SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Hay 1.7 millones en el limbo del Medicaid

Por Phil Galewitz/Kaiser Health News -
Hay 1.7 millones en el limbo del Medicaid
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Mientras que 6 millones de personas, una cifra sin precedentes, han logrado convertirse en beneficiarias del Medicaid desde septiembre del 2013 —la mayoría gracias a la Ley de Cuidado de Salud (ACA, por sus siglas en inglés)— más de 1.7 millones todavía están esperando para que sus aplicaciones sean procesadas, lo que los ha puesto en un limbo por los últimos ocho meses, de acuerdo con oficiales de 15 de los estados más grandes.

El alcance del problema varía ampliamente de acuerdo al estado. California, el estado con mayor cantidad de población que implementó la expansión del Medicaid bajo la reforma de salud, tiene la lista de aplicaciones pendientes más extensa: 900,000, de acuerdo a cifras de principios de junio. El segundo estado con una gran pila de casos pendientes es Illinois, con 283,000 aplicaciones en el limbo, mientras que Nueva York no tiene un solo atraso.

Aún los estados que optaron por no expandir el programa federal con base estatal para los más pobres están experimentados atrasos, incluyendo Carolina del Norte con 170,000 aplicaciones pendientes; Georgia con 100,000, y Carolina del sur con 62,000. Florida y Texas, que tampoco expandieron el Medicaid, reportan cada uno menos de 11,000 casos en lista de espera. Las regulaciones federales requieren que los estados procesen aplicaciones dentro de los 45 días de ser recibidas, y en algunos estados, las aplicaciones están todavía dentro de ese período.

“Es un problema serio que la gente esté esperando por tanto tiempo y que el proceso para conseguir cobertura sea más largo de lo que debiera”, dijo Stan Dorn, becario senior en el Urban Institute, una organización no partidista.

Oficiales federales y estatales dicen que los atrasos no estorban la habilidad de las personas para obtener atención médica porque la cobertura de Medicaid se puede extender de manera retroactiva por tres meses, y las personas pueden tener atención de emergencia en hospitales.

Pero Dorn dijo que algunos proveedores pueden negarse a ver pacientes hasta no tener la confirmación de que tienen cobertura de salud. Y sin seguro, los pacientes pueden no tener el dinero en efectivo para pagar a los doctores que así lo demanden.

“Usted tendrá un acceso deteriorado al cuidado... porque el proveedor a menudo  no lo recibirá si no tiene la tarjeta de Medicaid”, explicó Dorn.

Esta espera también contradice la promesa de la Administración Obama de que el mercado de seguros por internet no tendría un abordaje equivocado y todos podrían registrarse para obtener cuidado de salud, más allá de sus ingresos.

Las razones de estos problemas incluyen crisis tecnológicas que no han permitido que se transfieran los datos a las agencias estatales de Medicaid y la incapacidad de algunos estados de lidiar con la oleada de inscripciones por no contar con el personal adecuado, sus propios problemas con el sistema online y otras cuestiones.

Los federales dicen que están haciendo progresos

Oficiales de los Centros para Servicios de Medicare & Medicaid (CMS, por sus siglas en inglés) dicen que están haciendo progresos y que pronto podrán  transferir los datos de los solicitantes a todos los estados menos a tres, Alaska, Kansas y Maine, una de las razones por las que la inscripción en el programa aumentó en 1,1 millones de personas en abril.

La agencia “está activamente transfiriendo cuentas a todos los estados que están listos para recibirlas”, explicó el vocero Aaron Albright. “Cada estado que no esté recibiendo las transferencias puede enrolar a las personas a través de otras alternativas”, como organizar una planilla con los nombres y direcciones de las personas que han solicitado Medicaid en el mercado federal, dijo.

Una de las razones por las cuales estados como Nueva York y Washington hicieron mejor la tarea es porque modernizaron sus sistemas para determinar la elegibilidad para el Medicaid antes que los otros, dijo Dorn. Otros estados, Kentucky por ejemplo, se aseguró que su mercado de seguros estatal pudiera transmitir de manera fluida los datos al programa Medicaid.

Medicaid es el “caballito de batalla” del sistema de salud nacional, otorgando cobertura a cerca de uno de cada 5 estadounidenses. Son 26 los estados que han expandido la elegibilidad bajo la ley de salud para todos aquéllos con ingresos por debajo del 138% del nivel federal de pobreza, alrededor de $16,100  anuales para un individuo. 

Pero aún los estados que no expandieron el programa han visto un aumento en la demanda de esta cobertura, ya que personas que ya eran elegibles previamente pero que no estaban registradas trataron de hacerlo como resultado de la publicidad alrededor de los nuevos mercados de intercambio y el requerimiento de que la mayoría de las personas tengan cobertura.

A diferencia de solicitar un seguro privado a través de los mercados por internet — algo que se puede hacer sólo durante unos pocos meses del año— las personas pueden solicitar Medicaid en cualquier momento.

Mientras los estados están trabajando para superar los atrasos, la siguiente gran prueba será el 15 de noviembre, cuando se habra el próximo período de inscripción para los planes privados y se estimule un aumento en las personas que solicitan Medicaid. El sistema de inscripción debe estar funcionando de manera aceitada para entonces, dicen la mayoría de los expertos.

Para los estados que usan el mercado de seguros federal, www.cuidadodesalud.gov, una de las principales complicaciones fueron los problemas técnicos del sitio, que impidieron que se pudieran enviar los datos de las aplicaciones de muchos estados

La agencia de Medicaid de Georgia dijo que comenzó a enviar las aplicaciones desde el sitio del mercado federal recién en mayo, y en muchas de ellas faltará información clave.

Trish Riley, ex oficial de salud de Maine y miembro de una comisión que aconseja al Congreso sobre Medicaid, dijo que los problemas subrayan las diferencias continuas en las capacidades y culturas del Estado. El aumento gradual en la matrícula de Medicaid puede ser un gran cambio para los estados que durante décadas se centraron en reducir el fraude y el abuso. 

"Es difícil cambiar esa cultura”, dijo Riley, profesor adjunto de Políticas de Salud en la Universidad del Sur de Maine.

California —que amplió la elegibilidad al Medicaid— ha tenido problemas debido a la gran cantidad de solicitantes y a que el proceso de registro está en manos de los 58 condados que utilizan diferentes sistemas informáticos, dijo Riley. Aproximadamente la mitad de las 900.000 solicitudes pendientes se hicieron en los últimos 45 días, dijo el portavoz de Medicaid de California, Tony Cava. "Algunos candidatos no han respondido aún a nuestras peticiones de información, como por ejemplo de ingresos. Las cuestiones tecnológicas también han contribuido al retraso", explicó.

Revisiones sobre la elegibilidad en los estados

El proceso se ha complicado aún más por las revisiones de elegibilidad estatales que han encontrado muchas personas que no son elegibles y solicitaron ser parte del programa a través del mercado federal. Siempre se espera que los estados tomen las decisiones finales sobre la elegibilidad, pero en algunos lugares este proceso ha tomado más tiempo del previsto.

De los 245,000 residentes de Ohio que solicitaron Medicaid a través del sitio federal, por ejemplo, 93,000 resultaron no ser elegibles, dijo Sam Rossi, el portavoz estatal de Medicaid. Otros 66,000 ya estaban inscriptos o están en proceso de inscripción directamente a través del programa estatal de Medicaid. Ohio, que amplió la elegibilidad, tiene más de 65.000 casos pendientes, dijo.

"Los estados están excarvando en el gran número de aplicaciones que recibieron", dijo Rachel Klein, directora del programa de inscripción en el grupo de consumidores Families USA. Klein dijo que algunos estados no aumentaron la dotación de personal suficiente para estar preparados para el aumento de los solicitantes.

Texas, que no expandió Medicaid, rechazó el 79 por ciento de las 200,000 solicitudes recibidas a través del sitio federal. Muchas de las aplicaciones transferidas eran solicitudes de servicios de atención a largo plazo, o no eran elegibles por sus ingresos o porque eran adultos sin hijos, dijo Stephanie Goodman, la portavoz de Medicaid de Texas.

Otros estados con un número significativo de solicitudes pendientes incluyen Pennsilvania (60,000), Arizona (44,000), Virginia (48,000) y Nevada (42,000).

Matt Salo, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Directores de Medicaid, tiene la esperanza de que lo peor ya haya pasado. Dijo que las transferencias electrónicas desde el sitio federal se están haciendo más rápido y los estados están recibiendo más datos para aprobar o rechazar a los solicitantes.

"No quiero decir que todo ha sido resuelto", dijo, "pero definitivamente está funcionando mucho mejor".

-----

Kaiser Health News es un programa editorial independiente perteneciente a la Henry J. Kaiser Family Foundation. Es un programa imparcial y sin fines lucrativos que se dedica al estudio y diseminación de información sobre política de salud. Kaiser Health News no está afiliada a Kaiser Permanente.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad