SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Saccharomyces boulardii

Saccharomyces boulardii

Resumen:

La Saccharomyces boulardii es una variedad de levadura no patogénica que se ha utilizado para el tratamiento y prevención de la diarrea. El Saccharomyces boulardii está clasificado como un "probiótico" o un microorganismo que causa una influencia positiva en la salud de quien lo ingiere. Los probióticos pueden ejercer sus efectos directos en el sistema gastrointestinal o pueden modular el sistema inmunológico de una manera más amplia.

Los estudios en humanos indican que el Saccharomyces boulardii puede prevenir la diarrea relacionada con los antibióticos, la diarrea Clostridium difficile en combinación con terapia de antibióticos, la diarrea relacionada con la alimentación por tubo y la diarrea aguda en la niñez. Estudios iniciales promisorios han demostrado que el Saccharomyces boulardii puede ser benéfico en el tratamiento de la diarrea relacionada con el VIH.

La Comisión Alemana E ha aprobado el uso del Saccharomyces boulardii para el tratamiento sintomático de la diarrea aguda, el tratamiento profiláctico y sintomático de la diarrea del viajero y el tratamiento de la diarrea que resulta de la alimentación por tubo. También ha aprobado su uso como adyuvante para el acné crónico, como suplementación de la dieta y como fuente de vitamina B y proteínas.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Acné, envejecimiento, alergias, anorexia, autismo, cáncer, infección por cándida, cólera, colitis (inflamación del colon), estreñimiento, fibrosis quística, depresión, diabetes, trastornos digestivos (enfermedad de Hirschsprung), fatiga, fiebre, flatulencias (gases), alergias a los alimentos, infección por H. pylori (niños), herpes, hiperlipidemia (colesterol alto), intolerancia a la lactosa, cambios en estado de ánimo (irritabilidad), nutrición, prevención de osteoporosis, síndrome premenstrual, dermatitis seborreica (inflamación de la piel), trastornos de la piel, estrés, colitis ulcerosa, úlceras, infecciones del tracto urinario, pérdida de peso.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Diarrea (relacionada con antibióticos) (A)

    Existe buena evidencia de que el uso concurrente del Saccharomyces boulardii con terapia de antibióticos reduce la incidencia del desarrollo de diarrea relacionada con antibióticos (Clostridium difficile y otras clases). En general, ocurren resultados positivos únicamente cuando el Saccharomyces boulardii se utiliza de manera continua durante varios días e incluso varias semanas luego de que se haya suspendido la toma de antibióticos. Aún es necesario repetir estos resultados para confirmar tales hallazgos.

  • Diarrea en niños (B)

    Varios ensayos indican la eficacia del Saccharomyces boulardii en el tratamiento de la diarrea en la infancia, aunque aún se requieren estudios adicionales. El uso del Saccharomyces boulardii puede ofrecer ventajas tanto en la reducción de la frecuencia de las deposiciones por día, como en la duración de la diarrea para este grupo de edad.

  • Antibacteriano (amebiasis) (C)

    La evidencia de un ensayo clínico respalda la mejoría de los síntomas en pacientes con amebiasis tratados con Saccharomyces boulardii, adicionalmente a la terapia estándar. Se requieren ensayos clínicos adicionales antes de ofrecer recomendaciones definitivas.

  • Enfermedad de Crohn (C)

    La evidencia respalda una mejoría mediana en los síntomas y calidad de vida de los pacientes con enfermedad de Crohn que usaron Saccharomyces boulardii. Se requieren ensayos clínicos adicionales antes de ofrecer recomendaciones definitivas en esta área.

  • Diarrea (Clostridium difficile) (C)

    Con la introducción de antibióticos de amplio espectro en la práctica clínica, la infección por Clostridium difficile se ha convertido en una causa común de diarrea infecciosa en pacientes hospitalizados. Para el tratamiento del Clostridium difficile recurrente relacionado con la diarrea, el Saccharomyces boulardii puede disminuir la recurrencia en aproximadamente 50%, especialmente cuando se combina con altas dosis de vancomicina. Se requiere investigación adicional.

  • Diarrea (relacionada con el VIH) (C)

    Aunque solamente se han realizado pequeños estudios, el tratamiento con Saccharomyces boulardii puede mejorar la calidad de vida de los pacientes con SIDA que tienen diarrea crónica. Es importante extremar los cuidados en estos pacientes porque se ha relacionado la fungemia con la administración de Saccharomyces boulardii en pacientes con canalización.

  • Diarrea (prevención durante alimentación por tubo) (C)

    La evidencia preliminar respalda el uso del Saccharomyces boulardii para esta indicación. Sin embargo, el rol de los antibióticos en los resultados no está claro, por lo cual se requieren estudios adicionales antes de ofrecer recomendaciones definitivas.

  • Diarrea del viajero (C)

    Aunque la evidencia respalda el uso del Saccharomyces boulardii para otras clases de diarrea, existe poca evidencia para apoyar el tratamiento estándar con Saccharomyces boulardii para la diarrea del viajero, por lo cual se requieren estudios adicionales.

  • Síndrome del intestino irritable (C)

    Existe un ensayo clínico que respalda el tratamiento del síndrome del intestino irritable con Saccharomyces boulardii. Se requieren estudios adicionales antes de ofrecer recomendaciones definitivas.

  • Apoyo nutricional (infantes prematuros) (C)

    Existe un ensayo clínico que investiga la adición de Saccharomyces boulardii como apoyo nutricional en infantes prematuros. No se encontró evidencia sobre la absorción de lípidos en el intestino o sobre el incremento de peso; aunque se ha notado un efecto benéfico en la flora intestinal. Se requieren estudios adicionales.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en personas con alergia o hipersensibilidad conocidas a la levadura, al Saccharomyces boulardii, Saccharomyces cerevisiae u otras especies de la familia de las Sacaromicetáceas. El uso del Saccharomyces boulardii podría estar relacionado con comezón, urticaria y erupciones cutáneas generalizadas.

Efectos secundarios y advertencias

Estudios en humanos han demostrado que el Saccharomyces boulardii generalmente es bien tolerado en estudios en humanos para el tratamiento de varios trastornos diarreicos. Algunos de los síntomas de la infección por Saccharomyces cerevisiae son choque séptico en algunos pacientes y fiebre en otros; los síntomas de sepsis (infección) son conteo incrementado de células blancas en la sangre, meteorismo abdominal (inflamación por gases) e insuficiencia respiratoria, entre otros. En general, la contaminación ocurrió en pacientes con un catéter vascular permanente.

El uso del Saccharomyces boulardii se ha relacionado con estreñimiento, aumento de la sed, flatulencias (gases) e hinchazón abdominal. Debe utilizarse con precaución en pacientes con estreñimiento.

Se han presentado casos de fungemia (infección fúngica) por Saccharomyces boulardii. Debe evitarse en pacientes con infección de levadura. Dentro de los síntomas se encuentran choque séptico en algunos pacientes y fiebre en otros. Dentro de los síntomas de sepsis están incremento en el conteo de células blancas de la sangre, meteorismo abdominal e insuficiencia respiratoria. En general, la contaminación ocurrió en pacientes con un catéter vascular permanente.

El uso del Saccharomyces boulardii también puede causar edema de Quincke (inflamación) o aumentar o disminuir la presión arterial cuando se usan medicamentos inhibidores de la monoamina oxidasa (MAOI).

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso del Saccharomyces boulardii en mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de evidencia científica.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

El tratamiento concomitante con antibióticos puede causar cambios en la flora gastrointestinal y subsecuentemente aumentar los niveles de estado constante de Saccharomyces boulardii en humanos. Según varios ensayos clínicos, el uso del Saccharomyces boulardii en combinación con antibióticos disminuye la frecuencia y duración de la diarrea. También se recomienda precaución cuando se toma Saccharomyces boulardii con otros agentes antidiarreicos debido a los efectos acumulativos.

El uso de agentes antifúngicos puede ocasionar una disminución en la eficacia del Saccharomyces boulardii.

La combinación de metronidazol, iodoquinol y Saccharomyces boulardii fue más efectiva que la combinación de metronidazol e iodoquinol únicamente en la reducción de la diarrea relacionada con amebiasis (infección intestinal). De la misma manera, el uso de mesalamina junto con Saccharomyces boulardii puede tener mayor efectividad que la mesalamina sola, para la reducción de la diarrea relacionada con la enfermedad de Crohn. Estos pueden ser ejemplos de interacciones positivas.

La ingestión combinada del Saccharomyces boulardii e inhibidores de la monoamina oxidasa (MAOI) puede disminuir la presión arterial.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

El tratamiento concomitante de antibióticos con hierbas o suplementos puede ocasionar cambios en la flora gastrointestinal y subsecuentemente aumentar los niveles de estado constante de Saccharomyces boulardii en humanos. De acuerdo con varios ensayos clínicos, el uso combinado de Saccharomyces boulardii y antibióticos disminuye la frecuencia y duración de la diarrea.

Se recomienda precaución cuando se toma Saccharomyces boulardii con otras hierbas o suplementos antidiarreicos, debido a los efectos acumulativos.

El uso de hierbas o suplementos antifúngicos puede ocasionar disminución en la eficacia del Saccharomyces boulardii.

La ingestión combinada del Saccharomyces boulardii con hierbas o suplementos que tengan actividad similar a los agentes inhibidores de la monoamina oxidasa puede disminuir la presión arterial.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores):

En ensayos multicéntricos de gran tamaño se han notado pocos (si acaso) efectos secundarios en pacientes que toman Saccharomyces boulardii hasta por 15 meses. Sin importar la clase de diarrea, el Saccharomyces boulardii a menudo se toma en dosis de 500-2,000 miligramos diarios en tomas divididas (tres o cuatro veces al día). Se ha estudiado el producto de la marca Ultra-Levure® en dosis de 2-4 cápsulas al día hasta por ocho meses. Para la diarrea asociada con antibióticos, se ha utilizado 1 gramo diario durante los tres días siguientes a la terminación del tratamiento de antibióticos. También se han utilizado dos sobrecitos al día con un contenido de 5x109 unidades formadoras de colonia (CFU) por sobre, durante cuatro semanas. Otras dosis utilizadas consisten en una cápsula dos veces al día, sin que se especifique la duración; 250-500 miligramos dos veces al día hasta por dos semanas, luego del uso de los antibióticos y por último, cuatro cápsulas de Ultra-Levure® al día durante ocho meses.

Niños (menores de 18 años):

La dosis de Saccharomyces boulardii que se utiliza más comúnmente en niños para el tratamiento de la diarrea es 250-600 miligramos al día hasta por cinco días. Esta dosis se ha administrado tanto independientemente como en combinación con antibióticos.

Referencias:

  • Akil I, Yilmaz O, Kurutepe S, et al. Influence of oral intake of Saccharomyces boulardii on Escherichia coli in enteric flora. Pediatr Nephrol 2006;21(6):807-810.
  • Bleichner G, Blehaut H, Mentec H, et al. Saccharomyces boulardii prevents diarrhea in critically ill tube-fed patients. A multicenter, randomized, double-blind placebo-controlled trial. Intensive Care Med 1997;23(5):517-523.
  • Can M, Besirbellioglu BA, Avci IY, et al. Prophylactic Saccharomyces boulardii in the prevention of antibiotic-associated diarrhea: a prospective study. Med Sci Monit 2006;12(4):I19-I22.
  • Chouraqui JP, Dietsch J, Musial C, et al. Saccharomyces boulardii (SB) in the management of toddler diarrhea: a double-blind-placebo controlled study [abstract]. J Pediatr Gastroenterol Nutr 1995;20(4):463.
  • Dalmasso G, Loubat A, Dahan S, et al. Saccharomyces boulardii prevents TNF-alpha-induced apoptosis in EHEC-infected T84 cells. Res Microbiol 2006;157(5):456-465.
  • De Preter V, Vanhoutte T, Huys G, et al. Effect of lactulose and Saccharomyces boulardii administration on the colonic urea-nitrogen metabolism and the bifidobacteria concentration in healthy human subjects. Aliment Pharmacol Ther 4-1-2006;23(7):963-974.
  • Facchinetti F, Nappi RE, Sances MG, et al. Effects of a yeast-based dietary supplementation on premenstrual syndrome. A double-blind placebo-controlled study. Gynecol Obstet Invest 1997;43(2):120-124.
  • Geyik MF, Aldemir M, Hosoglu S, et al. The effects of Saccharomyces boulardii on bacterial translocation in rats with obstructive jaundice. Ann R Coll Surg Engl 2006;88(2):176-180.
  • Kollaritsch H, Holst H, Grobara P, et al. [Prevention of traveler's diarrhea with Saccharomyces boulardii. Results of a placebo controlled double-blind study]. Fortschr Med 3-30-1993;111(9):152-156.
  • Kotowska M, Albrecht P, Szajewska H. Saccharomyces boulardii in the prevention of antibiotic-associated diarrhoea in children: a randomized double-blind placebo-controlled trial. Aliment Pharmacol Ther 3-1-2005;21(5):583-590.
  • McFarland LV. Meta-analysis of probiotics for the prevention of antibiotic associated diarrhea and the treatment of Clostridium difficile disease. Am J Gastroenterol 2006;101(4):812-822.
  • McFarland LV, Surawicz CM, Greenberg RN, et al. A randomized placebo-controlled trial of Saccharomyces boulardii in combination with standard antibiotics for Clostridium difficile disease. JAMA 6-22-1994;271(24):1913-1918.
  • Potts L, Lewis SJ, Barry R. Randomised double blind placebo controlled study of the ability of Saccharomyces boulardii to prevent antibiotic related diarrhoea. Gut 1996;38 (suppl 1):A61.
  • Sougioultzis S, Simeonidis S, Bhaskar KR, et al. Saccharomyces boulardii produces a soluble anti-inflammatory factor that inhibits NF-kappaB-mediated IL-8 gene expression. Biochem Biophys Res Commun 4-28-2006;343(1):69-76.
  • Szajewska H, Ruszczynski M, Radzikowski A. Probiotics in the prevention of antibiotic-associated diarrhea in children: a meta-analysis of randomized controlled trials. J Pediatr 2006;149(3):367-372.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad