SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tiamina, vitamina B1

Tiamina, vitamina B1

Resumen:

La tiamina es una vitamina del complejo B soluble en agua, anteriormente conocida como vitamina B1 o aneurina. La tiamina fue aislada y descrita en los años 20 y por lo tanto fue uno de los primeros componentes orgánicos reconocidos como vitamina.

La tiamina hace parte de numerosas funciones del cuerpo, entre las que se incluyen: el sistema nervioso y funcionamiento muscular; el fluido de los electrolitos que entra y sale de las células de los nervios y los músculos (a través de los canales de los iones); múltiples procesos de las enzimas (por vía de la coenzima pirofosfato de tiamina); metabolismo de los carbohidratos; y producción del ácido clorhídrico (el cual se necesita para una digestión apropiada). Debido a que la reserva de tiamina en el cuerpo es muy pequeña, ésta se puede agotar rápidamente en un plazo de 14 días.

Una deficiencia de tiamina grave y crónica (beriberi) puede conllevar a complicaciones potencialmente serias que involucran el sistema nervioso/ cerebro, los músculos, el corazón y el sistema gastrointestinal.

Algunas fuentes dietéticas de tiamina son la carne de res, levadura de cervecero, leguminosas (fríjol y lentejas), leche, nueces, avena, naranjas, carne de cerdo, arroz, semillas, trigo, cereales de grano entero y levadura. En los países industrializados, los alimentos fabricados con arroz blanco o harina blanca a menudo se fortifican con tiamina (dado que la mayoría del contenido natural de tiamina se pierde durante el proceso de refinación).

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Opacificación del lente intraocular relacionada con la edad, parálisis de Bell, daño cerebral (encefalopatía inducida por ifosfamida), úlceras bucales, diarrea crónica, mejoramiento de la circulación, depresión, diabetes, nefropatía diabética, dismenorrea (menstruaciones dolorosas), epilepsia, disfunción eréctil, fibromialgia, trastornos gastrointestinales, coadyuvante para el VIH, hipertensión, repelente de insectos, aprendizaje, pérdida de apetito, dolor de cintura, anemia megaloblástica, mejoramiento de la memoria, síndrome mielodisplásico, mal funcionamiento del nervio óptico (neuropatía óptica), esclerosis múltiple, daños producidos por la radiación (protección contra cambios genéticos), cicatrización del tejido después de cirugía, colitis ulcerosa.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Deficiencia de tiamina (beriberi, encefalopatía de Wernicke, psicosis de Korsakoff, síndrome de Wernicke-Korsakoff) (A)

    Los humanos dependen de la ingestión de tiamina en la dieta para cumplir con los requerimientos del cuerpo. Debido a que la reserva de tiamina en el cuerpo es muy pequeña, ésta se puede agotar rápidamente en un plazo de 14 días. Una deficiencia grave y crónica puede conllevar a complicaciones potencialmente serias que involucran el sistema nervioso/cerebro, los músculos, el corazón y el sistema gastrointestinal. Los pacientes con deficiencia de tiamina o enfermedades relacionadas deben recibir suplementación de tiamina, bajo supervisión médica.

  • Trastornos metabólicos (encefalopatía necrótica subaguda, enfermedad de orina con olor a almíbar de arce, deficiencia de piruvato carboxilasa, hiperalaninemia) (A)

    La toma de tiamina por vía oral ayuda a corregir temporalmente algunas complicaciones de los trastornos del metabolismo asociados con enfermedades genéticas entre las que se incluyen la encefalopatía sub-aguda necrótica (enfermedad de Leigh), enfermedad de orina con olor a almíbar de arce (aminoacidopatía ramificada en cadena) y acidosis láctica asociada con la deficiencia de piruvato carbosilasa e hiperalaninemia. Los tratamientos a largo plazo se deben hacer bajo estricta supervisión médica.

  • Abandono agudo del alcohol (B)

    Los pacientes con alcoholismo crónico o que experimentan compulsiones por abandono del alcohol corren un mayor riesgo de sufrir deficiencia de tiamina y sus complicaciones asociadas por lo cual se les debe administrar tiamina.

  • Nutrición parenteral total (B)

    Se debe agregar tiamina a las formulaciones de nutrición parenteral total en los pacientes que son incapaces de recibir tiamina a través de otras fuentes (como las multivitaminas) por más de 7 días.

  • Enfermedad de Alzheimer (C)

    Debido a que la deficiencia de tiamina puede causar una forma de demencia (síndrome de Wernicke-Korsakoff ), su relación con la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia se han investigado. Permanece en controversia si la suplementación de tiamina es de beneficio o no para la enfermedad de Alzheimer. Se necesita evidencia adicional antes de llegar a una conclusión firme.

  • Arterioesclerosis (prevención en pacientes con hiperglicemia aguda, tolerancia limitada de glucosa y diabetes mellitus) (C)

    Los pacientes con diabetes están en riesgo de desarrollar endurecimiento de arterias (arterioesclerosis), lo cual sucede cuando el colesterol y otras sustancias se forman y obstruyen las arterias. Se ha estudiado la tiamina como una manera de ayudar a ensanchar las arterias que son muy estrechas. La ingestión regular de tiamina podría ayudar a retrasar la progresión de la arterioesclerosis. Sin embargo, se necesitan investigaciones adicionales.

  • Rendimiento atlético (C)

    No existe una evidencia científica en esta área.

  • Cáncer (C)

    Se ha observado deficiencia de tiamina en algunos pacientes con cáncer posiblemente debido al incremento de las necesidades metabólicas. No es claro si niveles más bajos de tiamina en dichos pacientes son beneficiosos. Actualmente, no es claro si la suplementación de tiamina desempeña algún papel en el tratamiento de algún(os) tipo(s) particular(es) de cáncer.

  • Prevención de cataratas (C)

    La evidencia preliminar de un estudio en la población indica que la ingestión alta de tiamina en la dieta se puede asociar con la reducción del riesgo de cataratas. Se necesita evidencia adicional antes de llegar a una conclusión firme.

  • Coma/ hipotermia de origen desconocido (C)

    Se recomienda a menudo la administración de tiamina a pacientes en coma o con hipotermia de origen desconocido debido a la posible diagnosis de encefalopatía de Wernicke.

  • Enfermedad de Crohn (C)

    Se ha reportado reducción de los niveles de tiamina sérica en pacientes con la enfermedad de Crohn. No es claro si la suplementación rutinaria de tiamina es generalmente beneficiosa en dichos pacientes.

  • Síndrome de Didmoad (Wolfram) (C)

    El síndrome de Didmoad (Wolfram) es una enfermedad recesiva poco común heredada autosómica la cual resulta en diabetes mellitus, atrofia óptica, diabetes insípida, sordera sensorineural y en algunas ocasiones en anemia megaloblástica. Se cree que el deterioro causa una disminución en la enzima que convierte la tiamina en su forma activa. El tratamiento y la suplementación de tiamina deben hacerse bajo una estricta supervisión médica.

  • Insuficiencia cardiaca (cardiomiopatía) (C)

    La deficiencia crónica grave de tiamina puede causar insuficiencia cardiaca (beriberi húmedo), una afección que amerita suplementación de tiamina. No es claro si la suplementación de tiamina es beneficiosa en pacientes con insuficiencia cardiaca debido a otras causas. Sin embargo, en pacientes con insuficiencia cardiaca es razonable tomar diariamente un multivitamínico, incluida la tiamina, debido a que algunos de estos individuos pueden tener deficiencia de la misma. Los diuréticos pueden bajar los niveles de tiamina. Ya que los diuréticos son comúnmente administrados en pacientes con insuficiencia cardiaca, aquellos que toman diuréticos corren mayor riesgo de sufrir de deficiencia de tiamina. Ésta área permanece en controversia y evidencia adicional es necesaria antes de llegar a una conclusión firme.

  • Calambres de piernas (durante el embarazo) (C)

    Se han usado suplementos de vitamina B para tratar los calambres de piernas durante el embarazo. Sin embargo, se necesitan estudios adicionales para determinar si es efectivo.

  • Deficiencia de piruvato dehidrogenasa (C)

    Existe evidencia preliminar del mejoramiento clínico en los niños con deficiencia de piruvato dehidrogenasa después de la administración de tiamina. Evidencia adicional es necesaria antes de llegar a una conclusión firme.

  • Deficiencia subclínica de tiamina en los ancianos (C)

    Se ha encontrado que los ancianos tienen concentraciones menores de tiamina que las personas jóvenes aunque es típicamente asintomático. Existe evidencia limitada que la suplementación de tiamina puede ser beneficiosa en individuos con niveles persistentemente bajos de tiamina en la sangre. Se necesitan estudios adicionales antes de llegar a una conclusión firme en esta área.

  • Fractura de cadera (D)

    La evidencia preliminar muestra que la suplementación de tiamina no es beneficiosa para las fracturas de cadera.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Han ocurrido reacciones alérgicas poco comunes por hipersensibilidad a la suplementación de tiamina. Se han observado un pequeño número de reacciones anafilácticas que amenazan la vida con grandes dosis parenterales de tiamina (intravenosa, intramuscular, subcutánea), generalmente después de múltiples dosis.

Irritación de la piel, ardor o picor raramente pueden ocurrir en el lugar de la inyección.

La dermatitis por contacto puede ocurrir por la exposición en el medio de trabajo y puede causar sensibilidad y conducir a reacciones de diferentes tipos de dermatitis después de una administración posterior por vía oral o inyectada.

Efectos secundarios y advertencias

Por lo general, la tiamina se considera segura y relativamente no tóxica aún en dosis altas. No se ha establecido un límite superior tolerable de ingestión. Son extraños los episodios de dermatitis o reacciones más serias por hipersensibilidad.

Las grandes dosis pueden causar somnolencia o relajación muscular.

Las inyecciones de tiamina pueden causar ardor. Las reacciones a menudo se pueden evitar con la administración lenta en las venas mayores.

Embarazo y lactancia

Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU., categoría para embarazo: C.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Se ha reportado reducción de los niveles de tiamina en la sangre y fluido cerebroespinal en los individuos que toman fenitoína por largos períodos (Dilantin®).

Los antiácidos pueden bajar los niveles de tiamina en el cuerpo mediante la reducción de absorción y el incremento de excreción o del metabolismo.

Los barbitúricos pueden bajar los niveles de tiamina en el cuerpo mediante la reducción de la absorción y el incremento de excreción o del metabolismo.

Los diuréticos del asa, particularmente la furosemida (Lasix®), se han asociado con la reducción de los niveles de tiamina en el cuerpo mediante el incremento de excreción urinaria (y posiblemente mediante la reducción de la absorción e incremento del metabolismo). Son ejemplos de otros diuréticos del asa, la bumetanida (Bumex®), ácido etacrínico (Edecrine®) y torsemida (Demadex®). Teóricamente, este efecto puede ocurrir con otros tipos de diuréticos, entre los que se incluyen los diuréticos tiazida como el clorotiazida (Diuril®), clorotalidono (Hygroton®, Thalidone®), hidroclorotiazida (HCTZ®, Esidrix®, HidroDIURIL®, Ortec®, Microzide®), indapamida (Lozol®), metalozona (Zaroxolyn®); o diuréticos con potasio moderado como la amilorida (Midamor®), espironolactona (Aldactone®) y triamtereno (Dyrenium®). Los efectos pueden ser más fuertes con dosis mayores tomado por períodos extendidos.

El uso de tabaco reduce la absorción de tiamina y puede conducir a la reducción de los niveles de la misma en el cuerpo.

Los agentes bloqueadores neuromusculares pueden mejorar con el uso concomitante (simultáneo) de la tiamina.

Algunos antibióticos destruyen la flora gastrointestinal (bacteria normal en el intestino) la cual produce algunas vitaminas B. En teoría, esto puede reducir la cantidad de tiamina disponible en los humanos, aunque la mayoría de tiamina se obtiene a través de la dieta (no por vía bacterial). Ésta interacción posiblemente no es clínicamente relevante y a los pacientes que reciben antibióticos no se les recomienda generalmente tomar suplementación adicional de tiamina.

Los anticonceptivos por vía oral pueden disminuir los niveles de algunas vitaminas B, vitamina C y cinc en el cuerpo.

Las personas que reciben regímenes de quimioterapia con contenidos de fluorouracil pueden estar en riesgo de desarrollar síntomas y señales de deficiencia de tiamina.

En teoría, la metformina puede reducir la actividad de la tiamina y con base en investigaciones efectuadas en animales, la ingesta de tiamina y metformina al tiempo puede contribuir al riesgo de una acidosis láctica.

Se ha observado que la tiamina mejora la vasodilatación (ensanchamiento de los vasos sanguíneos) en pacientes con niveles altos de azúcar en la sangre o diabetes. Esta respuesta no se vio en pacientes con niveles normales de azúcar en la sangre. Por lo tanto, la tiamina puede aumentar los efectos de los vasodilatadores en estos pacientes.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

El consumo de las nueces de betel (Areca catechu L.) puede reducir la actividad de la tiamina debido a la inactivación química y conducir a la presencia de síntomas y señales de deficiencia de tiamina.

La cola de caballo (Equisetosis arvense L.) contiene un componente semejante a la tiaminasa que puede destruir la tiamina en el estómago y teóricamente causar síntomas de deficiencia de tiamina. Los productos de cola de caballo se pueden obtener sin esta propiedad y, por ejemplo, el gobierno canadiense exige que los productos de cola de caballo se certifiquen libres de la actividad de tiaminasa.

En teoría las hierbas diuréticas pueden disminuir los niveles de tiamina en el cuerpo mediante el incremento de la excreción urinaria.

Se ha observado que la tiamina mejora la vasodilatación (ensanchamiento de los vasos sanguíneos) en pacientes con niveles altos de azúcar en la sangre o diabetes. Esta respuesta no se vio en pacientes con niveles normales de azúcar en la sangre. Por lo tanto, la tiamina puede aumentar los efectos de los vasodilatadores en estos pacientes.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

La asignación diaria recomendada en los Estados Unidos para adultos de 19 años y mayores es 1.2mg para los hombres y 1.1mg diarios para las mujeres, tomados por vía oral. La asignación diaria recomendada para mujeres embarazadas o lactantes de cualquier edad es 1.4mg. Se usan algunas veces 1-2mg diarios en adultos como suplemento dietético. También se utiliza la tiamina para el tratamiento de su deficiencia, trastornos por deficiencia de la enzima metabólica y genética, neuropatías y encefalopatía de Wernicke (prevención y tratamiento), bajo supervisión médica.

Niños (menores de 18 años)

La ingestión adecuada para los infantes de 0-6 meses de edad la ingestión adecuada es 0.2mg; para los infantes de 7-12 meses la ingestión adecuada es 0.3 mg; para los niños de 1-3 años la asignación diaria recomendada en los Estados Unidos es 0.5mg; para los niños de 4-8 años la asignación diaria recomendada es 0.6mg; para los niños de 9-13 años de edad la asignación diaria recomendada es 0.9mg; para los hombres de 14-18 años de edad la asignación diaria recomendada es 1.2mg; y para las mujeres de 14-18 años de edad la asignación diaria recomendada es 1mg, tomados por vía oral. La asignación diaria recomendada para las mujeres embarazadas o lactantes de cualquier edad es 1.4mg diarios tomados por vía oral. La tiamina también se usa para el tratamiento de su deficiencia o beriberi, bajo supervisión médica.

Referencias:

 

  • Anon. From the Centers for Disease Control and Prevention. Lactic acidosis traced to thiamine deficiency related to nationwide shortage of multivitamins for total parenteral nutrition--United States, 1997. JAMA 1997;278(2):109, 111.
  • Abbas ZG, Swai AB. Evaluation of the efficacy of thiamine and pyridoxine in the treatment of symptomatic diabetic peripheral neuropathy. East Afr Med J 1997;74(12):803-808.
  • Avenell A, Handoll HH. Nutritional supplementation for hip fracture aftercare in older people. Cochrane Database Syst Rev 2005;(2):CD001880.
  • Benton D, Fordy J, Haller J. The impact of long-term vitamin supplementation on cognitive functioning. Psychopharmacology (Berl) 1995;117(3):298-305.
  • Cook CC, Hallwood PM, Thomson AD. B Vitamin deficiency and neuropsychiatric syndromes in alcohol misuse. Alcohol Alcohol 1998;33(4):317-336.
  • Hamadani M, Awan F. Role of thiamine in managing ifosfamide-induced encephalopathy. J Oncol Pharm Pract. 2006 Dec;12(4):237-9.
  • Kabat GC, Miller AB, Jain M, et al. Dietary intake of selected B vitamins in relation to risk of major cancers in women. Br J Cancer 2008 Sep 2;99(5):816-21.
  • Nakasaki H, Ohta M, Soeda J, et al. Clinical and biochemical aspects of thiamine treatment for metabolic acidosis during total parenteral nutrition. Nutrition 1997;13(2):110-117.
  • Nolan KA, Black RS, Sheu KF, et al. A trial of thiamine in Alzheimer's disease. Arch Neurol 1991;48(1):81-83.
  • Olsen BS, Hahnemann JM, Schwartz M, et al. Thiamine-responsive megaloblastic anaemia: a cause of syndromic diabetes in childhood. Pediatr Diabetes 2007 Aug;8(4):239-41.
  • Ranganathan LN, Ramaratnam S. Vitamins for epilepsy. Cochrane Database Syst Rev 2005;(2):CD004304.
  • Saif MW. Is there a role for thiamine in the management of congestive heart failure? South Med J 2003;96(1):114-115.
  • Seligmann H, Halkin H, Rauchfleisch S, et al. Thiamine deficiency in patients with congestive heart failure receiving long-term furosemide therapy: a pilot study. Am J Med 1991;91(2):151-155.
  • Sohrabvand F, Shariat M, Haghollahi F. Vitamin B supplementation for leg cramps during pregnancy. Int J Gynaecol Obstet 2006 Oct;95(1):48-9.
  • Yates AA, Schlicker SA, Suitor CW. Dietary Reference Intakes: the new basis for recommendations for calcium and related nutrients, B vitamins, and choline. J Am Diet Assoc 1998;98(6):699-706.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad