SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cancelan coberturas que no cumplen con la ley

Por Anna Gorman y Julie Appleby, Kaiser Health News -
Cancelan coberturas que no cumplen con la ley
CRÉDITO: THINKSTOCK

Algunas aseguradoras están enviando cientos de miles de cartas de cancelación de pólizas a personas que compraron ellas mismas su cobertura, frustrando a consumidores que querían mantener sus planes de salud y obligando a otros a comprar seguros más costosos. 

La principal razón que ofrecen las compañías de seguros es que estas pólizas no están a la altura de los requerimientos de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA, en inglés) que deben entrar en vigencia el 1 de enero del 2014. Muchos de estos planes de salud fueron vendidos antes de que se promulgara la ley de salud, en marzo de 2010. Algunas son pólizas vendidas a personas con condiciones médicas preexistentes.

Al decir de muchos, las nuevas pólizas ofrecerán a los consumidores una mejor cobertura, en algunos casos por un costo comparable, sobre todo después de la inclusión de los subsidios federales para las personas que reúnen los requisitos.

La ley requiere que las pólizas vendidas en el mercado individual cubran 10 “beneficios esenciales”, como medicamentos recetados, tratamiento de trastornos mentales y cuidado materno infantil. Además, las aseguradoras no pueden rechazar a personas con problemas médicos o cobrarles primas más caras. Las pólizas también deben limitar los gastos anuales de los consumidores a niveles inferiores a los de muchos planes vendidos antes de la nueva normativa.

Pero las notificaciones de cancelación, que comenzaron a llegar a los hogares en agosto, han sorprendido a muchos consumidores, más aún con la promesa del presidente Barack Obama de que las personas podían mantener sus coberturas, si así lo querían.

“No siento que tenga que cambiar, pero ahora debo hacerlo”, dijo Jeff Learned, un editor de televisión en Los Ángeles, que ahora debe encontrar un nuevo plan para su hija adolescente, la cual padece una condición médica que requiere de varias cirugías.

Un estimado de 14 millones de personas compran cobertura de salud ellas mismas porque no la tienen a través de sus trabajos. Llamados realizados a aseguradoras en distintos estados revelaron que muchas han enviado estas notificaciones.

Florida Blue, por ejemplo, está terminando cerca de 300,000 pólizas, alrededor del 80% de sus pólizas individuales en ese estado. Kaiser Permanente en California ha enviado notificaciones a 160,000 personas, lo que representa la mitad de sus clientes individuales en ese estado. La aseguradora Highmark en Pittsburgh está reduciendo en un 20% su mercado de consumidores individuales, mientras que Independence Blue Cross, la mayor compañía de seguros de salud en Filadelfia, lo está reduciendo en un 45%.

Independence y Highmark están cancelando las llamadas pólizas de "emisión garantizada" (guaranted issue, en inglés), que habían sido vendidas a los clientes que tenían condiciones médicas preexistentes al momento de inscribirse. A los asegurados con pólizas regulares, que no tienen problemas de salud, se les dará la opción de extender su cobertura hasta el próximo año.

Los defensores de los consumidores dicen que este tipo de cancelaciones eleva la preocupación sobre si estas compañías están apuntando a sus enrolados más “costosos”.

Pueden estar haciendo esto como “una oportunidad para empujar a esta poblaciones al nuevo mercado de seguros y purgar sus sistemas de asegurados que ya no quieren”, dijo Jerry Flanagan, abogado para la entidad pro consumidores Consumer Watchdog en California.

Las aseguradoras niegan esto, diciendo que están animando a sus actuales asegurados a registrarse en nuevos planes.

“Continuamos cubriendo a personas con todo tipo de condiciones de salud”, dijo Kristin Ash, vocera de Highmark.

Ella dijo que algunos asegurados que pueden enfrentar coberturas limitadas por sus condiciones médicas tendrán nuevos planes con beneficios “más ricos” y las pólizas “en la mayoría de los casos, serán más económicas”.

Paula Sunshine, vicepresidenta de mercado de Independence, dijo que la aseguradora espera que los clientes que recibieron cancelaciones “ elijan Blue cuando se decidan por un nuevo plan”.

¿Costos más altos?

Algunos que están recibiendo cancelaciones dicen que parece que fueran a pagar más, a pesar de los estudios que proyectan que más de la mitad de los enrolados recibirán subsidios basados en su ingreso.

Kris Malean, de 56 años y residente en las afueras de Seattle, tiene una póliza que cuesta $390 al mes, con un deducible de $2,500 y un potencial gasto de bolsillo de $10,000 por visitas al doctor, gastos en drogas y cuidado hospitalario.

Como reemplazo, Regence BlueShield le está ofreciendo a Malean un plan por $79 dólares más por mes, con un deducible que es el doble que el que está pagando ahora, pero con un potencial límite de gasto de bosillo de $6,250 al año, incluyendo el deducible.

“Mi impresión fue que habrá más opciones, con precios que bajarán”, dijo Malean, quien no cree que califique para un subsidio.

La vocera de Regence, Rachelle Cunningham, dijo que los nuevos planes ofrecen a los consumidores beneficios más amplios, lo que “en algunos casos se traduce en costos más altos”.

“La aritmética es irrefutable”, dijo Patrick Johnston, director ejecutivo de la  California Association of Health Plans. Los costos se están diseminando, por eso mientras algunos consumidores verán bajar sus primas, otros pagarán más, “más allá de lo que diga la gente en Washington”.

Expertos en seguros de salud dicen que los nuevos precios variarán y dependerá mucho de en dónde vive la persona, la edad y el tipo de plan que quiere comprar. Algunos, incluyendo los jóvenes o aquéllos con pólizas con altos deducibles, pueden ver un aumento. Otros, incluyendo aquéllos con problemas de salud, o los que compren planes con deducibles más altos, pueden tener primas más bajas.

Blue Shield de California envió 119,000 cartas de cancelación a mediados de septiembre, cerca del 60% de su negocio de seguros individuales. Dos tercios de estos asegurados verán aumentos en sus nuevas pólizas, dijo el vocero de esta empresa, Steve Shivinsky.

Como otras aseguradoras, las cartas de Blue Shield les informan a los consumidores que deben tomar una decisión antes del 31 de diciembre o automáticamente serán registrados en el plan que la aseguradora les recomienda.

“Va a haber una cierta pérdida de clientes en el mercado, como ocurre cuando la gente tiene que tomar estas decisiones”, dijo Shivinsky.

------

Kaiser Health News es un programa editorial independiente perteneciente a la Henry J. Kaiser Family Foundation. Es un programa imparcial y sin fines lucrativos que se dedica al estudio y diseminación de información sobre política de salud. Kaiser Health News no está afiliada a Kaiser Permanente.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad