-insaturados pueden reducir los niveles de colesterol total en la sangre, e incrementar la proporción de la lipoproteína de alta densidad (HDL, colesterol "bueno") en relación con la lipoproteína de baja densidad (LDL, colesterol "malo").

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad