SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Zanahoria (Daucus carota)

Zanahoria (Daucus carota)

Resumen:

La zanahoria (Daucus carota) es un reconocido tubérculo. El color de la base gruesa de la raíz puede variar desde blanco hasta naranja, rojo o púrpura. Este cambio de color representa los nutrientes presentes en la zanahoria porque algunos pigmentos, como el beta-caroteno y el licopeno, también son nutrientes.

Probablemente la zanahoria se originó alrededor de Afganistán en donde se encuentra la mayor variedad de zanahorias en la actualidad. Usualmente, sólo se consume la raíz, aunque las hojas también son comestibles. Aunque se utiliza principalmente como fuente alimenticia, la zanahoria también se ha empleado de forma tradicional para tratar la diarrea infantil. Las raíces de la zanahoria se han usado para tratar problemas digestivos, parásitos intestinales y tonsilitis. Otros usos potenciales son para la deficiencia de vitamina A, actividad antioxidante, estreñimiento y anemia. Se necesita más investigación en todas estas áreas ya que los estudios disponibles en la actualidad son de baja calidad.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Anemia (deficiencia de glóbulos rojos), cáncer, estreñimiento, deficiencia (cinc), diabetes, fertilidad, fibromialgia, trastornos gastrointestinales, inmuno-modulación, parásitos intestinales, síntomas menopáusicos, tonsilitis, deficiencia de vitamina C.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Diarrea aguda (C)

    Una solución de rehidratación a base de arroz y zanahoria puede disminuir la duración de la diarrea cuando se compara con dos soluciones de rehidratación convencionales. Sin embargo, se necesita más investigación.

  • Antioxidante (C)

    La ingestión de zanahoria puede tener actividad antioxidante, aunque se necesita más investigación en esta área.

  • Deficiencia de vitamina A (C)

    La jalea de zanahoria puede mejorar el crecimiento de niños pequeños que presentan deficiencia de vitamina A. Aunque estos resultados parecen promisorios, se necesita más investigación.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergia o hipersensibilidad conocidas a la zanahoria. El polen de zanahoria contiene un alergeno similar a los alergenos del polen de abedul. Debido a esta similitud, los pacientes alérgicos al polen de abedul también pueden tener reacciones alérgicas a la zanahoria. Muchas otras plantas también tienen alergenos similares, incluso las manzanas, frutas con semilla, apio, zanahoria, nueces, naranja, fruta de lichi, fresas, caqui, calabacín, artemisa (Artemisia vulgaris), pera, papa, especias, nueces, mostaza, vegetales de la familia de las Leguminosas y soya. Los síntomas de alergia alimenticia incluyen urticaria, inflamación, salpullido, asma, diarrea o reacciones anafilácticas.

Efectos secundarios y advertencias

La zanahoria se considera segura cuando se ingiere en cantidades alimenticias, pero los productos de zanahoria no deben usarse de manera excesiva en niños pequeños ya que pueden ser peligrosos.

Los síntomas de alergia alimenticia por zanahoria incluyen urticaria, inflamación, salpullido, asma, diarrea o reacciones anafilácticas.

El consumo compulsivo de zanahoria es una afección rara en la cual el paciente tiene muchos deseos de consumir zanahoria. Los síntomas por no consumirla incluyen nerviosismo, antojo, insomnio, acedía acuosa e irritabilidad.

Debe usarse con cautela en pacientes con hipoglucemia (bajo azúcar en la sangre), diabetes, afecciones sensibles a las hormonas u obstrucción digestiva.

Embarazo y lactancia

La zanahoria, como medicina herbal, no se recomienda a mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de investigaciones científicas. El jugo de zanahoria puede alterar el sabor de la leche materna. Comer zanahorias ralladas puede mejorar los niveles de vitamina A y hierro en la sangre de madres lactantes que están en riesgo de deficiencia.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

El consumo de zanahorias procesadas y cocinadas puede alterar los niveles de azúcar en la sangre. Se aconseja precaución a pacientes con diabetes o que ingieren medicamentos que alteran el azúcar en la sangre.

Una solución de rehidratación a base de zanahoria y arroz puede causar diarrea en niños. Debido a efectos contradictorios, se aconseja precaución a pacientes que ingieren medicamentos anti-diarreicos.

Varios estudios en humanos indican que el jugo de zanahoria puede interactuar con antioxidantes. Debido a posibles efectos acumulativos, se aconseja precaución a pacientes que ingieren medicamentos antioxidantes.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, los extractos de zanahoria pueden tener efectos hormonales. Debido a posibles efectos acumulativos, se aconseja precaución a pacientes que ingieren hormonas.

La evidencia preliminar indica que el consumo de zanahorias puede incrementar el volumen/peso fecal y la materia seca. Debido a posibles efectos acumulativos, se aconseja precaución a pacientes que ingieren laxantes.

La evidencia preliminar indica que el consumo de zanahorias puede incrementar el tiempo del tránsito gastrointestinal. Se aconseja precaución a pacientes que ingieren cualquier medicamento por vía oral.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

Una solución a base de zanahoria y arroz puede causar diarrea en niños; por tanto, debido a efectos contradictorios, se aconseja precaución a pacientes que ingieren hierbas o suplementos anti-diarreicos.

Varios estudios en humanos indican que el jugo de zanahoria puede interactuar con antioxidantes. Debido a posibles efectos acumulativos, se aconseja precaución a pacientes que ingieren hierbas o suplementos con actividad antioxidante.

El consumo de zanahorias procesadas y cocinadas puede alterar los niveles de azúcar en la sangre. Se aconseja precaución a pacientes que ingieren hierbas o suplementos que alteran el azúcar en la sangre.

La evidencia preliminar indica que el consumo de zanahorias puede incrementar el volumen/peso fecal y la materia seca. Debido a posibles efectos acumulativos, se aconseja precaución a pacientes que ingieren hierbas o suplementos laxantes.

La ingestión de zanahorias ralladas puede aumentar los niveles de hierro, cinc, vitamina A y vitamina C en la sangre. El uso combinado con suplementos de hierro o multivitaminas puede tener efectos acumulativos.

La evidencia preliminar indica que el consumo de zanahorias puede incrementar el tiempo del tránsito gastrointestinal. Se aconseja precaución a pacientes que ingieren hierbas o suplementos por vía oral.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, los extractos de zanahoria pueden tener efectos hormonales. Se aconseja precaución a pacientes bajo terapia hormonal o que ingieren suplementos hormonales.

Según un estudio clínico con mujeres lactantes, la ingestión de zanahorias ralladas puede incrementar los niveles séricos.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No existe una dosis comprobada como efectiva para el uso de zanahorias. Sin embargo, en un estudio se usaron 100 gramos diarios de zanahoria rallada por 60 días para mejorar el estado de vitamina A en mujeres lactantes.

Niños (menores de 18 años)

No existe una dosis comprobada como efectiva para el uso de zanahorias en niños.

Referencias:

 

  • Agte V, Jahagirdar M, Chiplonkar S. GLV supplements increased plasma beta-carotene, vitamin C, zinc and hemoglobin in young healthy adults. Eur J Nutr 2006;45(1):29-36.
  • Briviba K, Schnabele K, Rechkemmer G, et al. Supplementation of a diet low in carotenoids with tomato or carrot juice does not affect lipid peroxidation in plasma and feces of healthy men. J Nutr 2004;134(5):1081-1083.
  • Bub A., Barth SW, Watzl B, et al. Paraoxonase 1 Q192R (PON1-192) polymorphism is associated with reduced lipid peroxidation in healthy young men on a low-carotenoid diet supplemented with tomato juice. Br J Nutr 2005;93(3):291-297.
  • Cardinault N, Tyssandier V, Grolier P, et al. Comparison of the postprandial chylomicron carotenoid responses in young and older subjects. Eur J Nutr 2003;42(6):315-323.
  • Donaldson MS, Speight N, Loomis S. Fibromyalgia syndrome improved using a mostly raw vegetarian diet: an observational study. BMC Complement Altern Med 2001;1:7.
  • el Arab AE, Khalil F, Hussein L. Vitamin A deficiency among preschool children in a rural area of Egypt: the results of dietary assessment and biochemical assay. Int J Food Sci Nutr 2002;53(6):465-474.
  • Gerrish CJ, Mennella JA. Flavor variety enhances food acceptance in formula-fed infants. Am J Clin Nutr 2001;73(6):1080-1085.
  • Horvitz MA, Simon PW, Tanumihardjo SA. Lycopene and beta-carotene are bioavailable from lycopene 'red' carrots in humans. Eur J Clin Nutr 2004;58(5):803-811.
  • Kurilich AC, Clevidence BA, Britz SJ, et al. Plasma and urine responses are lower for acylated vs nonacylated anthocyanins from raw and cooked purple carrots. J Agric Food Chem 8-10-2005;53(16):6537-6542.
  • Moller P, Loft S. Oxidative DNA damage in human white blood cells in dietary antioxidant intervention studies. Am J Clin Nutr 2002;76(2):303-310.
  • Ncube TN, Greiner T, Malaba LC, et al. Supplementing lactating women with pureed papaya and grated carrots improved vitamin A status in a placebo-controlled trial. J Nutr 2001;131(5):1497-1502.
  • Thurmann PA, Steffen J, Zwernemann C, et al. Plasma concentration response to drinks containing beta-carotene as carrot juice or formulated as a water dispersible powder. Eur J Nutr 2002;41(5):228-235.
  • Tyssandier V, Reboul E, Dumas JF, et al. Processing of vegetable-borne carotenoids in the human stomach and duodenum. Am J Physiol Gastrointest Liver Physiol 2003;284(6):G913-G923.
  • Vieths S, Scheurer S, Ballmer-Weber B. Current understanding of cross-reactivity of food allergens and pollen. Ann NY Acad Sci 2002;964:47-68.
  • Watzl B, Bub A, Briviba K, et al. Supplementation of a low-carotenoid diet with tomato or carrot juice modulates immune functions in healthy men. Ann Nutr Metab 2003;47(6):255-261.

 

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad