SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La infertilidad puede ser tratada

Por HolaDoctor -
La infertilidad puede ser tratada

La infertilidad produce un gran impacto que puede llegar a influir  negativamente en la vida de una pareja que no puede tener hijos. Hay causas de origen orgánico y emocional, y una vez determinadas, se puede buscar el tratamiento adecuado para intentar lograr el ansiado embarazo.

  • Enfermedad pélvica inflamatoria: suele estar originada por alguna enfermedad de transmisión sexual (ETA). Las bacterias causan un proceso inflamatorio que deja cicatrices y adherencias que obstruyen las trompas de Falopio e impiden el paso del óvulo hacia el útero. Se trata mediante  laparoscopía, donde se eliminan las adherencias para reestablecer la comunicación. Otra técnica es mediante cortes en el área obstruida que luego se unen con microcirugía.
  • Cáncer: un tipo de cáncer llamado adenocarcinoma crece en el interior de las trompas de Falopio,  ocasiona obstrucciones y hasta puede llegar a perforarlas y agravar el proceso. Las células de la reproducción disminuyen la ovulación. Para el tratamiento, lo primordial es la cura del cáncer mediante cirugía, quimioterapia y  radioterapia. Luego, y para lograr un embarazo, lo más recomendable es evaluar la posibilidad de la fertilización in-vitro.
  • Endometriosis: la endometriosis es el crecimiento exagerado del tejido que recubre el útero, que se puede extender hasta las trompas de Falopio. Según explica un informe del Instituto Nacional de Salud Eunice Kennedy Shriver (USA) no se conoce las causas exactas que la provocan. De todos modos, y según surge de algunos estudios, podría estar causada por el flujo menstrual retrógrado, donde parte del tejido que se desprende durante el período fluye dentro de la pelvis. Otra teoría sostiene que hay algunos errores genéticos que hacen que algunas mujeres sean más susceptibles que otras de desarrollar esta enfermedad. Para tratarla se realiza una electrocoagulación mediante un bisturí especial que elimina el tejido excedente aplicando calor. También se prescriben anticonceptivos para detener el ciclo menstrual y evitar el desarrollo de este tejido endometrial
  • Abortos naturales reiterados: los abortos naturales continuos pueden terminar produciendo infertilidad. En general se dan cuando el cuello del útero es incompetente y no permite el normal desarrollo del embrión, que al aumentar de tamaño del útero, es expulsado. El cérvix está formado por fibras resistentes y elásticas que en algunas mujeres se abren con facilidad. Se trata  mediante una sencilla cirugía llamada cerclaje se sutura el útero para evitar su distensión. Se realiza una vez que el embarazo ha alcanzado las 12 semanas.  
  • Irregularidades en el moco cervical: si la mujer presenta irregularidades en el moco cervical se crea un medio hostil para los espermatozoides. Puede llegar a tener una consistencia demasiado densa que impide que los espermatozoides puedan atravesarlo, hacerlos perder movilidad o causar que mueran  antes de llegar al óvulo. Para corregir esta irregularidad se utiliza inseminación artificial para depositar los espermatozoides en el útero o en las trompas de Falopio.
  • Causas desconocidas: muchas parejas luego de una extensa batería de pruebas diagnósticas no encuentran una razón para explicar la infertilidad. Esta situación es reversible en un 50 % ya que logran concebir en el término máximo de cinco años. A veces hay causas emocionales, complejos o miedos que pueden interferir.  A la hora de elegir un tratamiento, como no tiene un diagnóstico específico, hay que optimizar las chances de que la pareja logre una concepción exitosa.
  • Falla ovárica prematura: es la interrupción de la menstruación antes de los 40 años. Puede ocurrir por causas naturales o por alguna cirugía pélvica, quimioterapia o radiación La Biblioteca Nacional de Medicina (USA) explica que antes se la llamaba menopausia prematura, pero algunas mujeres suelen tener menstruaciones ocasionales. No existe un tratamiento específico, más que tratar el hipertiroidismo o una terapia con esteroides si hubiera un problema autoinmune. Se suele recurrir a la donación de óvulos para lograr el embarazo. 
  • Fibromas uterinos: son tumores benignos del útero y no es necesario eliminarlos si no traen problemas. Según la Asociación Médica Americana se ignora la causa, pero hay predisposición familiar si la madre o hermanas lo han tenido.  No suelen  tener síntomas, pero si  presionan los órganos pueden dificultar lograr el embarazo. Para realizar un tratamiento se busca el diagnóstico mediante un examen pélvico o ecografía para revisar el útero. Para los síntomas de dolor se prescriben analgésicos y en caso de mayores molestias se  considere la posibilidad de una cirugía.
  • Síndrome ovárico poliquístico: esta enfermedad conocida como Síndrome de Steint- Leventhal afecta a  un 4% de mujeres en edad reproductiva. Sus principales síntomas  son ciclos menstruales irregulares, obesidad y  presencia de vello facial, producto de un desequilibrio en los niveles hormonales.  Es la causa más común de infertilidad en mujeres y como la mayoría de las pacientes están en edad reproductiva no es común usar la cirugía para tratarlo ya que existe el riesgo de dañar los ovarios e imposibilitar el embarazo. Se utilizan medicamentos que disminuyan la presencia de hormonas masculinas en la circulación del torrente  sanguíneo de la paciente.
  • Problemas de ovulación: tienen múltiples causas: trastornos en el hipotálamo, disminución o ausencia de hormonas o envejecimiento de los óvulos por la edad avanzada. El estrés también puede ser una causa y es una protección del mismo organismo que  busca las mejores condiciones físicas y mentales para el desarrollo de una nueva vida.
  • Otras causas: las dietas extremas, la anorexia y la desnutrición, ocasionarán también periodos anovulatorios. Existe también un tipo de tumor en la hipófisis de la mujer llamado  prolactinoma, que secreta prolactina, una hormona que permite amamantar al bebé, y por ende su presencia  produce anovulación.

La edad muy temprana o avanzada, las adicciones como el tabaquismo y el consumo de alcohol o drogas, las situaciones extremas de stress y el exceso de actividad deportiva también son factores que influyen negativamente en la concreción del embarazo. En estos últimos casos se aplicará un tratamiento de acuerdo con cada causa. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad