SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tomillo (Thymus vulgaris L.), Thymol

Tomillo (Thymus vulgaris L.), Thymol

Resumen:

El tomillo se ha empleado como medicina por miles de años. Más allá de su utilización culinaria común, se ha recomendado para una variedad de indicaciones, según su actividad antimicrobiana, anticonvulsiva, espasmolítica y antioxidante propuesta. A la fecha, no hay ensayos clínicos controlados bien definidos que sustenten el empleo del tomillo sólo para uso en humanos.

El timol, uno de los constituyentes del tomillo, está presente en enjuagues bucales antisépticos, con estudios clínicos limitados en la literatura disponible para verificar su eficacia como monoterapia en resultados odontológicos, tales como la reducción de la formación de placa, gingivitis y caries.

Los usos tradicionales del tomillo incluyen tos y congestión del tracto respiratorio superior; continúa siendo una de las hierbas más comúnmente recomendadas en Europa para estas indicaciones. La Comisión alemana E (panel de expertos) ha aprobado el tomillo para síntomas de bronquitis, tos ferina y catarro (inflamación de las membranas mucosas del tracto respiratorio superior).

Los expertos han recomendado el uso del tomillo para el tratamiento de la actinomicosis (enfermedad de mandíbula protuberante), onicolisis (separación o pérdida de las uñas de manos o pies desde su raíz), y paroniquia (inflamación del tejido que rodea las uñas de manos o pies) debido a sus propiedades antifúngicas.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Abscesos, acné, estimulador de apetito, antioxidante, ansiedad, artritis, asma, quemaduras, cáncer, celulitis (inflamación de la piel), depresión, gastritis (inflamación del estómago), cólicos, cistitis (infección de la vejiga), dermatitis, dermatomiositis (inflamación muscular), diarrea, diuresis (incremento de la producción de orina), dismenorrea (menstruación dolorosa), dispepsia (estómago alterado), disnea (dificultad para respirar), eczema, edema (hinchazón), enuresis (mojar la cama), epilepsia, fiebre, flatulencia (gases), gripe, gingivitis, gota, (inflamación del pie), H. pylori, halitosis (mal aliento), dolores de cabeza, agrieras, anquilostomas, indigestión, inflamación del colon, picaduras de insectos, insomnio, parásitos intestinales, laringitis, piojos, Staphylococcus aureus resistente a la meticilina, neuralgia (dolor de nervios), pesadillas, obesidad, tos ferina, prurito (picazón severa), reumatismo, lombrices, sarna, esclerodermia (enfermedad crónica degenerativa que afecta las articulaciones, la piel y los órganos internos), sinusitis, dolores de garganta, espasmos, esguinces, calambres estomacales, estomatitis (úlceras bucales), tonsilitis, uretritis, infecciones del tracto respiratorio superior, infecciones del tracto urinario, irritación vaginal, verrugas, cicatrización de heridas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Alopecia areata (pérdida de cabello) (C)

    Actualmente no hay suficiente información para hacer recomendaciones a favor o en contra del uso tópico del aceite de tomillo para la alopecia areata.

  • Bronquitis / tos (C)

    Tradicionalmente se ha usado el tomillo para el tratamiento de afecciones respiratorias, incluso de tos y bronquitis. La Comisión alemana E (panel de expertos), ha aprobado el uso del tomillo para la bronquitis. Sin embargo, debido a la falta de datos disponibles que evalúen el tomillo puro (y no en productos combinados), se necesitan estudios adicionales para hacer una recomendación firme.

  • Placa dental (C)

    Uno de los principales constituyentes del tomillo, el timol, tiene efectos antibacterianos. El tomillo está incluido como uno de los diferentes ingredientes de los enjuagues bucales como Listerine®. Estudios clínicos han reportado la eficacia del Listerine® para reducir la formación de placa y la gingivitis, aunque la evidencia humana para el timol puro es limitada.

  • Trastornos cutáneos inflamatorios (C)

    Históricamente, el tomillo se ha usado como tópico para numerosas afecciones dermatológicas (piel). Los resultados son variados. Se necesitan estudios adicionales en esta área.

  • Paroniquia / onicolisis / antifúngico (C)

    El aceite esencial de tomillo y el timol tienen efectos antifúngicos. Tradicionalmente se ha utilizado el timol como tópico en el tratamiento de la paroniquia (infección de la piel alrededor de la uña de manos o pies) y de la onicolisis (separación/pérdida de la uña desde la raíz). Actualmente, no hay suficiente evidencia para hacer recomendaciones a favor o en contra del tomillo/timol como tratamiento para infecciones fungoideas.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergia o hipersensibilidad conocidas a los miembros de la familia de las Lamiáceas (menta) o a cualquier componente del tomillo, o al romero (Rosmarinus officinalis).

Pueden presentarse reacciones cruzadas con el polen de abedul, el apio, el orégano y con otras especies de la familia de las Lamiáceas/Labiadas (menta). Los síntomas de alergia pueden incluir náuseas, émesis (vómito), prurito (picazón severa), angioedema (hinchazón bajo la piel), disfagia (dificultad para tragar), disfonía (voz alterada), hipotensión (presión arterial baja), y dificultad respiratoria progresiva. Se ha reportado asma ocupacional.

Efectos secundarios y advertencias

Aunque no se ha estudiado bien en animales, las flores y hojas del tomillo parecen ser seguras en culinaria y en usos medicinales limitados. Se justifica ser precavidos con el uso del aceite de tomillo, el cual no debe ser ingerido oralmente y debe diluirse cuando se aplica en la piel, debido a efectos potencialmente tóxicos.

Los efectos secundarios del tomillo ingerido oralmente podrían incluir dolores de cabeza, mareos, hipotensión (presión arterial baja), bradicardia (frecuencia cardiaca desacelerada), agrieras, náuseas, vómito, diarrea, irritación gastrointestinal, debilidad muscular e inflamación exacerbada asociada con infecciones del tracto urinario. Úsese con cautela en pacientes con irritación gastrointestinal o enfermedades de úlcera péptica.

Ingerir tomillo por vía oral podría causar convulsiones, coma, paro cardíaco o paro respiratorio. Altas dosis de tomillo o aceite de tomillo pudieran causar taquipnea (respiración rápida). También se han reportado inflamación de los ojos y de la mucosa nasal con la exposición al polvo de tomillo.

La aplicación tópica de la solución antiséptica Listerine® a una parénquima crónica de un dedo del pie ha producido inflamación de la piel. Evítese las preparaciones tópicas en áreas resquebrajadas o heridas de la piel, o en pacientes atópicos. Como ingrediente de pasta dental, hay casos de labios y lengua inflamados que se le han atribuido al aceite de tomillo.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, el Thymus serpyllum, una especie relacionada con el Thymus vulgaris, ha mostrado surtir efecto en la tiroides. Úsese con precaución en pacientes con trastornos de tiroides. También se ha demostrado actividad del estradiol y de aglutinación del receptor de progesterona.

Embarazo y lactancia

El tomillo no se recomienda a mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de evidencia científica disponible. El tomillo podría actuar como emenagogo (estimulador de la menstruación) y como abortivo (inductor de aborto).

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

En teoría, el tomillo podría reducir los niveles de la hormona tiroidea. Los pacientes que toman terapia de reemplazo de la hormona tiroidea o agentes anti-tiroides deben usarlo con cautela. Podría ser necesario monitorearlos.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, el tomillo pudiera interactuar con agentes que tienen actividad aglutinante de estrógenos y progesterona. Ejemplos de agentes que podrían afectarse incluyen las terapias de reemplazo hormonal y píldoras anticonceptivas.

El timol tópico (aplicado sobre la piel) podría incrementar la absorción del florouracil 5. Se recomienda precaución con pacientes en quimioterapia ya que el florouracil 5 se usa a menudo en quimioterapia de cáncer. Consulte a un profesional de la salud calificado, incluso a un farmaceuta, para verificar interacciones.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, el tomillo podría interactuar con hierbas que tienen actividad receptora de estrógenos y progesterona. Se aconseja tener precaución cuando se combina el tomillo con otras hierbas y suplementos con efectos hormonales sugeridos, como el cohosh negro.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No se ha comprobado una dosis segura o efectiva de tomillo o de timol. Tés, extractos líquidos, aceites, ungüentos, compresas y productos combinados están disponibles en el comercio. El aceite de tomillo se considera altamente tóxico y no debe tomarse internamente. Los productos combinados estudiados en ensayos disponibles incluyen el Bronchipret® (Primulae radis y tomillo) y el Listerine® (contiene timol, un constituyente del tomillo).

Para la alopecia areata (pérdida de cabello), se han estudiado entre 2 y 3 gotas de un aceite esencial combinado (tomillo, lavanda, romero y madera de cedro sumadas a semillas de uva y aceite de jojoba) masajeadas en el cuero cabelludo cada noche por siete meses. Para la paroniquia (infección de la piel alrededor de las uñas de manos o pies), se ha usado 1 gota de timol al 1% ó 2% en cloroformo, aplicada al área afectada tres veces por día; o 1 gota de timol al 4% en cloroformo, aplicada a una zona afectada crónicamente tres veces diarias. Se ha aplicado aceite de tomillo diluido, según la necesidad, en ungüentos al 1% ó 2% para una variedad de trastornos cutáneos. La seguridad y la eficacia no se han comprobado, y el aceite de tomillo se considera altamente tóxico.

Como compresa para enfermedades reumáticas, morados y trastornos cutáneos variados, se han empleado 5 gramos de hoja seca por 100 mililitros de agua hirviendo, colados, durante 10 minutos.

Niños (menores de 18 años)

No se ha comprobado una dosis segura o efectiva de tomillo para niños, y su uso no se recomienda. Sin embargo, para la prevención de infecciones periodontales se usó un producto combinado que contenía 1% de esmalte de clorhexidina/tomillo (Cervitec®), el cual fue bien tolerado por 110 niños sanos, con edades entre 8 y 10 años, que lo tomaron tres veces en dos semanas.

Referencias:

 

  • Armisen M, Rodriguez V, Vidal C. Photoaggravated allergic contact dermatitis due to Rosmarinus officinalis cross-reactive with Thymus vulgaris. Contact Dermatitis 2003;48(1):52-53.
  • Aschhoff B. Retrospective study of Ukrain treatment in 203 patients with advanced- stage tumors. Drugs Exp Clin Res 2000;26(5-6):249-252.
  • Baca P, Junco P, Bravo M, et al. Caries incidence in permanent first molars after discontinuation of a school-based chlorhexidine-thymol varnish program. Community Dent Oral Epidemiol 2003;31(3):179-183.
  • Baca P, Munoz MJ, Bravo M, et al. Effectiveness of chlorhexidine-thymol varnish for caries reduction in permanent first molars of 6-7-year-old children: 24-month clinical trial. Community Dent Oral Epidemiol 2002;30(5):363-368.
  • Charles CH, Sharma NC, Galustians HJ, et al. Comparative efficacy of an antiseptic mouthrinse and an antiplaque/antigingivitis dentifrice. A six-month clinical trial. J Am Dent Assoc 2001;132(5):670-675.
  • Dapkevicius A, van Beek TA, Lelyveld GP, et al. Isolation and structure elucidation of radical scavengers from Thymus vulgaris leaves. J Nat Prod 2002;65(6):892-896.
  • Fine DH, Furgang D, Barnett ML. Comparative antimicrobial activities of antiseptic mouthrinses against isogenic planktonic and biofilm forms of Actinobacillus actinomycetemcomitans. J Clin Periodontol 2001;28(7):697-700.
  • Haukali G, Poulsen S. Effect of a varnish containing chlorhexidine and thymol (Cervitec) on approximal caries in 13- to 16-year-old schoolchildren in a low caries area. Caries Res 2003;37(3):185-189.
  • Hay IC, Jamieson M, Ormerod AD. Randomized trial of aromatherapy. Successful treatment for alopecia areata. Arch Dermatol 1998;134(11):1349-1352.
  • Kelloway JS, Wyatt NN, Adlis S, et al. Does using a mouthwash instead of water improve the oropharyngeal removal of inhaled flovent (fluticasone propionate)? Allergy Asthma Proc 2001;22(6):367-371.
  • Knols G, Stal PC, Van Ree JW. Productive coughing complaints: Sirupus Thymi or Bromhexine? A double-blind randomized study. Huisarts en Wetenschap 1994;37:392-394.
  • Miura K, Kikuzaki H, Nakatani N. Antioxidant activity of chemical components from sage (Salvia officinalis L.) and thyme (Thymus vulgaris L.) measured by the oil stability index method. J Agric Food Chem 2002;50(7):1845-1851.
  • Nostro A, Blanco AR, Cannatelli MA, et al. Susceptibility of methicillin-resistant staphylococci to oregano essential oil, carvacrol and thymol. FEMS Microbiol Lett 2004;230(2):191-195.
  • Westermeyer RR, Terpolilli RN. Cardiac asystole after mouthwash ingestion: a case report and review of the contents. Mil Med 2001;166(9):833-835.
  • Youdim KA, Deans SG. Effect of thyme oil and thymol dietary supplementation on the antioxidant status and fatty acid composition of the ageing rat brain. Br J Nutr 2000;83(1):87-93.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad